Psicología Relaciones de pareja

10 errores comunes que se cometen en una relación a largo plazo

Todos aquellos que deseamos llevar una relación a largo plazo, podemos cometer algunos de estos errores que son comunes, ya que una relación duradera debe ser una edificación y construcción mutua, para la que no nacemos ya adiestrados y se va aprendiendo en el camino.

Errores comunes en una relación a largo plazo

Encontrarnos en el amor y formar una relación a largo plazo, sin dejar de ser nosotros mismos, al contrario, creciendo a cada paso, es el anhelo de muchos. Pero en este tipo de relaciones, se suelen cometer algunos errores que pueden dificultar el crecimiento o despliegue de la relación en su totalidad.

Errores comunes que se comenten en una relación a largo plazo

Aquí hay algunas cosas para ayudarte en la búsqueda de los errores más comunes que puedes evitar cometer, si es que aún no has cometido todos ellos.

1. Alejarte de tus amistades

Cualquiera que se encuentre aislado o separado de sus amigos y familiares, mientras está una relación duradera, seguramente este tipo de compromiso no le resulte del todo bueno. Por supuesto que los dos necesitan pasar tiempo a solas y no pueden estar allí para cada reunión, pero si estás constantemente cancelando reuniones con tus amigos y desapareces para los momentos importantes de la familia, entonces algo está definitivamente mal.

No debes olvidarte de tus amigos y familiares sólo porque estás en una relación seria. Tienes que saber que eres importante para más de una persona y debes hacer tiempo para mostrar a otros que todavía son importantes para ti, también.

2. Comparar tu relación con otras

La comparación de tu relación con alguna antigua relación o con la de alguien más no es nada saludable. No hay dos personas iguales, por lo tanto, tu relación con ellos no será la misma. Tienes que tener en claro que tanto los ingresos económicos en tu pareja, los hábitos o características son diferentes a la de los demás, por lo que no deberías esforzarte por ser como cualquier otra persona. Es mejor concentrarse en lo que ambos tienen que ofrecer entre sí y crear su propia felicidad.

3. Tratar de forzar las cosas

Las relaciones a largo plazo requieren trabajo, sí, pero amándose no debería ser difícil. Los pequeños momentos, el apoyo y los logros personales son una felicidad, pero si nada de esto te conforma, entonces necesitas echar un vistazo a tu relación con ojos realistas. No se puede obligar a una persona a ser lo que queremos que sea y no se pueden forzar las cosas en una relación para que sea algo que no es. Amando y disfrutando mutuamente debe venir naturalmente la felicidad.

No dejes de leer:
Cómo influyen las emociones en nuestros logros personales

4. No discutir los problemas hasta que se vuelven algo grande

Los disgustos, necesidades y planes para el futuro se deben hablar bien, y en su momento, no esperar a que las cosas se tensionen demasiado para recién allí “estallar”. Por ejemplo, si tu pareja está constantemente saliendo cuando quieres pasar un tiempo juntos a casa, es necesario abordar esto y de frente. De lo contrario, el resentimiento aumentará las cosas y con el tiempo se tornarán de una proporción muy grande para lidiar o encontrar puntos de acuerdo.

Si las cosas no se discuten o hablan en su momento, entonces uno de ustedes, o ambos, terminará siendo infeliz como consecuencia de ello. Lo mejor es entender lo que el otro necesita y quiere antes de que se convierta en un problema que pueda acabar con la relación.

5. La falta de comunicación

“En las parejas infelices no es amor lo que falta, sino amistad” F. Nietzsche

Es muy probable que este sea uno de los principales errores que se pueden encontrar en una relación de pareja a largo plazo, la falta de comunicación. El hecho de que los hombres son hombres y las mujeres son mujeres contribuye a este problema, ya que pensamos y entendemos las cosas de manera diferente.

Todo el mundo piensa y entiende las cosas de manera diferente, pero eso no cambia el hecho de que una buena comunicación es lo que va a mantener una relación saludable. Tienes que hablar de lo que te molesta, lo que aprecia el uno del otro y de lo que está pasando, en el día a día.

Si no mantienes una línea abierta de comunicación se va a perder la conexión y la comprensión que tienen el uno por el otro. Es muy probable que comiencen a aparecer resentimientos entre sí y llegar a sentir como si la otra persona no te importara.

6. Falta de tolerancia

Nadie tiene la capacidad de hacer todas las cosas bien cada vez. No fuimos hechos para ser perfectos, y debemos recordar eso. Se puede desbaratar todo, pero si cada uno está haciendo lo mejor que puede, eso debe ser lo realmente importante. Perdonarnos unos a otros cuando nos equivocamos y amarse a pesar de los errores, te ayudará a ser una persona más tolerante y a encontrar de manera más fácil la felicidad y la paz.

No dejes de leer:
10 hábitos para ser una persona tranquila

7. No respetarse mutuamente

El respeto en las relaciones en general es unas de las cosas más importantes. Nunca debes menospreciar o degradar a tu pareja; esto solo causará problemas de desconfianza y resentimiento más rápido que cualquier otra cosa. Siempre debes ser respetuoso, incluso cuando no te están viendo, esa es la mejor forma de mostrar amor por tu pareja.

8. Querer llevar las riendas de la relación

En algún momento, todos hemos querido ser los protagonistas y llevar adelante las cosas como si nuestra opinión y sentido común fuera suficiente, pero en una relación ambos deben intervenir, no solo para fortalecer la relación sino para mantener un trabajo en equipo.

Cuando pasan adversidades, es muy importante tener una relación sólida y constituida por ambos, ya que de lo contrario, la relación se puede colapsar bajo la presión, todo esto porque que has llevado a cabo solo tus ideas en lugar de construir una relación basada en el trabajo en equipo, el respeto, la confianza y el amor, que son todas las características que debe tener una relación fuerte.

9. Ser posesivo

No todo el mundo pasa por esto, pero ser excesivamente posesivo es una  importante señal de alerta. Cuando amas a alguien, debes respetar también su libertad. De lo contrario, no sería realmente amor. Amar a alguien se hace con la intención de que no se convertirá en una parte de ti, ni en algo para ti. El amor no es una mercancía, ni es una persona que se pueda comprar. Ser posesivo puede causar problemas de confianza, de resentimiento, hacer sentir infravalorada a tu pareja y en algunos casos incluso conduce al abuso.

10. Formar una relación poco profunda

Las cosas no crean felicidad. debes grabártelo. Solamente el sexo no hace una relación profunda y duradera y tampoco el dinero va a hacer que dure. La apariencia física no durará siempre. Todo se desvanece con el tiempo, así que no debes tratar de formar una relación duradera basada en estas características. La conexión, la confianza, la comunicación, el respeto, y la compatibilidad hace que las relaciones sean a largo plazo.

Las cosas tangibles no te ayudarán a permanecer juntos tantos años, ni las cosas materiales que ahora disfrutan juntos pueden suplantar las simples cosas del corazón que son las que se deben trabajar.

Comparte esto: