Alimentación Nutrición Salud

10 consejos para que los niños coman sano

Diez consejos para que los niños coman sano

Los niños tienen la mayor necesidad de nutrientes debido a su rápida tasa de crecimiento y desarrollo. Es de vital importancia que les demos opciones saludables para apoyar una salud óptima e inculcar buenos hábitos alimenticios para el futuro. Las comidas nutricionalmente completas son una necesidad. Puede ser difícil al principio, pero la recompensa va a durar toda la vida. Los siguientes son algunos consejos y trucos que le ayudarán a cambiar la percepción de su hijo hacia los alimentos saludables.

1. Educar

La educación es uno de los mejores regalos que puede darle a su hijo. Antes que nada, usted sea consciente de con qué está alimentando a su hijo y cuáles son sus necesidades nutricionales. Tenga cuidado con los ocultos aditivos alimentarios, tales como productos químicos, colorantes, sal, azúcar , nitratos, etc. Enseñe a su hijo la diferencia entre cómo los alimentos saludables afectan a su cuerpo en comparación con los alimentos poco saludables. Por encima de todo, predicar con el ejemplo. La mejor manera para que los niños aprendan hábitos saludables de alimentación es mediante la observación de lo que sucede en su boca.

2. No soborne

Es más fácil decirlo que hacerlo, ¿verdad? Desafortunadamente, el uso de alimentos como un soborno puede disminuir el valor de los alimentos sanos, cuando se usa la promoción de alimentos poco saludables como un regalo para el buen comportamiento. Además, puede causar el comer emocional en su futuro. Si es posible, queremos evitar usar la comida como un soborno.

3. Asegurar un estilo de vida activo

El ejercicio es una parte importante del crecimiento y el desarrollo y ayuda a mejorar el bienestar general. El uso de los ejercicios tendrá a sus hijos exigiendo su próxima comida, incluso si es saludable.

No dejes de leer:
2 sencillas posturas de yoga para balance físico y mental

4. Involucrarlos en la cocina

Los niños les encanta pasar tiempo con sus padres y les encanta ayudar en la cocina. Puede ser tan sencillo como preguntar a identificar los alimentos que se corte o pedir su opinión sobre lo que debe ir de verduras en el kabob shish siguiente. Cuando un niño siente que sus opiniones cuentan y se les permita tomar decisiones, ellos estarán más dispuestos a comer lo que hay en su plato.

5. Siga la regla 80/20

A menos que estén bajo su supervisión constante, no es realista esperar que los niños coman saludable todo el tiempo. La regla 80/20 permite una sólida base de alimentación saludable en el hogar con espacio para esos momentos en que se dan los “antojos”. Esto ayuda a evitar el aislamiento y la privación. También permite la libertad y la independencia.

6. Sea consistente

Es importante que, como un padre, usted sea consistente y persistente en su decisión de alimentar a sus hijos con alimentos saludables. Puede que no sea fácil, a veces, pero proporcionando estructura y una rutina para su niño, usted inculcará estos hábitos saludables en ellos. El consumo de alimentos saludables en el hogar es uno de los mayores regalos que puede dar a sus hijos.

7. Sea creativo

A los niños les encantan diferentes formas y colores. Prepare la comida divertida y visualmente interesante. Esto no significa  la adición de colorante sintético a la alimentación de su hijo. En su lugar, utilice la gran variedad de alimentos que tenemos a nuestra disposición. Usted conoce a su hijo mejor que nadie, así que utilice su imaginación para encontrar formas divertidas de “vestir” los alimentos saludables.

No dejes de leer:
Los signos de falta de proteínas

8. Permitir la Independencia

Los niños a menudo desafían a sus padres a causa de un deseo natural por la independencia. En lugar de luchar contra ellos en este deseo natural, ¿por qué no atender a la misma?. Esto no quiere decir que un padre debe esperar para hacer 3 comidas diferentes para cada miembro de la familia. Simplemente significa que las alternativas saludables y la variedad se podría presentar en una sola comida. Por ejemplo, a través de dos tipos de verduras, su hijo puede elegir cual prefiera.

9. Los postres deben ser nutricionalmente completos.

Comer sano no significa que usted tiene que privar a su hijo del postre. En su lugar, asegúrese de que su postre complementa la comida y es nutricionalmente completo. Un postre que es nutricionalmente completo es uno que no sólo contiene carbohidratos. Asegurándose que hay proteína y fuente de grasa, es óptima. Esto proveerá siempre de nutrientes a su hijo y también equilibrará sus niveles de azúcar en sangre.

10. Comer en abundancia.

Los niños están creciendo a un ritmo rápido. Esto significa que su requerimiento de nutrientes es extremadamente alto. No quiera poner a un niño en una dieta. Las dietas restrictivas pueden dar lugar a deficiencias nutricionales. En su lugar, proporcionar a su hijo alimentos saludables para que coma tanto como quiera.

Lo más importante es ¡disfrutar de la experiencia!

Investigación y Traducción al español: equipo de Vida Lúcida 
Fuente:  www.wakeup-world.com