Mujer Psicología Salud emocional Superación

10 cosas que las mujeres deberían hacer para ser felices

La calidad de vida de una persona, sea hombre o mujer depende de muchos factores, ya que además de no ser todos iguales, cada uno posee diferentes ideales y problemas que resolver. Pero hay ciertos puntos que suelen darse en general en muchos casos como un estigma social que se arrastra de generación en generación, y son estos puntos precisamente los que pueden hacer la diferencia en tu vida, prestando atención a ellos y cambiando para bien nuestros hábitos y costumbres, podremos conseguir sentirnos más plenas y felices.

1. Pedir perdón por todo
No es necesario explicar cada paso que dés o disculparse por pequeños detalles. Está bien asumir los errores, pero recuerde, cada quien puede tener sus propias decisiones y preferencias.

2. Decir que sí a todos y decirse no a sí misma
Prometer cuando no tienes por seguro que vas a cumplir. Frases como “si, salgamos” cuando sabe que estás cansada y solo quieres ir a tu casa. Si no quieres hacer algo, simplemente dí que no, marca tus límites y respeta tu propia palabra. Pero tampoco te niegues tus propias oportunidades. No te digas a tí misma que no puedes lograr lo que te propones. Dejarse llevar por los miedos e inseguridades hará que se pierdan grandes oportunidades. Así que asume el riesgo, asiste a las fiestas que quieras, busca ese trabajo que siempre quisiste y atrévete a alcanzar tus objetivos.

3. Pensar que la comida es tu enemigo
Los estándares de belleza e incluso la competencia entre mujeres, muchas veces obligan a excederse en el cuidado del cuerpo. Luchar por un pelo perfecto, un maquillaje que no dañe y un cuerpo que no engorde, es obsesionante. Sin embargo, se debe dejar a un lado esas sensaciones de culpa al saborear un chocolate tamaño familiar o el postre más delicioso. Cuídate, sin cohibirte de disfrutar.

No dejes de leer:
Por qué viajar ayuda luego de una ruptura

4. Criticar tu aspecto físico
Pensar cada vez que te miras al espejo que eres fea o que podrías ser más linda, opaca esas cualidades que tus familiares, amigos y tu pareja sí notan. Quejarte de tí misma no logrará nada diferente más que acabar con tu autoestima. Dedícate tiempo, sal de compras, haz ejercicio o haz lo que más te guste, seguramente te sentirá mejor.

5. Aferrarse a sentimientos de arrepentimiento y culpa
Recuerda que si hiciste o dijiste algo fue porque en ese preciso momento así lo sentiste y así lo quisiste. No te dañes ni autopresiones acordándote del pasado, pues ya no tiene arreglo o remedio. El arrepentimiento solo logra atormentar. Mejor vive el presente.

6. Tener miedo de lo que opinen los demás
De vez en cuando es bueno explorar esa chispa de locura que tienen tanto hombres como mujeres. No tengas miedo de expresar tu opinión, vestirte como prefieras o realizar actividades que nunca has hecho. Piénsalo dos veces pero no lo pienses demasiado. De lo contrario, vuelve a leer el punto número cinco de esta nota.

7. Tenerle miedo a la soledad
La preocupación más frecuente, de conseguir una persona con quien pasar el resto de la vida o buscar nuevos amigos para pasarla bien, hace que el tiempo para ti misma se pierda y/o se deje a un lado. No te obsesiones con este tipo de hechos, preocúpate también por ti.

No dejes de leer:
5 claves para desintoxicar la mente y recuperar tu libertad

8. Estar con alguien porque crees que necesitas estar con alguien
Aunque haya miedo a estar sola la peor decisión que se puede tomar es mantener una relación con alguien que en realidad no se quiere por lástima o costumbre. No te ates sin sentido a otras persones, encuentra a quien querer de verdad y disfruta de la compañía de quienes ya tienea a tu lado.

9. Aferrarse a “amistades” o “amores” dañinos
Erradica de tu vida todo aquello que no le aportes a ser mejor cada día o te aleje de tus pasiones y metas. No malgastes tu tiempo con parejas que te humillan, te agreden o menosprecian. Tampoco busques amigos que solo están cuando necesitan algo. Cantidad no siempre significa calidad.

10. Avergonzarse de lo que te gusta
No te preocupes por lo que puedan pensar otros acerca de tus gustos y aficiones. Asume si no conoces de algún tema, y si sí lo haces, mucho mejor. Pero no dejes de ser tu misma por impactar en un grupo o acomodarse a lo que la mayoría prefiere.

Fuente: www.huffingtonpost.es