Psicología

10 malos hábitos que dañan el cerebro

Nuestro cerebro puede recibir daños de muchas maneras, una de ellas se caracteriza por el constante uso de malos hábitos que nos impiden mantenerlo en óptimas condiciones. Aprende cómo evitarlos y de qué manera puedes apoyar tu cerebro con mejores costumbres, y reduciendo principalmente el estrés al que lo exponemos.

Los malos hábitos que pueden dañar el cerebro

Para mantener un cerebro activo y saludable por muchos años, es conveniente modificar ciertos hábitos que dañan el cerebro y puede ocasionar con el tiempo un deterioro más prematuro, causando diversidad de enfermedades como alzheimer o demencia senil entre otras e incluso no es necesario ver los problemas que desencadenaría a futuro, ya que en lo inmediato un cerebro que no es bien cuidado puede ocasionar muchos trastornos, como la falta d concentración, falta de lucidez, fatiga, insomnio y demás.

Los malos hábitos que pueden dañar el cerebro

Descubre cuales pueden ser los malos hábitos que puedan dañar el cerebro y como puedes reducirlo significativamente modificando tu estilo de vida y tus respuestas automáticas.

1. No desayunar correctamente

Las personas que no toman desayuno no poseen un nivel óptimo de glucosa y proteínas. Estos nutrientes son necesarios, sobre todo en las primeras horas del día, ya que evitan la degeneración del cerebro.

2. Reacciones violentas o estrés prematuro

Hay que tratar de evitar cualquier reacción sorpresiva o estrés, ya que causan el endurecimiento de las arterias del cerebro. Si estas se fortifican, la capacidad mental disminuye con el tiempo.

3. Fumar

El mal hábito de fumar disminuye la masa encefálica. Esta se encarga de las funcionas voluntarias. Por otro lado, los adictos al tabaco son más propensos a sufrir de Alzheimer.

4. Consumo elevado de azúcares

El exceso de azúcar interrumpe la absorción de proteínas. Si el cuerpo no consume de manera correcta diversos nutrientes, el desarrollo del cerebro se ve interferido por la mala alimentación.

5. Exposición constante a ambientes contaminados

El cerebro es el órgano que más oxígeno consume. Si se está por mucho tiempo en algún lugar contaminado, disminuirá el suministro de oxígeno al cerebro. Como consecuencia habría una deficiencia cerebral.

6. Dormir poco

Dormir 8 horas diarias hace que el cerebro pueda descansar. Si uno duerme poco, se acelera la muerte de las células cerebrales.

7. Cubrirse la cabeza mientras duerme

Cuando uno duerme con la cabeza cubierta, aumenta la concentración del dióxido de carbono (CO2) en el cerebro. Esto ocasiona efectos muy dañinos en este órgano.

8. Forzar al cerebro durante una enfermedad

Trabajar o estudiar mucho cuando se está enfermo es muy dañino para el ser humano. El realizar frecuentemente este hábito, provocará una disminución en la eficacia de este órgano a largo plazo. Se recomienda descansar cuando uno está mal de salud.

9. Falta de actividad física

Sugieren que el ejercicio físico puede cambiar la estructura, el funcionamiento del cerebro y lo mantiene saludable.

10. No comer las cantidades adecuadas

Tras estar a dieta se activan genes ligados a la longevidad y al buen funcionamiento del cerebro.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida