Psicología Superación personal

10 malos pensamientos que te dañan mucho y no te das cuenta

Los malos pensamientos tienen una forma de arrastrarse en nuestros cerebros, que la mayoría de las veces, no somos capaces de verlo. Estos pensamientos nos dicen que no somos lo suficientemente buenos o suficientemente inteligentes como para alcanzar nuestros objetivos. Nos impiden hacer un cambio positivo o encontrar la verdadera felicidad. Los pensamientos tóxicos pueden dañar nuestra alma impidiéndonos vivir una vida feliz y sana.

malos pensamientos

10 malos pensamientos que te están dañando mucho

Ser capaz de reconocer un pensamiento tóxico cuando lo tengas, puede ayudarte a mantener una mente clara y una actitud positiva.

1. “No estoy listo”

Si constantemente te dices que no estás listo, nunca estarás listo. El cambio puede ser aterrador, pero si estás dispuesto a arriesgarte, los resultados podrían ser bastante sorprendentes. Eres la única persona que se interpone en tu camino. Está dispuesto a dar un salto de fe de vez en cuando, tal vez te alegrarás de haberlo hecho.

2. “No soy lo suficientemente bueno”

Si alguien más ha perforado este pensamiento en tu cabeza o es tu propio subconsciente que está haciendo acto de aparición, pensando constantemente que no eres lo suficientemente bueno, puede causar estragos en tu salud, tu camino al éxito y a la felicidad. Si ves áreas en las que quieres mejorar, fija una meta y trabaja en ella. Pero recuerda que el amor propio y la autoaceptación son una parte vital de tu felicidad.

3. “La vida es demasiado dura”

Si este pensamiento ha cruzado tu mente, es prueba de que eres sólo humano. La vida tiene una forma de abrumarnos de vez en cuando. Pero aprender a frenar, priorizar y concentrarse en la tarea a hacer, puede evitar que te sientas derrotado. Trata no tener este pensamiento, y más aún, trata de no estarlo decretando constantemente en voz alta porque es peor. Trata de hacer una cosa a la vez, en lugar de tratar de hacerlo todo a la vez.

No dejes de leer:
Viuda en duelo da a marido una maravillosa despedida.

4. “No seré feliz hasta …”

Este pensamiento te privará de tu felicidad. Toma oportunidades y sigue tus sueños, pero encuentra una manera de ser feliz durante tu viaje. Si esperas hasta que hayas alcanzado el final – sea cual sea tu versión de la verdadera felicidad y el verdadero éxito – te perderás de todas las grandes experiencias que se puedan tener en el camino.

5. “Es demasiado tarde”

Este pensamiento sólo traerá negatividad en tu vida. Si quieres hacer un cambio, depende de ti hacer que eso suceda. Eres la única persona que se interpone en tu camino. Si significa algo para ti, nunca es demasiado tarde. No dejes que tu edad o el tiempo que pasó, impidan que transformes tu vida.

6. “No tengo tiempo”

Esta frase se utiliza como una excusa con demasiada frecuencia. La mayoría de nosotros no tenemos mucho tiempo extra cada día o cada semana, pero si es lo suficientemente importante, necesitas hacer el tiempo. Si hay un objetivo que deseas lograr, sólo lo lograrás por ser dedicado y determinado. Está dispuesto a poner el tiempo y el trabajo con el fin de ver los resultados que deseas.

7. “No soy bueno en nada”

“No soy bueno para nada”, es otro de los malos pensamientos que atacan tu autoestima desde adentro hacia afuera. Si sientes que no eres bueno en algo, anota una lista de todas las cosas que te gusta hacer. Practícalas y ve si puedes mejorar. No te compares a los demás. Concéntrate solo en ser una mejor versión de ti mismo.

No dejes de leer:
15 consejos esenciales que te harán ser un buen padre

mujer con malos pensamientos

8. “No encajo”

Querer pertenecer es algo natural. Sentirse como un forastero puede ser solitario y doloroso. Pero es importante recordar que primero tienes que aceptarte a ti mismo como eres, antes de que nadie pueda hacerlo. No veas la aprobación de nadie, sino de ti mismo. Las personas adecuadas eventualmente llegarán y te amarán por lo que eres – tus peculiaridades y cualidades únicas incluidas.

9. “Soy un fracaso”

Fracasar en algo no te hace un fracaso. Puede ser difícil de envolver la cabeza, pero empezar a entrenar a tu cerebro para ver el fracaso como prueba de que lo intentaste. Después de un tiempo, tus fracasos pueden conducir a un gran éxito, todo porque estabas dispuesto a salir de tu zona de confort.

10. “Mis objetivos parecen imposibles”

Si no crees que alguna vez alcanzarás tus metas, probablemente no lo harás. La mitad del viaje es con la creencia de que se puede hacer que suceda, junto con la voluntad de trabajar duro para lograrlo. En vez de concéntrate la mayoría del tiempo en malos pensamientos, mejor hazlo con pensamientos positivos sobre el futuro y establece pequeños hitos para ti en tu viaje hacia tu meta final.

Comparte esto: