Psicología Superación personal

10 reglas básicas para comunicarte efectivamente con las personas

No importa con quién te comuniques. Estas reglas son universales y adecuadas para las relaciones interpersonales y comerciales. Así lo afirman los expertos en comunicación a quienes consultamos sobre las 10 reglas básicas para comunicarte con las personas.

como aprender a comunicarte con las demás personas

Llamar a las personas por su nombre

Si aspiras establecer una excelente comunicación con las personas, entonces tienes que empezar a llamarlas por su nombre. Recuerda que el propio nombre para una persona puede llegar a ser el sonido más agradable que puedan escuchar. Aunque parezca, esto no es pura poesía, tiene que ver con elementos del subconsciente humano.

Encuentra el interés

Una comunicación es interesante cuando ambas partes hallan importante lo que se pretende comunicar. En otras palabras, si deseas aprender a comunicarte, entonces debes aprender a hacer preguntas importantes. Por supuesto, no estoy diciendo que hagas un interrogatorio a tu interlocutor, sino evitar limitarlo al “sí” y “no”.

Sé un poco provocativo

No tengas miedo de provocar un poco la conversación, ten la valentía de preguntar por lo que te interesa. Deja las conversaciones sobre el tiempo, la naturaleza gris, como se mueven las nubes o como se ve la gente. Pero si realmente admiras la armonía que reina en la familia de tu amigo, pregúntales sin miedo, cómo lo hace. Lejos de incomodarse por ello, es muy probable que le guste jugar al papel del gurú de la felicidad familiar. Sin embargo, debemos recordar que dentro del mundo de la comunicación existen algunos tópicos prohibidos que debemos dejar de lado.

No dejes de leer:
¿Sabes decir no sin sentirte culpable?

Decir lo justo

Aprende a decir lo justo y necesario

Para tener una comunicación correcta con la gente es necesario hacerlo con su entonación y a su ritmo. No cansar a la anciana con un discurso en el que las palabras salen más rápido que las balas. Tampoco irritar al jefe con finos modales de señorito.

Habla sin titubear

Trata de hablar con competencia, clara y firmemente cuando te comuniques con las personas. Y para esto, caballero, uno debe por lo menos tener un poco de comprensión del tema de la conversación. Por lo tanto, te aconsejo apagar el televisor, dejar de coleccionar novelas románticas, revistas femeninas y otras basuras literarias. Cámbialos por documentales de calidad, obras clásicas, revistas científicas populares y de alta tecnología.

Escribe tu discurso

Trabaja en tu discurso escrito. Los psicólogos sostienen que hay un vínculo directo entre la escritura y la capacidad de expresar verbalmente los pensamientos. No es del todo correcto limitarse a dejar emoticones en las redes sociales.

Usa también tus gestos

Para comunicarse con la gente correctamente, usa moderadamente expresiones faciales y gestos. No hables sobre el viaje al mar con un rostro de piedra, como un locutor de televisión, tampoco demasiado efusivo.

Aprende a escuchar

Pareja comunicándose

Puedes llegar a comunicarte correctamente con tan sólo ir profundizando en lo que dice tu interlocutor. ¿Quieres ser llamado encantador? Entonces tendrás que escuchar atentamente a tu interlocutor. Incluso cuando una persona habla sobre los modos de reproducción de los geranios y cosas poco interesantes.

No dejes de leer:
El estrés es una de las principales causas del insomnio

Confía en los demás

Confía en la gente, debes mostrarte receptivo, por lo menos hasta que demuestren no ser dignos de tu confianza. Puede suceder que un vecino te fastidia con sus interminables reparaciones, incluso martillando la pared un domingo al amanecer. Pero podría resultar ser el excelente entrenado de fitness que buscabas o nada menos que un gran abogado.

Muestra seguridad

Debes mostrarte siempre seguro de ti mismo y transmitir una imagen de confidente. Esta es una llave mágica que te abrirá las puertas de los secretos mejor guardados de tus interlocutores o confidentes.

Estas son las 10 normas básicas que toda persona debe seguir para aprender a comunicarse con la gente. Pero, seamos honestos, no es una tarea precisamente fácil, es tan duro como el camino para ser un samurái. Sin embargo, resulta fascinante el poder convertirse en esa encantadora persona a quien todos desean contarle algo. A menos que te guste llevar una vida entre tus cuatro paredes y realizar toda tu actividad social a través de las redes.

Comparte esto: