Salud

12 cosas que detonan la enfermedad autoinmune

Las condiciones o enfermedades autoinmunes, han crecido rápidamente los últimos años, con más de 50 millones de personas tan sólo en EU que viven con algún tipo de enfermedad autoinmune. Sigue leyendo porque, este artículo puede sacarte de dudas confusas que habías estado teniendo acerca de tus condiciones de salud.

enfermedad autoinmune

Ya hemos hablado en nuestro artículo: Signos de una enfermedad autoinmune y cómo revertirla, sobre las señales de que puedes estar padeciendo una enfermedad de este tipo, incluso sobre que puedes estar dentro de ese espectro con los respectivos síntomas y aún no te has enterado debido a las engañosas maneras de actuar de las enfermedades autoinmunes.

Uno de los factores que juega un papel muy importante para activarla, es la alimentación entre otras cosas no menos importantes a considerar, como lo es un ritmo de vida muy estresante y sin balance.

12 cosas que detonan la enfermedad autoinmune

Pues bien, ahora queremos centraros con los principales factores desencadenantes que de repente podrían reavivar una respuesta autoinmune y causar síntomas devastadores en el cuerpo.

Desde las enfermedades autoinmunes en toda regla, como la enfermedad de Crohn, celiaca, la enfermedad de Hashimoto, la artritis reumatoide, el lupus, esclerosis múltiple, a los “trastornos del espectro autoinmune” comunes como el acné, o el síndrome de intestino irritable (SII) y fibromialgia, que podría estar más cercana ya a una enfermedad autoinmune por su condición tan dolorosa, es importante saber cuáles son los potenciales disparadores que pueden resultar en una respuesta inmune inflamatoria en el cuerpo.

Las siguientes, son algunas de las cosas en las que debes prestar más atención a la hora de ver el tratamiento que será de apoyo para tu condición autoinmune. Una dieta de eliminación, es lo mejor que puedes ir haciendo para reducir los síntomas, quitando de tu dieta y estilo de vida las siguientes cosas.

1. El gluten

El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo, cebada, espelta, centeno y otros granos. Esta proteína está ligada en muchos estudios diferentes a un aumento del riesgo de autoinmunidad.

Muchas personas y sus médicos creen que tienen que tener la enfermedad celíaca para ser intolerantes al gluten. Cuando sus pruebas de laboratorio para la enfermedad celíaca salen negativas, se les dice que evitar el gluten no es necesario.

Esta falta de información anticuada mantiene a muchas personas que luchan con una enfermedad autoinmune muy enfermas.

Hay muchos pacientes autoinmunes no tiene que ser un pedazo de pan o pasta para causar daño tampoco. Alimentos con contaminación cruzada con gluten, para muchas personas con enfermedades autoinmunes pueden ser como la gasolina en un fuego.

Te invitamos a que leas nuestro artículo: 10 signos que te indican si eres intolerante al gluten.

No dejes de leer:
Propiedades, usos y presentaciones de la Stevia.

2. Los cereales sin gluten

Muchas personas con problemas autoinmunes ya evitan el gluten, pero siguen consumiendo alimentos como el maíz, la avena y el arroz. Con todo y lo bien intencionado que pueda ser esta decisión, estos granos pueden ser tan perjudiciales como el gluten, o incluso más perjudiciales.

Las proteínas en estos granos son muy similares al gluten, y pueden ser como un juego de ruleta rusa para alguien que sufre de una enfermedad autoinmune. Así como la sensibilidad al gluten, los síntomas no tienen que ser de naturaleza gastrointestinal. Un brote de cualquier síntoma autoinmune puede ocurrir con la exposición a los granos.

Cada persona es diferente, por lo que es útil realizar análisis de sangre inmunológicos para ver con lo que tu cuerpo está reaccionando.

detonadores autoinmunes enfermedad autoinmune

3. La quinoa

Una de las favoritas de la comunidad pro salud, sin embargo, los pseudo-cereales como la quinua, son altos en proteínas llamadas saponinas que pueden dañar el revestimiento del intestino, provocando una respuesta inmune en el cuerpo.

El remojo y enjuague de la quinoa pueden reducir el efecto dañino en el intestino, pero para muchas enfermedades autoinmunes esto no es suficiente. Si estás dentro del espectro autoinmune, es recomendable que la evites.

4. Estrés

El estrés tiene muchos efectos de largo alcance sobre tu salud; uno de ellos es tu sistema inmunológico. La investigación ha encontrado al estrés mental crónico como un desencadenante de las enfermedades autoinmunes.

Muchos pacientes han indicado la aparición de sus problemas de salud durante un momento difícil en su vida. El cuidado de un padre anciano, la pérdida de un ser querido o un divorcio pueden ser el punto de inflexión para una respuesta autoinmune.

5. Las toxinas

Nuestro entorno ha sido bombardeado con toxinas que eran desconocidas hace 100 años. Estudios han demostrado que las toxinas desempeñan un papel en los casos autoinmunes tales como tiroiditis autoinmune.

Enfermedades autoinmunes

6. Azúcar

No debe ser ninguna sorpresa que el azúcar está en esta lista, pero no estamos hablando sólo de la comida chatarra estereotipada. Hay muchos alimentos “saludables” basura que son populares en la comunidad de alimentos saludables que no son nada buenas para las enfermedades autoinmunes.

Términos más saludables que suenan como “azúcar orgánica” o “néctar de agave” en la etiqueta de un alimento pueden parecer más naturales, pero el azúcar sigue siendo el azúcar para el sistema inmunológico.

El azúcar compromete al sistema inmunológico causando inflamación, y si estás padeciendo una enfermedad así o estás bajo el espectro, potenciará la inflamación aún más aflorando otros síntomas muy pronto.

7. Chocolate

Este delicioso alimento puede causar mucho daño a alguien que vive con una enfermedad autoinmune. La literatura muestra que algunas personas que luchan con problemas autoinmunes pueden verse afectados negativamente por el chocolate.

No dejes de leer:
Mejorar el metabolismo para adelgazar

8. Lácteos

La caseína, la proteína principal que se encuentra en la leche y otros productos lácteos, puede ser un desencadenante de inflamación fuera de control en el cuerpo.

La eliminación de las proteínas lácteas en el ghee o mantequilla clarificada puede ser una alternativa más segura para algunas personas. Algunos trastornos de autoinmunidad también pueden manejar los lácteo fermentados, como el yogurt o el kéfir, los dos proveniente de vaca de libre pastoreo.

9. Solanáceas

Un grupo de plantas que consta de tomates, pimientos, patatas, berenjenas, bayas de goji y algunas especias contienen alcaloides en la piel que pueden causar una respuesta inflamatoria en el cuerpo.

10. SBI (Sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado)

El Sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado, o SBI, se produce cuando las bacterias normales del microbioma crecen del intestino grueso donde pertenecen en el intestino delgado.

Esto puede conducir a una serie de condiciones localizadas de espectro autoinmune tales como SBI y el reflujo ácido. El SBI crónico también puede llevar a un intestino permeable que puede causar problemas autoinmunes en todo el cuerpo.

Te invitamos a ver nuestro artículo 9 signos de que tienes intestino permeable, para mayor información.

11. Microbioma debilitada

La mayor parte de tu sistema inmune reside en lo que se conoce como el microbioma. Este sofisticado ecosistema intestinal se compone de miles de millones de colonias de bacterias.

Tu microbioma no sólo controla el sistema inmunológico, pero tu cerebro, hormonas y la expresión genética.

Parásito, la levadura y las infecciones por hongos han sido implicados en una variedad de condiciones de tipo autoinmunes tales como el Parkinson y esclerosis múltiple.

También es importante tener en cuenta que no necesariamente tienes que estar experimentando síntomas gastrointestinales para ser afectados por estos patógenos.

intestino permeable enfermedad autoinmune

12. Síndrome del intestino permeable

La medicina funcional considera un aumento de la permeabilidad de la mucosa intestinal, o un “intestino permeable”, un precursor de la autoinmunidad.

Todos los desencadenantes mencionados anteriormente pueden conducir al síndrome de intestino permeable. Debido a esto, un intestino permeable puede ser visto como un disparador causal, pero también como el efecto que procede de una condición autoinmune.

Cuando el intestino está dañado, proteínas de alimentos no digeridos y endotoxinas bacterianas pueden pasar a través del revestimiento de protección intestino, y encienden una reacción autoinmune en todo el cuerpo.

En resumen, encontrar tus propios disparadores personales puede salvarte de años de sufrimiento innecesario que millones con condiciones autoinmunes atraviesan hoy en día por no saber esta simple verdad, y que consiste en sólo limpiar curar tu intestino y eliminar cosas de tu dieta y estilo de vida.

Redacción de Vida Lúcida
Imágenes de shutterstock