Belleza Cabello Mujer

10 malos hábitos que debilitan tu cabello

daños en el cabello

El cabello muchas veces puede reflejar nuestro estilo de vida, y algunos de esos hábitos pueden estar estropeando su fuerza y belleza natural.

Malos hábitos que dañan el cabello

Es por eso que hemos recopilado 10 malos hábitos que podrían estar debilitando tu cabello y que deberías identificar si pueden aplicarse a tu cuidado personal y tus hábitos cotidianos de higiene, conductas o estilos de peinados que utilizas.

Las duchas de vapor

El agua caliente deshidrata el cabello y la piel, debilita al cabello seco y lo hace más quebradizo, más fácil de romper y de caerse. El cirujano de trasplante de cabello, Ryan Welter, explica que el agua caliente y el vapor pueden abrir los poros del cuero cabelludo y afectar colateralmente al cabello.

El exceso del secador de cabello

El uso excesivo de secadores y aparatos que irradian calor afectan la cutícula protectora del cabello, además de romper el equilibrio de humedad y sequedad propia del cabello, lo que lo hace más vulnerable a su rompimiento. Puedes consultar las 4 soluciones naturales para cabello sin brillo.

Dietas exigentes

Una dieta estricta y de pocas calorías otorgan poca energía al cuerpo, lo que colateralmente afecta al cabello y su vitalidad. Debe saber que las personas que sufren anorexia tienen la pérdida del cabello y debilitación del mismo como uno de sus principales síntomas. Ver más información sobre alimentos que previenen la caída del cabello.

No dejes de leer:
4 maneras de hidratar el rostro naturalmente

Mal manejo del cabello mojado

El pelo es más fragil cuando el cabello está mojado o húmedo, son más propensas a romperse con el H2O, ya que este elemento levanta ligeramente la cutícula protectora del cabello. En este estado (mojado) peinarse es menos recomendable que con el cabello seco.

Peinados apretados

Cuidado con los peinados ceñidos a la raíz o los moños ajustados e incluso las trenzas para el cabello. La tensión excesiva en los folículos pilosos puede causar daños y crear cicatrices permanentes en el cabello, inclusive los expertos aseguran que puede causar hasta alopecia (caída del cabello).

Fijadores y productos con alto contenido de alcohol

La mayoría de fijadores para el pelo tienen un alto contenido de alcohol, además de varios productos para peinar y geles. Estos productos debilitan el cabellos, lo hacen quebradizo y fácil de caer.

Uso de pastillas anticonceptivas

En las mujeres que son propensas a la pérdida y la debilitación del cabello, las pastillas anticonceptivas producen cambios hormonales que afectan a la textura del cabello, pueden sufrir de pérdidas de cabello, sobre todo si son sensibles al andrógeno, elemento presente en esta clase de anticonceptivos.

Rascarse la cabeza

La picazón en el cuero cabelludo (dermatitis seborreica) puede causar pérdida de cabello, sobre todo en personas mayores de 30 años. Esto produce que la cutícula se dañe y luego que el cabello se desprenda de la raíz.

No dejes de leer:
Tip práctico para separar las yemas de las claras de huevo en un instante

No lavarse el cabello con frecuencia

No lavarse el cabello con la frecuencia debida puede acumular caspa, la que afecta inevitable el cuero cabelludo y obstruye los folículos pilosos, lo que a su vez no permite crecer el cabello.

Ciertos medicamentos

Algunos medicamentos como las estatinas, los antidepresivos, los ansiolíticos, los medicamentos antihipertensivos y algunas hormonas; pueden causar la pérdida de cabello e interrumpir el crecimiento del cabello. Otros interrumpen la fase del reposo y crecimiento del cabello, lo que daña finalmente su estructura.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida