Psicología

10 señales de que mentimos por problemas de autoestima

autoestima baja

La autoestima es una de las mayores fuentes de problemas y alegrías que tenemos en nuestra vida. Uno de nuestros mayores recursos para proteger la autoestima es mentir, sobre todo a nosotros mismos.

A su vez es casi imposible de reconocer, lo que produce que cada vez mintamos más por inercia consolidando nuestro comportamiento. Sumemos que solemos hacerlo desde pequeños para encontrarnos con uno de los mayores problemas del mundo adulto: la mentira compulsiva.

Identificar las señales de autoestima baja

¿Cómo podemos reconocer las señales de que mentimos por culpa de nuestra autoestima? Los signos son muy variados, pero las diez señales que te presentamos a continuación son los más comunes:

1- Evitamos tocar temas personales

Cuando nos preguntan solemos responder con un escueto ‘bien’, aunque las cosas nos vayan peor que nunca en la vida. Si notamos que esquivamos tocar cualquier tema que tenga que ver con nuestra vida privada es que nos avergonzamos cada vez más de ella, y sin dudas esto provoca que nuestra autoestima sea baja.

2- Esquivamos a personas importantes de nuestro círculo social

Familiares, amigos, incluso nuestra pareja pueden ser víctimas de nuestro extraño comportamiento. Sabemos que nos harán preguntas incómodas, poniendo excusas en forma de mentiras claras para tratar de verles lo menos posible y evitar de esta manera exponernos ya que nuestra autoestima es baja.

3- Mentimos en detalles completamente banales

Las personas que mienten por problemas de autoestima pueden llegar a hacerlo incluso con las cosas más simples del mundo. Si nos da vergüenza nuestro aspecto físico podemos mentir hasta para evitar ir a comprar el pan. Estos casos pueden llegar incluso a necesitar ayuda profesional.

No dejes de leer:
10 señales que demuestran que eres una persona pasivo agresiva

4- Intensificamos el contacto con personas importantes

Un caso paradójico pero con la misma base que los demás. Necesitamos mejorar tanto nuestro concepto personal que buscamos hablar con las personas que nos importan, mintiéndoles para recibir su aprobación. Esta es una estrategia para intentar tener una autoestima alta pero está justamente demostrando la carencia de ella.

5- Hacemos cosas para las que no estamos preparados

mujer con depresion

De las más desagradables de vivir, mentimos asegurando que somos capaces de hacerlo para no quedar mal ante los demás. Especialmente grave si pueden llevar algún peligro para nuestra integridad física.

6- Decimos ‘sí’ aunque no lo pensemos

Muy relacionado con la asertividad, no importa la preguntan que nos hagan ni lo que pensemos, respondemos de forma automática para no complicar la conversación. Peligroso cuando comienzan a descubrir que somos maleables y muy fáciles de manipular.

7- Exageramos nuestros éxitos profesionales

Decir que hemos tenido mejores notas de lo normal, un sueldo mayor o una oportunidad única solo sirve para confirmarnos el fracaso en el que vivimos. De repetirse podemos llegar al caso de creernos realmente que somos capaces de todo, siendo mucho peor a la larga.

8- Pasamos más tiempo de lo normal con gente que apenas conocemos

Cuando nos encontramos incómodos con nuestra forma de ser una de las respuestas más habituales es estar más tiempo con personas poco importantes en nuestra vida, las que en un principio no se darán cuenta de nuestras mentiras.

No dejes de leer:
Triste, estresado y con sueño – El inquietante ciclo de la depresión

9- Intentamos agradar a los demás

En este punto la diferencia con otras señales es que aquí mentimos adulando a las personas que nos rodean. Algunas veces recibiremos su aprobación y otras se darán cuenta del engaño, siendo peor todavía para nuestra autoestima cuando nos pregunten por qué nos comportamos de esa forma.

10- Comenzamos a tener aficiones inimaginables

Esta señal tiene que ver sobre todo con la pérdida de autoestima al sentirnos estancados en la vida. Desde deportes de riesgo hasta actividades nocturnas, buscamos nuevas emociones asegurando que es lo que siempre hemos querido.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida