Cáncer Enfermedades Mujer Salud

10 señales tempranas de cáncer de ovario que no debes ignorar

cáncer de ovario

La razón principal por la que el cáncer de ovario es el segundo cáncer ginecológico más común, se debe a que por lo general se detecta tarde o en una fase tardía, y también este tipo de cáncer tiene la mayor tasa de mortalidad.

El índice más alto de mujeres que sufren de cáncer de ovario son de Europa, especialmente en las regiones del este y el norte de Europa. En 2012 este número llegó a 65,000 pacientes, haciendo de esta enfermedad el sexto tipo de cáncer más común entre las mujeres en Europa. Cerca de 250.000 mujeres al año se enferman de cáncer.

Estadísticas sobre el cáncer de ovario

Debido a la detección tardía de este tipo de cáncer, sólo el 50% de las mujeres diagnosticadas con cáncer de ovario sobrevive cinco años después de ser diagnosticado. Esto es debido a que el cáncer está en una fase avanzada. Si el cáncer se detecta temprano, este porcentaje se puede aumentar a 95%.

La edad no juega ningún papel con este tipo de cáncer, ya que se puede desarrollar entre mujeres de todas las edades, pero es más probable que ocurra en las mujeres que son de 50 años o más. Más del 50% de los casos de cáncer de ovario son mujeres mayores de 65 años. La mayor incidencia de cáncer de ovario es en los países industrializados. Mujeres afro-americanas y asiáticas tienen menor riesgo que las mujeres de piel blanca.

El riesgo de desarrollar la enfermedad aumenta con la edad. El cáncer de ovario es el segundo cáncer ginecológico más común y el quinto cáncer más común entre las mujeres estadounidenses. Representando el 4% de todos los cánceres que afectan a las mujeres. Sin embargo, la tasa de mortalidad por cáncer de ovario es mayor que para cualquier otro tipo de cáncer que afecta a las mujeres, debido a su detección tardía.

Síntomas y signos del cáncer de ovario

Por lo general, hay señales tempranas de la enfermedad. El cáncer de ovario se refiere a menudo como el asesino silencioso, porque las mujeres son o no son conscientes de lo que tienen, o que los síntomas no son diagnosticados con precisión hasta que la enfermedad está avanzada.

No dejes de leer:
Los 10 principales trastornos del pelo y qué significan

Los siguientes síntomas son considerados como los principales signos de advertencia de cáncer de ovario, pero puede haber muchas otras razones.

  • Presión en la pelvis o micción frecuente o urgente
  • Síntomas digestivos como gases, indigestión, estreñimiento o una sensación de saciedad después de una comida ligera, hinchazón, calambres y molestias abdominales.
  • Cambios inexplicables en el intestino
  • Dolor o hinchazón abdominal
  • Náuseas o vómitos
  • Pérdida del apetito (anorexia)
  • Pérdida de peso inexplicable o aumento de peso
  • Dolor durante el coito
  • Fatiga
  • Sangrado vaginal en mujeres post-menopáusicas

10 causas del cáncer de ovario

Hasta ahora, la ciencia no ha encontrado las verdaderas causas de cáncer de ovario, pero varios factores se sabe que aumenta las posibilidades de desarrollar la enfermedad.
El cáncer de ovario es más propenso a desarrollarse en estos grupos de mujeres:

  1. Mujeres blancas, en especial en el norte de Europa
  2. Mujeres mayores de 50. La mitad de los casos diagnosticados son mujeres mayores de 65 años.
  3. Mujeres que tenían cáncer de mama
  4. Mujeres que tienen antecedentes familiares de cáncer de mama, de ovario, de endometrio (útero), de próstata o de colon
  5. Mujeres con una mutación genética en los genes BRCA1 o BRCA2. (No todas las mujeres con estas mutaciones genéticas del cáncer de mama desarrollarán cáncer de ovario)
  6. Mujeres que tienen un familiar de primer grado (madre, hija, hermana) con diagnóstico de cáncer de ovario.
  7. La maternidad y la menstruación: Las mujeres que nunca han dado a luz tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de ovario que las mujeres que han tenido hijos. De hecho, el número de partos se correlaciona directamente con una disminución en el riesgo de desarrollar cáncer de ovario. La probable explicación de este factor de riesgo parece estar relacionado con el número de períodos menstruales que una mujer ha tenido en su vida. Las que comenzaron a menstruar temprano (antes de los 12 años), no tenían hijos, tuvieron su primer hijo después de los 30 años, y / o la menopausia después de los 50 años tienen una mayor probabilidad de desarrollar cáncer de ovario que la población general experimentado.
  8. Medicamentos: Algunos estudios muestran que las mujeres que han tomado medicamentos para la fertilidad, o terapia hormonal después de la menopausia, pueden tener un riesgo ligeramente mayor de desarrollar cáncer de ovario. El uso de anticonceptivos orales, por otra parte, parece disminuir la probabilidad de las mujeres de contraer la enfermedad.
  9. La Sociedad Americana del Cáncer informa que las mujeres obesas tienen una mayor tasa de muerte por cáncer de ovario que las mujeres de peso normal.
  10. Uso de talco: Algunos estudios reportan un riesgo ligeramente elevado de cáncer de ovario en las mujeres que se aplican con regularidad el polvo de talco en la zona genital. Un riesgo similar no se ha reportado para los polvos de almidón de maíz.
No dejes de leer:
10 Formas simples de reducir el riesgo de contraer cáncer

Cómo se diagnostica este tipo de cáncer

No existen pruebas que pueden mostrar de forma fiable si una mujer tiene un estadio temprano de cáncer de ovario. Algunos procedimientos de diagnóstico incluyen un diagnóstico de laparoscopia
exhaustiva, examen pélvico bimanual y varios procedimientos de rayos-X.

Lo único que se puede hacer es un ultrasonido del abdomen y la región pélvica inferior o una sonda transvaginal. Un examen de sangre ca-125, se utiliza para determinar el nivel de ca-125, un marcador de tumores. Un bajo GI o enema de bario implican una serie de rayos X para resaltar los otros órganos.

La conciencia entre las mujeres y sus ginecólogos debe estar en un nivel alto, porque esto es más que necesario, tener chequeos regulares, especialmente en casos de distensión donde el cáncer se puede detectar y diagnosticar en una etapa temprana cuando puede ser realmente curada.

Los chequeos regulares deben hacerse si tienes antecedentes familiares con esta enfermedad, ya que estás en alto riesgo.

Investigación y redacción: equipo de Vida Lúcida