Psicología

10 Señales de dependencia emocional

dependencia emocional

La dependencia emocional es un estado psicológico que se muestra en todo tipo de relaciones, ya sea de pareja, amical o relaciones familiares. la persona que sufren esta anomalía psicológica empiezan a mostrar señales desde la primer etapa de la dependencia emocional.

Contemplas las siguientes 10 Señales de dependencia emocional

Caída gradual de la autoestima

La baja autoestima es quizás la característica más determinante en una persona que sufre de dependencia emocional. Muchas veces se trata de un problema patológico que arrastra el paciente de un trauma anterior o uno que empieza a desarrollar conjuntamente con la relación. Esta señal es muy característica en las relaciones de pareja, más que en las familiares o amicales, ya que la dependencia emocional en la pareja puede ser más fuerte que en otro tipo de relacione, y el autoestima se ve claramente afectada.

Miedo a la soledad

Muchas veces la madre de la dependencia emocional es el miedo a la soledad, es por eso que se aferran a alguien huyendo de la soledad. Muchas veces la persona no puede estar mucho tiempo separada de esa persona de quien depende emocionalmente, inclusive este distanciamiento les produce ansiedad.

Ansiedad y la depresión

Una persona dependiente emocionalmente sufre de un estado de ánimo disfórico, que se traduce en diversos trastornos en donde resaltan comunemente la ansiedad y la depresión. Pero muchas veces sus sentimientos negativos van más allá, y tienen sensación de vació (cuando no está la persona de quien dependen) y sentimiento de culpa. El estado de ansiedad se ve claramente afectado por la dependencia emocional ya que no puede ser saciada constantemente por quien la padece, lo que le genera un estado de ansiedad muchas veces incontrolada y en otras ocasiones termina por causar un estado de depresión que puede llegar a ser muy profunda.

No dejes de leer:
10 señales que nos revelan que estamos ante un vampiro emocional

Anteponen su relación a todo

El eje del universo de una persona que sufre de dependencia emocional es su pareja, la que anteponen a su familia, amigos, obligaciones etc. Inclusive esta actitud hace peligrar sus demás relaciones, su trabajo o estudios. Para ellos no existe otra cosa más importante que no sea su pareja, al extremo de olvidarse de ellos mismos.

Necesidad imperiosa de ver a su pareja

Ellos llevan la relación de pareja a niveles que bordean la obsesión. Es tanta su necesidad de ver su pareja que se convierten en personas agobiantes que no dejan de llamar a su pareja, enviar mensajes o correos electrónicos. Lo que resulta muy incómodo para la otra parte.

Renuncian a ser ellos mismos

Esta es llamada la etapa de la “Autoanuluación”, es decir que se olvidan y renuncian a ser ellos mismos. Este comportamiento es altamente peligroso, ya que se convierten en personas muy vulnerables que podrían cometer hasta actos denigrantes. En esta etapa es recomendable la intervención profesional para que la persona afectada pueda retomar su vida y establecer nuevas prioridades.

Buscan exclusividad

Es lógico que en una relación de pareja exista “exclusividad”, pero una persona que sufre de dependencia emocional buscará llevar al límite a su pareja y la querrá para él o ella sola, es decir que buscará lo que hace en su pareja. No querrá que se relacione con otras personas y podría incluso intentar que rompa vínculos con las demás relaciones.

No dejes de leer:
Por qué es saludable poner límites a los hijos desde pequeños

Buscan aceptación

La necesidad de agradar que tiene una persona con dependencia emocional es muy grande, pero no sólo a su pareja o en su entorno más cercano, sino a todos. Buscan constantemente aceptación y les preocupa bastante las críticas y el rechazo.

Tiene problemas para socializar

Regularmente se encierran en una burbuja y en su mundo sólo existe su pareja, lo que les hace perder las habilidades sociales, los convierte en poco asertivos. Sus temas de conversación giran en torno a su pareja y comienzan de a poco a perder su identidad, lo que los convierte en una copia falsa de si mismos.

Ocupan el papel inferior en la pareja

Este es un rasgo que es muy común, aunque no es definitivo, ya que también existe lo que se conoce como “dependencia emocional dominante”. Pero la mayoría de veces las personas dependientes emocionales ocupan el rol sumiso en la relación sin importar el género, ya que de esta manera aprendieron a conseguir lo que tanto necesitan, es esa demanda de companía y atención que imploran.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida