Psicología

10 señales que revelan que eres egoísta

10 señales que revelan que eres egoísta

El narcisismo y egoísmo son rasgos que suelen muy difíciles de reconocer en uno mismo, así sean muy notorios y tu pareja por ejemplo ya los haya reconocido. A continuación le daremos las 10 señales que te demuestran que eres egoísta.

No escuchas a los que no están de acuerdo contigo

Una de las virtudes más notorias de una persona madura e inteligente es la capacidad de escuchar y respetar las opiniones de los demás. Pero el egoístas ven a esas personas como enemigos. Escuchar y aprender de las demás opiniones, es una buena oportunidad de ampliar los horizontes y crecer pero si ves que esto a ti no te resulta para nada edificante e incluso lo ves como un desafío o peor aún, no te interesa en absoluto, quizás estés mostrando un rasgo típico de los egoistas.

Criticas con frecuencia a los demás a sus espaldas

Criticar está bien, pero hacerlo a las espaldas es como un acto de mala fe, mal intencionado y con claras intenciones de hacer daño, casi un chisme. Si tienes que decir algo de alguien, empieza por esa persona y trata de evaluar porqué necesitas decirselo, antes de abrir la boca, si tu intención es contribuir a hacerlo reflexionar, eso puede demostrar que eres alguien que se preocupa por los demás, pero si tu único fin es la destrucción o anulación, deberás reveer tus intenciones.

Inflas tus logros

La humildad es una virtud que a todas luces carece una personas egoísta, al contrario, un narciso busca resaltar e inflar sus logros. Cuando alguien logra algo debe esperar que los demás sean los que noten y exalten los triunfos, sino estos se opacan por el mismo autor y dejan ver la clase de personaldiad que tienes.

No dejes de leer:
Lo imposible es a veces lo nunca intentado

No muestras tu lado vulnerable

Las personas que se empecinan en demostrar fuerza y dureza, son probablemente egoístas en proceso. Esta clase de personas no tienen inclinación a ayudar a las demás personas porque ellos piensan que es una muestra de flaqueza y debilidad, y que eso no es algo para compartir ni algo que esté presente en su vida, cuando en realidad todos tenemos un lado vulnerable que nos convierte en humanos.

No aceptas las críticas constructivas

El manejo de críticas es un defecto muy común en una personas egoísta, ellos piensan que los demás buscan desprestigiarlos o desmerecer su trabajo, es poco probable que reconozcan una crítica constructiva y la acepten como tal o que puedan ver que están equivocados, ellos tratarán de hacer cambiar de opinión al otro sin siquiera considerar una vez que pueden estar equivocados..

Te crees la excepción a las reglas

Una persona egocentrista cree que las reglas no están hechas para él, que se pueden saltar todas las normas. Su actitud es siempre desafiante y con un aire de superado, pero en realidad no son capaces de darse cuenta que los demás lo puedan considerar una persona que es inmadura por sus actitudes infantiles.

Crees merecer todo

Una persona egocentrista no está dispuesto a realizar el trabajo necesario para llegar a sus metas, sin embargo lo creen merecer todo. Para ellos el éxito es un derecho que tienen porque sí, es por eso que tomarán todos los atajos posibles para lograrlo, aunque casi siempre se encontrarán con un muro impasable pero podrían tumbar a quien se les cruce en su camino si no lo consiguen.

No dejes de leer:
10 señales que nos revelan que estamos ante un vampiro emocional

Tienes miedo a tomar riesgos

Como establecimos en el punto anterior (Crees merecer todo), una de las señales de que eres egoísta, es el miedo a tomar riesgos en la vida, desde jóvenes tardan en abandonar el nido y suelen depender de los padres más tiempo de lo común. La autosuficiencia en ellos casi siempre llega mucho más tarde que en las demás personas.

Te ocultas en perfiles falsos

Los egocentristas suelen escudarse en mentiras, falsean sobre su vida para dar siempre una imagen de ganadores y exitosos, nunca dan su verdadera cara y tratan casi siempre de manipular la verdad a su favor. Este comportamiento suele crecer cuando se trata de relaciones de pareja, en donde tienen más de una cara.

No eres responsable de tus acciones

La inmadurez es un rasgo muy común en el egocentrismo, es por eso que casi nunca toman la responsabilidad de sus acciones, siempre buscan salir airosos de cualquier situación sin importarle asumir la responsabilidad o hacerse cargo de las culpas que son sólo suyas.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida