Psicología Relaciones de pareja Superación

10 consejos para mantener viva la llama del amor

mantener viva la llama del amor

Algunas personas piensan que convivir en pareja es el último paso que tienen que dar en una relación y una vez logrado no hay que hacer nada más. Sin embargo ¿ por qué hay veces que nos sentimos ahogados dentro de nosotros mismos? Porque hemos olvidado que una relación se construye día a día y que el amor es un sentimiento que necesita ser cultivado. A continuación te proponemos 10 consejos para mantener viva la llama del amor:

1. Cuídate
Si antes de vivir en pareja cuidabas tu salud y tratabas con mimo tu aspecto ¿vas a dejar de hacerlo ahora? El amor es mucho más que el puro físico y es normal que con el paso del tiempo aparezcan arrugas y otras consecuencias del paso de los años, pero eso no impide que tú y tu pareja puedan seguir sintiéndose atraídos mutuamente y que deban intentar mantenerse saludables y cuidar su aspecto físico.

2. No dejes para mañana…
Te levantas, preparas el desayuno, vistes a los niños para ir a la escuela, luego al trabajo… cuando te quieres dar cuenta ya es de noche, estás metido en la cama y puede que ni siquiera hayas compartido un par de palabras cariñosas con tu pareja. No postergues tus comentarios afectuosos o tus momentos de intimidad para mañana. Cada día cuenta, cada pequeño gesto es importante, nunca escatimes un “te quiero” ni consideres una pérdida de tiempo despedirte con un beso.

3. No acumules problemas
Es mucho mejor hablar las cosas justo cuando suceden. Cada situación que te molesta se va acumulando en tu cabeza y callarte solo va a conseguir que en un momento dado estalles y expreses tu frustración de la peor manera y por consecuencia habrás perdido la oportunidad de solucionar los problemas de una manera sana y constructiva.

No dejes de leer:
El amor no duele

4. No dejes de hacer lo que te gusta
Vivir en pareja no significa que no tengas tu propia vida. Las cosas que te gustaban antes, si son compatibles con tu situación actual, te seguirán haciendo feliz. Además, conservar cada uno su vida privada ayuda a romper con la rutina y a tener siempre algún tema de conversación.

5. Expresa tus necesidades
A todos nos gusta que nos sorprendan y que nuestra pareja se anticipe a lo que deseamos. Pero si no se da el caso, callarte y molestarte no va a ayudar. Si no quieres ser muy claro siempre puedes recurrir a las indirectas, pero en general, si hay algo que te hace falta, material o anímico, comunícalo cuanto antes.

6. Basta de rutina
Cuando todos los días parecen iguales, los meses (o los años) se acumulan y no nos damos cuenta del paso del tiempo. No hace falta que organices algo complicado y caro constantemente, a veces los pequeños detalles son los que nos alegran el día. Una llamada inesperada sin más motivo que decir que te echan de menos, una flor junto a un mensaje al lado de la cama… estos pequeños gestos son los que mantienen vivo el amor.

7. Aceptarce tal y como son
Seguro que hay muchos comportamientos de tu pareja que no te agradan del todo, cosas que cambiarías y otras que preferirías que no hiciera. Pero no te olvides de que este sentimiento puede ser recíproco, así que lo mejor es que entiendas los motivos por los que actúa así y aprendas a aceptarlo tal y como es. Intentar cambiar a una persona, además de ser egoísta, puede resultar muy negativo para la relación.

No dejes de leer:
13 Preguntas que te pueden indicar si eres dependiente emocional

8. El amor ideal
Desmitifica un poco lo que entiendes por amor ideal. Tu príncipe azul (o tu princesa en su castillo) no te está esperando, de hecho, puede que exista sólo en tu imaginación. Si estás con una persona que te gusta y el cariño es mutuo tienes un enorme tesoro. No lo dejes ir solo porque pienses que en alguna parte hay alguien mejor.

9. Toma la iniciativa
A veces, por lo inesperado o simplemente porque nos agrada, recibir una muestra de afecto puede cambiarnos el día. Saber que tenemos al lado una persona a la que le importamos, que piensa en nosotros y que quiere hacernos feliz es lo más importante. Haz lo mismo, anticípate a tu pareja y sorpréndela.

10. Nada es para siempre
¿O sí? En cualquier caso forzar la situación no va a llevarte a vivir para siempre con tu pareja. No comiences una relación pensando que va a durar eternamente, si tiene que ser así ya te darás cuenta cuando llegue el momento. Mientras tanto, vive, comparte y disfruta tu relación de pareja, que será finalmente valiosa y duradera si ambos apuntan al mismo destino en común y desean crecer juntos.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida