Autosuficiencia Hazlo tu mismo Psicología

10 maneras de vivir alegre teniendo lo suficiente

¿Qué pasaría si justo todos decidimos aceptar el hecho de que ya tenemos suficiente? ¿Qué tal si empezamos a resistir a la tentación del consumismo y en su lugar, comenzamos a estar contentos con lo que tenemos?

¿Cómo podría este cambio de pensamiento transformar nuestras vidas?

Esta transformación no se puede tener de un día para otro. Se trata de un viaje, no un destino. Requiere de una continua e intencional manera de vivir. Se trata de una renovación diaria de mente.

10 maneras de vivir alegre teniendo lo suficiente

Estos son algunos cambios prácticos que podemos comenzar a poner en práctica. Prueba incluso aunque sólo sea por unos días. Podrás sorprenderte de cuánto puedes disfrutar con lo suficiente.

1. Redefiniendo nuestra comprensión de lo suficiente

Redefine tus necesidades.
Si tenemos 20 dólares en el bolsillo, comida en el refrigerador, ropa puesta, un techo y un lugar para dormir, somos más ricos que el 75% de las personas en el mundo.

2. Ahorra dinero

Ahorra más de lo que gastas.
Corta las tarjetas de crédito, o por lo menos guárdalas por un tiempo, y deja de adquirir deuda.

3. Desconéctate

Elije un día u hora específica para desconectarte.
Déjate inspirar por escritores como los típicos de un domingo desconectado.

4. Crea tu propio entretenimiento

Sigue con el tema de desconectarte y ¡apaga el televisor!
Deja de gastar dinero en entretenimientos súper caros, viajes, y / o actividades recreativas. Sal al aire libre y disfruta de lo que se nos ha dado libremente en la naturaleza.

No dejes de leer:
Tejas solares para una energía limpia y sostenible.

5. Simplemente di NO

Tener lo suficiente a menudo significa que vamos a tomar decisiones que no son aceptadas por las masas. Puede que tengamos que decir a nuestros hijos “no”, puede que tengamos que decir a nuestros amigos y familiares que no, también.

6. Deja de tratar de adaptarte a lo demás

Esta es la verdad brutal, siempre habrá alguien que gana más dinero que tú. Y lo que es más, siempre habrá alguien que tiene más cosas que tú. Pero ¿a quién le importa? Deja de intentar adaptarte a los demás. Eres un individuo único, con un talento increíble, todo en tu propio derecho.

7. Da prioridad a las personas

Dejé mi trabajo hace 6 meses. ¿Sabes por qué? No fue por el sentido financiero. Fue porque me di cuenta de que todo lo que mis hijos querían era yo. Ellos no se preocupan por las cosas que era capaz de comprar. Me di cuenta de que ellos están para mí tan poco tiempo y luego se irán. Claro que gastamos mucho menos (me refiero a miles menos) y tenemos mucho menos que antes, pero nunca he sido más feliz.

8. Se feliz contigo

Con los años, como ya he madurado y crecido en mi propia piel, estoy empezando a desarrollar la capacidad de estar contenta. Ya no necesito más comida de altas corporaciones, ropa de marca, o montañas de dinero que me definan. Lo suficiente sólo se ve diferente cuando estoy contenta conmigo misma.

No dejes de leer:
Cuándo la queja puede servirnos para liberar frustración

9. Come verdadera comida, nutritiva

Come en casa.
Comienza a comer menos de una caja.
Aprende qué es lo que crece estacionalmente en tu lugar y cómelo.
Crece en gran parte tu propia comida como sea posible. No dejes que el tamaño de tu patio te limite!

10. Muestra gratitud

Agradece. Haz una lista de todas las cosas por las que estás agradecido. Ponla en una zona de alto tráfico de tu hogar. ¡Acéptalo!

Con el fin de comenzar el viaje, debemos encontrar formas de llevar a nuestra familia a un lado. Reúne a todos y discute con ellos abiertamente las cosas de esta lista. Desafía el gasto en esta temporada.
Basta pensar en lo maravilloso que será cuando te hayas ganado el control de tu vida. Empieza a aplicar algunos cambios. Si no funciona, todo está bien, pasos de bebé.
Así que ahora te pido. ¿Qué harías diferente si tú pensaras que tienes suficiente?

 

“La Tierra proporciona lo suficiente para satisfacer las necesidades de cada hombre, pero no la codicia de cada hombre.” – Mahatma Gandhi

Redacción de Vida Lúcida