Consejos Psicología Superación

10 verdades esenciales que olvidamos demasiado pronto

10 verdades esenciales que olvidamos demasiado pronto

mujer contemplando

1. La vida humana promedio es relativamente corta.
Sabemos que la vida es corta y que la muerte es algo natural que nos va a pasar a todos nosotros con el tiempo, sin embargo nos sorprendemos demasiado cuando llega a alguien que conocemos; es como subir un tramo de escaleras distraídos y calcular un paso se sientes que no tenemos el control.

Vive tu vida hoy! No tienes porque ignorar a la muerte ni mucho menos tener miedo de ella; hay que sentir miedo cuando la vida no se vive intensamente. La muerte no es la mayor pérdida de la vida, la perdida más importante es cuando se muere el alma estando vivo. Cuando se ha vivido íntegramente es la mejor forma de dejar huella y dejando huella nunca se olvidaran de ti.

2. Tienes que vivir la vida que creas que sea buena para ti.
Tu vida es solamente tuya; otros pueden tratar de persuadirte pero nunca pueden decidir por ti. Pueden caminar contigo pero nunca en tus zapatos; así que asegúrate de que la ruta de acceso por donde decidas caminar sea elegida por tu propia intuición y deseo, no tengas miedo de cambiar de rumbo cuando tenga sentido hacerlo.

Recuerda, siempre para llegar a lo alto de una escalera hay que empezar por el peldaño más bajo, siempre siendo productivo y paciente. Hay que darse cuenta que la paciencia no se trata de esperar, se trata de tener la capacidad de mantener una buena actitud durante ese recorrido sin importar los altos y los bajos que se nos presenten. Las acciones hablan más que las palabras, que tus labios del el grito final de éxito.

La vida nos enseña una gran lección, quizás dar un salto apasionado siempre es la mejor opción, incluso cuanto no tengas ni idea de dónde vas a aterrizas, tienes que ser lo suficientemente valiente como para dar ese paso al borde de lo desconocido y escuchar siempre a tu corazón.

3. Estar ocupado no significa ser productivo.
Estar demasiado ocupado no es una virtud, ni es algo por que respetar a alguien; aunque todos tenemos temporadas de horarios locos muy pocos de nosotros tenemos la necesidad de estar ocupado realmente todo el tiempo. La verdad es que nosotros simplemente no sabemos vivir, no priorizamos adecuadamente y no valoramos lo que realmente deberíamos valorar.

El estar ocupado todo el día rara vez equivale a tener una excelente productividad, basta con echar un vistazo a tu alrededor; las personas ocupadas sin productividad alguna son muy numerosas, ellas se apresuran por llegar rápido a todo lugar y eso implica llegando tarde la mitad del tiempo. Se dirigen al trabajo, conferencias, reuniones, compromisos sociales, etc. Ellos apenas tienen tiempo libre suficiente para atender las reuniones familiares y rara vez duermen lo suficiente; sin embargo nunca se niegan ni un correo electrónico, ni a su celular, ni mucho menos a tener su agenda sin un espacio.

A pesar de estar ocupados podemos manejar las cosas para realizar actividades que nos hagan sentir vivos, cosas que nos apasionen, ver la sonrisa de los seres queridos y sobre todo tomarnos el tiempo para nosotros mismos; para que cuando llegue el día del suspiro final estemos complacido por la clase de vida que tuvimos y no arrepentidos por todo el tiempo perdido que jamás se recuperá.

No dejes de leer:
Qué pasa con tu cuerpo al dejar la cafeína

4. Algún tipo de error se produce siempre antes del éxito.
La mayoría de los errores son inevitables, pero hay que aprender a perdonarse a sí mismo, el verdadero inconveniente es cuando no aprendemos de ellos. Si tienes demasiado miedo al fracaso posiblemente nunca puedas llegar a tener éxito. La solución radica en hacerse amigo del fracaso; ¿quieres saber la verdadera diferencia entre un maestro y un principiante? El maestro ha fallado mucho más de lo que el principiante ha intentando.

Detrás de cada gran obra de arte a mil intentos fallidos de hacerla, pero esos intentos simplemente nunca se muestran por eso pensamos que no existieron; en pocas palabras: El hecho del que no esté sucediendo ahora, no significa que no se hará realidad. A veces las cosas tienen que ir muy mal para que todo valga la pena.

5. El Pensar y el hacer son dos cosas muy diferentes.
El éxito nunca vendrá a buscarte mientras tu aguardas sentado por él, eres lo que haces mas nunca lo que dices que vas hacer. El conocimiento es básicamente inútil si no se aplica; las cosas buenas no vienen para aquellos que esperan, sino llegan a aquellos que trabajan significativamente para conseguirlo y no se trata de mantenerse ocupado sin productividad como lo hablamos anteriormente, se trata de hacer cosas efectivas para conseguirlo. Pregúntate a ti mismo lo que realmente es importante para ti y luego ten la valentía de construir toda tu vida entorno a tu respuesta; recuerda estar siempre al 100% listo para comenzar a construir tus sueños de lo contrario tendrás que esperar toda tu vida a que el destino decida por ti.

6. No tienes que esperar a escuchar una disculpa para poder perdonar.
La vida se hace mucho más fácil cuando se aprende a aceptar todas las disculpas que nos brindan, la clave es estar agradecido por todas las experiencias sean positivas o negativas. Se trata de dar un paso atrás y decir: “Gracias por esta lección”. Has de darte cuenta que los rencores del pasado son una perdida afectiva de la felicidad del hoy.

El perdón es una promesa que deseamos conservar, cuando perdonas a alguien haces que del pasado una lección aprendida y superada. No tiene nada que ver con la liberación de un criminal con su crimen, lo que hay que rescatar es la liberación de la carga de ser una víctima eterna.

7. Algunas personas son simplemente la opción equivocada para ti.
Nunca tienes que dudar que puedas ser tan grande o mas como la gente que te rodea, así no seas lo suficientemente valiente como para derrumbarlos a todos en una batalla cuerpo a cuerpo. No debes reforzar conexiones con personas que constantemente te hace sentir menos que increíble; si alguien te hace sentir incomodo e inseguro cada vez que estas con él o ella probablemente es hora de no considerarlo como amigo.

No dejes de leer:
Cuándo la queja puede servirnos para liberar frustración

Si te sientes emocionalmente agotado después de salir con esa persona o sientes un pequeño golpe de ansiedad negativa cuando los recuerdas, escucha tu intuición; hay muchas personas adecuadas y te harán bien que te darán una mejor energía e inspiraran una mejor actitud acerca de ti mismo, no tiene sentido forzarlo con personas que son la opción.

8. No es el trabajo de otras personas decirte te amo, es tuyo.
Es importante ser amable con los demás, pero aun es más importante ser amable contigo mismo; Realmente tienes que amarte, así que asegúrate de empezar hoy mismo, nunca te puedes ver atreves de los ojos de los que no te valoran o de las personas que no conocen tu valor verdadero.

Estar con tu pareja y que el o ella perciba que tú mismo no te amas, puede llegar a ser algo poco atractivo ya que te vera incompleto y así será el concepto hacia ti, si alguien te ama te dejará ser como tú te sientes bien.

9. Lo que cuenta no es lo que tienes sino lo que eres.
Cosas que realmente no dejan de ser solo cosas y que no tienen nada que ver cómo eres tú como persona, la mayoría de nosotros podemos conformarnos con mucho menos de lo que pensamos que necesitamos; eso es un valiosos recordatorio sobre todo para los que vivimos en culturas impulsadas por el consumo masivo que se centra más en las cosas que tienes que en el ser de la persona como tal.

Con demasiada frecuencia escuchamos que no somos importantes; obtener un título, conseguir trabajo, conseguir un coche o una casa, es lo que nos cataloga como importantes y es triste pensarlo y asumirlo como una verdad ya que siempre estarás engañado, para que la felicidad sea completa todos los éxitos materiales deben venir acompañados de un gran crecimiento emocional.

10. Todo cambia, a cada segundo.
Aceptar el cambio y darte cuenta que sucedió por alguna razón, no siempre va ser tan obvio en nuestra vida pero al final valdrá la pena, lo que estamos haciendo el día de hoy posiblemente es lo que teníamos predeterminado para hacer el mañana. Las cosa cambian a menuda de una manera espontanea, las personas, las circunstancias van y viene en nuestra vida.

Se mueve rápidamente, precipita calma y en segundos se convierte en caos y les sucede a todas las personas. Una decisión que se tiene que tomar en un minuto cambia vidas para siempre, personas han tenido un giro importante en sus vidas para bien o para el mal en un evento impredecible.

Por mas buena o mala que sea una situación es real que va a cambiar, es con lo único que se puede contar, así que cuando la vida te sonría disfruta, es lo mejor que puedes hacer en cambio de pedir más.

Fuente en Inglés: Marc and Angel Hack Life
Fuente en español: elartedesabervivir.com