Autosuficiencia Hazlo tu mismo

10 usos alternativos para la sal.

10 usos alternativos para la sal.

Uno de los ingredientes más básicos, tan importante que llegó a ser considerada moneda. La sal ciertamente debe consumirse con moderación, pero además de añadirla a los alimentos, hay muchas cosas en las que nos puede ayudar en el hogar:

1. Limpiar sartenes y budares de hierro fundido: Coloca un puñado de sal en un sartén o budare grasoso y frótalo con una toalla de papel.

2. Facilita abrir nueces: Sumerge nueces o pecanas en agua salada por un par de horas. Serán más fáciles de descascarillar.

3. Darle más pico a tu merengue: Si bates las claras o una crema chantilly, una pizca de sal te ayudará a que levante más.

4. Evita la oxidación de algunos alimentos: Para que tus peras, manzanas o papas troceadas no tomen un desagradable tono marrón, mantenlas en agua salada hasta el momento de usar.

5. Quita olores de la tabla de picar: Espolvorea sal en la tabla y frótala usando un limón picado por la mitad. Enjuaga con agua.

6. Prueba la frescura de un huevo: Añade dos cucharaditas de sal a una taza de agua. Coloca el huevo en la solución. Si flota, está malo, pues ha tenido tiempo para que el aire se filtre dentro de él.

No dejes de leer:
Granero de Pallet. Ideas constructivas.

7. Dale brillo a las ollas de cobre: Mezcla una parte de sal, una de vinagre y una de harina. Unta esto en las ollas o sartenes opacos, lava con agua jabonosa tibia y enjuaga. Seca con un pañito suave y verás la diferencia. También funciona con platería y peltre.

8. Disminuye manchas de vino tinto sobre tela: Inmediatamente seca con un trapo el vino derramado y luego, cubre la mancha con un poco de sal y deja actuar entre 5 y 10 minutos. Enjuaga con agua, repite si es necesario.

9. Limpia jarras de cafetera eléctrica: llena la jarra con 1/4 de taza de sal y bastantes cubos de hielo. Mueve la mezcla en forma circular para que toque todos los costados. Deja reposar media hora y enjuaga con agua fría. También sirve para remover manchas de café o té de las tazas.

10. Evita un desastre en el horno: Si algo se chorrea mientras lo horneas, cubre con sal el derrame y en vez de quemarse, llenarte la cocina de humo y pegarse de tu horno, se hará una corteza que una vez fría, será sencilla de retirar.

Visto en: cocinayvino.net