Psicología Salud emocional

10 cosas importantes que todos los niños deben saber a los 10 años

Ser un padre es sin duda el trabajo más difícil en el mundo. Cuando te conviertes en padre, de repente eres responsable del futuro de tu hijo. Cada padre quiere que su hijo crezca hasta convertirse en un adulto bondadoso, compasivo, inteligente, honesto y trabajador. Con el fin de inculcar esas cualidades en los niños, es importante comenzar a enseñarles cuando son muy pequeños.

niño de 10 años

10 cosas importantes que niños de 10 años ya debería tener aprendido

Hay tantas cosas que queremos enseñar y mostrarles a nuestros hijos a medida que crecen listos para tomar el mundo por su cuenta. A fin de que sea un adulto consciente, un niño de 10 años ya debería tener claro estas cosas

1. Respetar a los demás

Enseña a tu hijo a respetar a los demás, sin importar su género, edad, raza o puntos de vista religiosos. Asegúrate de que entiendan que mostrar respeto a otras personas es parte de ser un ser humano amable, considerado y compasivo, y esos son grandes valores humanos.

2. Que no tenga miedo de cometer errores

Todos cometemos errores, es parte de ser humano. Enseña a tu hijo que cada error es una oportunidad de aprendizaje. Asegúrate de que saben que está perfectamente bien probar y fracasar, y cuando fallan, enséñales a tener el coraje de intentarlo de nuevo.

3. El conocimiento es más importante que los grados

Enseña a tu hijo que el aprendizaje es lo que realmente importa. Si no contesta algunas preguntas en su examen, con ir y volverlas a estudiar para comprender las respuestas correctas es suficiente. No debe haber drama si no sacan una calificación perfecta, no dejes que piensen que conseguir una “B” o menos, es el fin del mundo.

No dejes de leer:
Hablar solo, bueno para el cerebro.

4. Tu hijo debe saber que puede acudir a ti para obtener ayuda

Muchos padres luchan con la línea entre ser un padre y ser un amigo. Es importante entender que estar allí para tu hijo no significa cruzar la línea. Asegúrate de que tu hijo sepa que puede acudir a ti con preguntas o para contarte sus problemas en cualquier momento, y estarás allí para ayudarle.

5. Que no tenga miedo de levantarse por sí mismo

Mientras le enseñas a tu hijo sobre el respeto, explícale que también tiene el derecho de defender sus creencias u opiniones. Hazle saber que defenderse él mismo es importante, y que siempre hay una manera de hacerlo que sigue siendo respetuosa con los demás.

6. No ceder a la presión de los compañeros

Tu hijo está seguro de enfrentar la presión de los compañeros en algún momento de su vida. Enséñale a que ser honesto y fiel a lo que él es, es mucho más importante que hacer algo que no quiera hacer con el fin de obtener la aprobación de otra persona.

7. Está bien hacer preguntas

Enséñale a tu hijo que está bien hacer preguntas. Si no entienden algo o si son simplemente curiosos, hazles saber que hacer preguntas es una gran manera de ampliar su conocimiento, y nunca deben sentirse avergonzados de hablar.

No dejes de leer:
Feng Shui: Por esta razón nunca debes dejar nada debajo de tu cama

8. Respetar el medio ambiente

Enseñar a los niños sobre la belleza de la naturaleza les ayudará a aprender a respetar su entorno a una edad temprana. Asegúrate de que sepan lo importante que es cuidar nuestro medio ambiente.

9. Decirle a un adulto cercano si no se siente bien

Asegúrate de que tu hijo sepa que su salud es lo primero. Si se sienten mareados durante la clase de gimnasia, tienen que saber que decirle a un maestro es lo correcto. Un niño nunca debe tener miedo de hablar sobre su salud por temor a que un adulto se enoje. Debe entender que incluso, puede que no consiga que esa persona se entere bien sobre lo que le pasa y está bien, no todos entenderán igual, y entonces debe buscar a otro adulto cercano que conozca y decirle la situación.

10. Aprender a decir “No”

Asegúrate de que tu hijo no tenga miedo de decir “no” cuando sea necesario. Si alguien le hace sentir incómodo o está tratando de hacer que haga algo que sabe que está mal, enséñale a ponerse de pie y decir “no”. Esta lección será muy útil durante toda su vida adulta.

Comparte esto: