Consejos Salud

10 alimentos que no debes comer si tienes dolor en las articulaciones

El dolor en las articulaciones agrava significativamente incluso las actividades diarias más fáciles y conduce a inflamación, hinchazón y malestar. Numerosas personas sufren de estos dolores, no importa su edad o género. Sigue leyendo para conocer cuáles alimentos son los que, al eliminarlos de tu dieta, puede traerte alivio y mejoría a tus articulaciones.

10 alimentos que debe evitar en el caso de dolor en las articulaciones

El dolor puede variar de leve a grave, de agudo a crónico. Las principales causas de dolor en las articulaciones son la gota y la artritis, así como lesiones, leucemia, huesos rotos o dislocados, fibromialgia, músculos tensos, lupus e incluso bursitis. El dolor en las articulaciones también podría ser agravado por ciertos alimentos, y en contraste, calmado por otros.

Azúcar y azúcares artificiales

El exceso de cantidades de azúcar conduce a la inflamación. El azúcar desencadena citoquinas, un agente inflamatorio. Además, el azúcar lleva presión sobre las articulaciones y aumento de peso.

También debes evitar sodas y bebidas dulces. El American Journal of Clinical Nutrition publicó un estudio en 2014, que demostró que estos alimentos con azúcar podrían contribuir a la aparición de artritis reumatoide en las mujeres.

Por lo tanto, evitar el uso de miel, melaza o Stevia, dulces, azúcar, refrescos, dulces, bocadillos, cereales con azúcar y pasteles. Todo lo dulce y azucarado. Se oye triste sobre todo para las personas amantes de lo dulce, pero es una realidad que se debe tomar en cuenta si quieres tener calidad de vida, y prevenir estados avanzados de dolor o de enfermedades ya oficialmente diagnosticadas, como la artritis o aquellas que incluyen en sus síntomas más fuertes, el dolor de articulaciones.

Carne roja y procesada

Las carnes rojas y procesadas tienen purina y nitrito, químicos que agravan el dolor y la inflamación, así como toxinas como la glicación y los productos de glicación avanzada (proteínas expuestas a el azúcar).

No dejes de leer:
5 aceites esenciales para impulsar tu energía

Según un estudio realizado en 2014 en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias, el glucano en la carne roja apoya el crecimiento del cáncer y empeora la inflamación.

El American Journal of Clinical Nutrition, publicó otro estudio que encontró un vínculo entre la carne roja y los marcadores de inflamación.

Huevos

El consumo regular de huevos lleva a más inflamación y hinchazones y por lo tanto dolor en las articulaciones. La yema agrava la inflamación ya que contiene ácido araquidónico que produce prostaglandinas (causantes de la inflamación). Los huevos también contienen grasas saturadas, que tienen efectos perjudiciales también.

Cerveza

El consumo excesivo de alcohol tiene un efecto negativo sobre el dolor articular. La cerveza contiene purinas que se convierten en ácido úrico que es perjudicial para el dolor en las articulaciones. La cerveza también contiene gluten que es perjudicial para las articulaciones frágiles.

Productos lácteos

Los lácteos también empeoran el dolor, ya que son ricos en proteínas. Según el Comité de Médicos para la Medicina Responsable, la proteína también irrita los tejidos articulares circundantes.

Además, las grasas saturadas en productos lácteos (queso, leche, mantequilla) también son perjudiciales para el dolor en las articulaciones. En su lugar, se debe consumir almendras en queso y leche, tofu o ghee. Considera sólo productos orgánicos.

Granos y harina refinada

También tienen un índice glucémico alto que apoya la inflamación.

Se ha demostrado que el consumo diario de productos de trigo y cereales de grano ayuda al desarrollo de enfermedades autoinmunes crónicas y aumenta el riesgo de problemas cardiacos, diabetes e incluso cáncer. Debes reemplazarlos con harinas de coco / almendra / arroz integral.

No dejes de leer:
Desintoxica tu cuerpo con este pesto ríquísimo

Alimentos con glutamato monosódico

El aditivo MSG se añade a los alimentos para mejorar su sabor, pero es extremadamente malo en el caso de la artritis reumatoide.

Aceite de maíz

El aceite de maíz es rico en ácidos grasos omega 6, que son peligrosos para nuestra salud. Un estudio publicado en el Journal of Nutrition and Metabolism mostró que estos ácidos conducen a la inflamación.

También evitar el aceite y aderezos para ensaladas de soja, cacahuete/maní, semillas de uva y cártamo. No debes eliminar los ácidos omega 5 completamente de tu dieta, pero siempre comerlos moderadamente.

Sal refinada

La sal de mesa es alta en aditivos y productos químicos que perjudican el equilibrio de líquidos en el cuerpo. Para evitar la pérdida de calcio que se necesita para los huesos, evitar esta sal. Los alimentos chatarra también son ricos en sal, y en su lugar, comer en cantidades reducidas, o reemplazarlo con sal rosa del Himalaya o sal marina.

Proteínas de suero

La inflamación también se ve agravada por la caseína y el gluten. La caseína produce el ácido úrico, que en niveles excesivos conduce a la inflamación de las articulaciones.

Esta condición también se conoce como gota. Las personas con sensibilidad al gluten también son propensas a la gota. El Journal Nutrition Biochemistry publicó un estudio en 2013, que demostró que los alimentos sin gluten reducen la inflamación, la adiposidad y la resistencia a la insulina.