Autosuficiencia Reciclar

Costumbres que mantienen la casa desordenada

10 mentiras que mantienen la casa desordenada

Cuando decidimos adoptar un cambio importante en la vida, nos vemos obligados a evaluar nuestros pensamientos y creencias. Cambios importantes -ya sea si se eligen o no- nos obliga a prestar atención a lo que está ocurriendo en nuestra mente, y ver nuestra casa desordenada puede darnos mcuhos índicios de qué estamos haciendo no del todo bien.

Porqué mantenemos nuestra casa desordenada

Veamos en profundidad para determinar la verdad de los mitos.

Y seamos sinceros: todos nosotros tenemos mentiras que nos contamos a nosotros mismos, incluso sin darnos cuenta. La mayoría de estas falsedades se creen involuntariamente (raramente nos creemos una mentira a propósito). Pero independientemente, estas mentiras afectan la forma en que vivimos, las decisiones que tomamos, cómo nos comunicamos con los demás, y sí, incluso el estado de nuestra casa.

Hace seis años, mi familia descubrió la alegría de poseer menos cuando decidimos eliminar 2.008 artículos en 2008. Nos gustó tanto, también quitamos 2.009 artículos en 2009, 2.010 artículos en 2010, y ha continuado cada año incluido éste (con 8 personas en la casa, las cosas parece que se filtran por las grietas).

Este cambio en nuestras vidas, eliminando lo innecesario para que podamos centrarnos más en lo que realmente importa, me ha llevado a evaluar mis propios pensamientos y creencias. Mientras lo hacía, empecé a reconocer algunas de las mentiras específicas que mantenían mi casa y la vida desordenada.

Seguramente, cada uno tenemos nuestras propias versiones, pero aquí hay seis que son particularmente comunes. Ve si alguna de ellas te impiden experimentar una mayor simplicidad en tu vida.

Si limito mi armario, mi ropa será aburrida

Verdad: Tener una menor cantidad de ropa nos permite invertir en artículos de calidad que se ajustan y coordinan bien, así que no importa lo que te pongas, te ves muy bien. Tu ropa no tiene por qué ser aburrida.

Un armario puede incluir los elementos que desees. No tiene que ser neutral.

La gente se dará cuenta de cuán grande y “bien vestido” te miras todo el tiempo. Puedes adornar vestidos con diferentes accesorios para añadir variedad e incluya tu propio toque especial. Si te gustan los sombreros, unos sombreros diferentes pueden ser las piezas que hacen la diferencia. Lo mismo puede ser para cinturones, bufandas, zapatos de tacón, o incluso botas.

No dejes de leer:
Conservar alimentos de manera efectiva para ahorrar en tu cocina

Si dejo el trabajo para más tarde, voy a estar más motivado para terminarlo

Verdad: Cuando aplazamos pequeños proyectos alrededor de nuestra casa, una lista de tareas a ejecutar comienza a formarse en el fondo de nuestra mente. Y esto hace que sea difícil disfrutar verdaderamente otras cosas. Como resultado, no sólo el trabajo no ha terminado, sino que también se ha convertido en una molestia para nosotros.

Para aliviar esta tensión, entra en el hábito de guardar algo cuando hayas terminado de usarlo. La mayoría del trabajo pequeño toma menos de 5 minutos. Acaba con ello y luego deléitate en tu realización. Guarda los utencilios para hornear cuando hayas terminado. Lava los platos después de comer. Dobla y guarda la carga de la ropa cuando termine de secarse. Clasificar el correo tan pronto como lo llevas a casa. O acomodar la sala antes de salir. Tu casa se quedará despejada, y también lo hará tu mente.

Si logras cosas pequeñas durante todo el día, no tendrás que reservar un tiempo para limpiar. Estás creando un hábito de la pulcritud en lugar de utilizar toda tu energía para ponerte al día en lo que has estado posponiendo.

Si me deshago de algo, me arrepentiré de ello más tarde

Verdad: La mayoría de las cosas que mantenemos, en realidad no las necesitamos. Y muchas veces, cuando hacemos algo en torno a mantener “por si acaso” y llegamos al punto en el que lo necesitamos, y no podemos encontrarlo. Así que terminamos pidiendo prestado uno o comprando uno nuevo. Entonces, ¿para qué mantenerlo en primer lugar?

O tal vez guardamos cosas por lo sentimental, ya que nos sentimos como que estamos traicionando a la persona que nos lo dio si no lo guardamos. No vamos a deshacernos de las personas o la memoria, sólo estamos deshaciéndonos de un elemento. Si el artículo está guardado en el almacén, no está sirviendo a su propósito de todos modos. Permítete encontrar la libertad liberándolo. O permite que ese artículo sirva en un propósito, dándole un nuevo hogar.

Si tiro papeles, voy a tirar algo importante

Verdad: No necesitamos casi tantos registros físicos como los que mantenemos. Lo más probable es que si decides hacer frente a tu pila de papeles y lo tiras todo en un bote de basura, un total del 80% de la misma será correo basura, recibos que no necesitas, facturas que ya han sido pagadas, u otros documentos que son accesibles en línea. El restante 20% o menos puede caber en una caja de presentación pequeña. A menos que seas dueño de un negocio, obtén asesoría legal de tu contador en lo que necesites para mantener y organizar mejor los papeles y recibos.

No dejes de leer:
Creciendo y procesando lufas o esponja vegetal

Si se necesita hacer bien, tengo que hacerlo yo mismo.

Verdad: Cuando no somos capaces de delegar, nos dañamos a nosotros mismos con el exceso de trabajo y el agotamiento. Aún más, robamos la oportunidad de crecimiento de los demás. Exigir el perfeccionismo es a menudo otra forma de dilación. Realmente no importa cómo se hace un trabajo, siempre que se haga.

Tal vez el trabajo no se hará exactamente como tú lo harías, pero la delegación es importante, especialmente en que enseñamos a nuestros hijos el valor del trabajo duro y cómo ser un miembro activo de la sociedad. Comienza con tareas que te molestan menos si las terminas ‘incorrectamente’ y luego trabaja desde allí. Muchos niños pueden romper cajas, sacar la basura, y elegir 20 artículos de sus juguetes que desean donar. Tu cónyuge puede hacer frente a una habitación mientras tú haces otra.

Si mi armario y cajones están llenos, necesito mejores herramientas de organización

Verdad: No podemos organizar exceso. Tal vez la solución no es que se necesita una mejor herramienta de organización, tal vez el problema es que eres dueño de demasiadas cosas. Courtney Carver dice de esta manera: “Si necesitas comprar más cosas para organizar todas tus cosas, tal vez eres dueño de demasiadas cosas.”

La compra de herramientas de organización es sólo alimentar la filosofía del consumismo. Organizar el exceso es pasar aún más tiempo clasificando y cuidado las cosas, cuando podríamos deshacernos de una vez por todas de ellas y pasar más tiempo haciendo las cosas que son realmente importantes para nosotros.

Redacción: equipo de Vida Lúcida