Autosuficiencia Enfermedades Salud

10 Tips para combatir la depresión naturalmente

Mujer deprimida1

Para algunos de nosotros la depresión puede ser estacional, o asociado con el clima, pérdida o tristes recuerdos de acontecimientos importantes de la vida. Combatir la depresión, puede ser fácil y controlada, sabemos que en cualquier momento nuestra química cambiará y que sólo fue un lapso momentáneo por circunstancias obvias. Para otros, no es fácil combatir la depresión, puesto que no tener que ver con nada, sólo sabes que esa sensación fuera de control va a sucederte, y no parece haber nada que puedas hacer para detenerlo.

¿Estás de acuerdo que en nuestra sociedad moderna, la depresión parece estar ocurriendo en proporciones epidémicas? Incluso niños pequeños, adolescentes y adultos en edad universitaria han sido diagnosticados como clínicamente deprimidos. Combatir la depresión es el siguiente paso si ya sabes que estás padeciendo esta enfermedad.

Estudios de la depresión con placebo

En 2002, un colaborador de The Washington Post, Shankar Vedantam, escribió un artículo titulado “Contra la Depresión, una píldora de azúcar es difícil de superar”, donde se indica que “en el 52% de los ensayos de la FDA, los efectos de los antidepresivos no podía ser distinguidos de los de un placebo.”

Lo que es más, su investigación también indicó que “una mayor gravedad de la depresión, se asoció con un mayor cambio en los síntomas depresivos en los pacientes tratados con antidepresivos, contra el efecto contrario que se observó en los de la condición placebo de la píldora.”

La conclusión es: los medicamentos no son una solución a largo plazo. Aunque de ninguna manera se sugiere que se deje de tomar la medicación prescrita, aquí te sugerimos 10 consejos para lidiar con la depresión naturalmente, tal vez sería conveniente comenzar a mirar hacia los remedios naturales para la depresión antes de ir por prescripción con pastillas.

La prevención es clave para combatir la depresión

Si sabes que tu depresión se dispara, haz todo lo posible para evitarlo. Reduce la ansiedad, mantén una dieta saludable, y participa en un programa de ejercicios. Sí, sabemos que todo es más fácil decirlo que hacerlo, sin embargo, son las medidas preventivas más eficaces.

Ejercicio

Si no estás haciendo ejercicio de forma regular es altamente recomendable que lo hagas. Hay tantas formas diferentes de ejercicio (es decir, el yoga, aeróbicos, levantamiento de pesas, correr, etc). Comienza poco a poco ejercitando de hasta media hora al menos por día -puede ser aún más beneficioso para el tratamiento / prevención de la depresión, si lo puedes hacer en el exterior- esto te va a ayudar a que la sangre comience a fluir en todas las partes de tu cuerpo y comenzarás a sentirte mejor casi al instante. El elemento más importante para cualquier programa de ejercicios es encontrar uno que sea el más adecuado para tí.

No dejes de leer:
¿Qué podemos aprender de la depresión de los monos y la ansiedad de los perros?

Dieta

Tu dieta debe ser rica en calcio y vitaminas B, corta los carbohidratos refinados, y evita el azúcar. Come alimentos frescos y sustentables, y utiliza suplementos cuando sea necesario.

Suplementos de hierbas

Las hierbas contienen muchos poderes medicinales y puedes curar una variedad de dolencias. La hierba de San Juan es una de las hierbas más prometedores para el tratamiento de la depresión. Se ha utilizado durante siglos por los pueblos y las culturas de todo el mundo. Algunas de las hierbas beneficiosas incluyen otros, pasiflora, melisa, lavanda, limón, valeriana, avena entera, y ortiga. Comienza a investigar los beneficios de las hierbas sobre la depresión y la ansiedad, mientras que buscas el consejo de un herbolario certificado, neurópata, u otro profesional de la salud integral de atención.

Duerme lo suficiente

Una vez en estado de depresión, una de dos cosas pueden suceder: dormir mucho o no se puede dormir en absoluto. Una excelente manera de protegerse de las irregularidades del sueño es crear una rutina para acostarse y apegarte a ella todos los días. Toma un baño relajante (con sales de Epsom), bebe un té de hierbas para ayudar a inducir el sueño reparador naturalmente, reduce los estimulantes, haz lo que funcione en tu estilo de vida, pero cuida tu sueño.

Pasea por la naturaleza

Dá prioridad a tu tiempo en la naturaleza al pasar por lo menos 30 minutos al día al aire libre. Es esencial para nosotros conectar con la naturaleza, especialmente en épocas de depresión. Corta leña, pasa tiempo en el jardín, pasea al perro, haz una caminata, anda en bicicleta, pasea en canoa, ve a esquiar … cualquier cosa que elijas hacer, hazlo por lo menos durante una hora y media – más si puedes. La exposición a la luz solar por sí sola puede hacer maravillas.

No dejes de leer:
Cómo evitar la depresión por falta de serotonina

Usa tus manos para crear algo

Hacer cosas con las manos es realmente una gran terapia. Revive tus dones dados por la vida – porque todos los tenemos – y utilízalos para hacer algo hermoso. Escucha los anhelos profundos dentro de tí, al no escucharlos, puede que ese sea el motivo de tu depresión. Ya se trate de hacer algo de la casa, cocinar para tu familia, trabajar en tu automóvil, tejer, hornear, escribir, tomar fotos, pintar cuadros. Deja de resistir, sigue a tu corazón, y haz lo que te gusta.

Haz algo por alguien más

Cuando estás deprimido, nuestros pensamientos tienden a volverse hacia adentro. A menudo comienzan a revivir nuestras heridas y a veces ayudando a otras personas que están sufriendo, nos ayuda. Es terapéutico ser capaz de encontrar el significado de hacer el bien.

Háblalo intelectualmente

La depresión no es la causa de la desesperanza y la tristeza extrema – es un síntoma. Si hay un problema específico que te que está causando estos sentimientos, encáralo de frente. Investiga soluciones, reúnete con un terapeuta o consejero, establece objetivos, y llega a un plan. No permitas que tus problemas queden sin respuesta. La esperanza puede ser encontrada en el paso en movimiento, paso a paso hacia la solución de nuestros problemas.

Llama a un amigo

Podría ser que tenemos miedo de convertirnos en una carga para los que nos aman, pero debemos recordar que somos seres que nos relacionamos y estamos especialmente diseñados para vivir en comunidad con los demás. Resiste la tentación de aislarte en tí mismo y llama a un amigo.

Esperamos que algunos de estos consejos te sean de ayuda. La depresión no es algo de que avergonzarse más. Nadie en la vida está hecho de rosas. La depresión es un problema como cualquier otro – no es un defecto de carácter o una deficiencia moral – y hay métodos naturales que pueden ayudar. Al final, tú debes tomar el tiempo para conocerte a ti mismo y descubrir lo que funciona mejor para ti. Desafortunadamente, no hay soluciones rápidas y fáciles, pero hay esperanza.

Una investigación y redacción de Vida Lúcida