Consejos Salud

11 señales importantes de que tu cuerpo grita ayuda

Cuando pensamos en la inteligencia, el cerebro humano viene a la mente – y con razón. Sin embargo, nuestro cuerpo queda corto. El hecho es que, nuestros cuerpos también son increíblemente inteligentes. Una forma en que esta inteligencia se manifiesta, es cómo el cuerpo responde a los estímulos internos. Algunos estamos muy en sintonía con las señales corporales, mientras que otros no, cuando el cuerpo grita ayuda.

tu cuerpo grita ayuda

Como resultado, podemos postular con seguridad, que la salud humana se ha vuelto mucho más complicada, costosa e intrusiva, debido a nuestra falta de voluntad o incapacidad para comprender el intento del cuerpo de comunicarse.

Lo que nos lleva al tema del artículo de hoy: señales que envía el cuerpo que pueden indicar que necesita inmediatamente ayuda. Ya sea que esta ayuda signifique intervención médica, cambios en la dieta, o una necesidad de reevaluar la forma de vida. ¿Porque es esto importante? Por muchas razones, pero la prevención de la enfermedad puede estar entre las más cruciales.

Debemos prestar la debida atención a qué, cómo y cuándo, nuestro cuerpo nos está comunicando con el fin de disuadir y prevenir con éxito las condiciones de salud que amenazan nuestra existencia.

11 signos importantes que tu cuerpo grita ayuda

Sin más preámbulos, presentamos 10 signos de que tu cuerpo grita ayuda y no has sabido entenderlo o escucharlo. Como era de esperar, muchos de estos signos giran en torno a los hábitos dietéticos, como se explicará a continuación.

1. Piel seca persistente

La piel seca a menudo es incómoda y molesta. Nuestro órgano más grande, la piel, se agrieta, pica y se escama, si no estamos consumiendo suficientes vitaminas – en particular, la vitamina E – en nuestras comidas diarias. Para aliviar algunos de estos síntomas, trata de añadir más pescado, nueces y aceites saludables a tu dieta.

2. Mayor deseo o consumo de sodio o alimentos salados

La mayoría de los minerales tienen una composición salada. Así, cuando el cuerpo está ansiando alimentos cargados de sal (por ejemplo, patatas fritas, cacahuetes, carne seca, etc.), a menudo es una indicación de que se necesita suplementación mineral adicional. Además, el deseo de alimentos salados puede ser una señal de que hay inflamación o una infección en algún lugar del cuerpo.

No dejes de leer:
Anacardos como un antidepresivo natural

3. Talones agrietados

Si sufres deficiencia severa de vitamina B3, puedes desarrollar pelagra y los síntomas de esta condición incluyen piel agrietada y con escamosa. El tratamiento suele ser el consumo de una dieta equilibrada, rica en nutrientes, así como suplementos de niacina. También, si su cuerpo carece de calcio, hierro, vitamina E, zinc y ácidos grasos omega-3, es probable que tengas talones agrietados, y tu cuerpo te lo está gritando.

tu cuerpo pide ayuda por talones agrietados

4. Mayor deseo o consumo de alimentos azucarados

Al igual que otros antojos en esta lista, el impulso de comer más azúcar generalmente indica una falta de dieta adecuada. Aparte de esto, hay un montón de maneras de contrarrestar estos antojos: beber mucha agua, comer verduras frescas y frondosas, y / o comer más saludable y con frecuencia.

5. Mayor deseo o consumo de alimentos crudos

Los alimentos crudos (por ejemplo, sushi, sashimi, queso) pueden indicar algún desequilibrio dentro del sistema gastrointestinal o digestivo. La razón: los alimentos crudos son eficaces para aliviar las condiciones incómodas como gastroenteritis o cólicos. Complementa estos alimentos con verduras y frutas frescas y frondosas, verás un alivio eficaz si lo haces regularmente.

6. Mayor deseo o consumo de mariscos

Aquí, el problema puede ser doble: O bien hay una falta de nutrientes o minerales (proteína más probable), o hay algún tipo de deficiencia de yodo. Los mariscos – en muchas formas – es una opción dietética saludable. Sin embargo, asegúrate de incluir cortes frescos de carne o aves de corral (que sean de libre pastoreo, o salvaje, si son mariscos), o algún tipo de sustituto para los veganos / vegetarianos, para evitar esos antojos y equilibrar tu dieta.

No dejes de leer:
Los beneficios del aceite de pescado

7. Psoriasis

Al igual que otras manifestaciones de la piel seca, la presencia de escamas o psoriasis en los brazos o codos, es indicativo de insuficiente vitamina y / o minerales. Las vitaminas A y C son culpables comunes. Teniendo esto en mente, trata de incluir alimentos como albaricoques, zanahorias o naranjas.

8. Fragilidad del cabello y / o uñas

tu cuerpo grita ayuda por uñas quebradizas

Similar a la piel seca, el cabello y uñas quebradizas, por lo general indica una deficiencia de nutrientes o vitaminas. Los niveles bajos de calcio y / o vitamina B, pueden causar que estas áreas se agrieten, se sequen y se hagan escamosas. La solución es incluir uno o más de los siguientes alimentos: pan integral orgánico, granos enteros, leche orgánica en ingesta equilibrada, legumbres o patatas.

9. Cólicos, mal sueño o insomnio

De todos los síntomas, estos tres son a menudo los más problemáticos. El magnesio – un inhibidor conocido de la actividad neuronal, y el potasio – un nutriente importante para el cerebro, el corazón y la salud muscular, puede aliviar muchas de estas dolencias.

Los alimentos tales como verduras verdes y frondosas, almendras, nueces, albaricoques, ciruelas, plátanos y muchos otros, pueden ayudar a suprimir o eliminar tales síntomas físicos y psicológicos.

10. Sangrado de la boca o las encías

El sangrado de la boca o las encías, a menudo se produce debido a una falta de vitamina C. Sin embargo, asegurar la práctica adecuada de la atención oral, es esencial también. La vitamina C se puede encontrar en muchas fuentes: frutas (especialmente naranjas), verduras y ajo.

11. Un mayor deseo de alimentos agrios y / o ser

Los cambios hormonales (por ejemplo, en mujeres embarazadas), pueden dar como resultado deseos de alimentos o bebidas más agrias. Además, los ingredientes contenidos en los alimentos ácidos, estimulan el hígado y la vesícula biliar – lo que potencialmente indica un problema con uno o ambos.