Psicología Reflexiones

12 maneras de aumentar la confianza en ti mismo cada día

La confianza es la cualidad que casi todos perseguimos, pero es también una de las más difíciles de alcanzar. De hecho, dudar de uno mismo es algo que afecta a la gran mayoría de personas. Puede sonar tan fácil ordenarnos un poco de seguridad, pero no es tan simple como se anhela.

tips para aumentar tu confianza cada día

La confianza no es un resultado, sino un músculo en cuya construcción debemos trabajar continuamente. ¿Qué queremos decir realmente cuando decimos que queremos aumentar nuestro nivel de confianza? La mayoría de las personas describen un deseo de sentirse más seguros de sí mismos. Se trata de sentirnos conectados a nuestros propios valores y capacidades para vencer distintas adversidades.

Tips para aumentar la confianza en ti mismo

Pero aumentar el nivel de confianza es una habilidad, y todas las habilidades requieren tiempo de práctica para dominarlas. Por lo tanto, sin más preámbulos, aquí tienes 12 maneras de impulsar tu confianza cada día.

1. Empieza tu día con afirmaciones

Las investigaciones han demostrado la eficacia de las afirmaciones positivas para reducir el estrés y aumentar la salud física. Las meditaciones de tipo afirmación incrementan la confianza porque te atraen hacia lo que estás queriendo crear en la vida.

2. Encuentra tu centro

Enfrentarte a la vida te hace sentir ansioso y menos seguro, así que respira para registrarte con tu cuerpo. Observa la posición y postura que tienes naturalmente; luego, exhala y recupera el equilibrio en tus pies para sentirte centrado.

No dejes de leer:
Como usar la terapia de la risa

3. Celebra tus victorias y pérdidas

¿Con qué frecuencia te celebras a tí mismo o te das una palmadita en la espalda por un buen trabajo? Si tu respuesta es “no lo suficiente”, probablemente estés más familiarizado con el lenguaje, “debería haberlo hecho mejor”.

4. Mejora tu lenguaje

Cuando sacamos las vacilaciones de nuestro discurso comenzamos a sonar más seguros y en control de nuestras ideas y acciones. Prueba grabar el máximo de tus conversaciones diarias y trabaja hasta eliminar las vacilaciones.

5. Mantén un diario de gratitud

La escritura puede ser una gran manera de canalizar tus pensamientos, deseos, y metas en algo sustancial. Los ejercicios cortos de escritura son una manera rápida y fácil de aumentar su nivel de confianza diaria.

6. Pregúntate positivamente

A menudo nuestro nivel de confianza baja porque nos preguntamos cosas como “por qué no podemos hacer algo”. Aprende a preguntarte ¿Cuál es una manera de encontrar una solución creativa a este problema?

7. Establece metas claras y concisas

Establecer metas claras te anima a mantener tus ojos en la meta. También le permite sintonizar los pasos que harán que el resultado sea accesible y productivo. Es una técnica de negocios utilizada en muchas empresas exitosas.

8. Mantener una buena postura y posicionamiento corporal

Todos hemos oído que debes estar de pie, con los hombros, la espalda y la cabeza en alto. La razón de esto no es sólo para que otros te perciban como una persona segura. Es también para que más confianza contigo mismo.

No dejes de leer:
Cómo darte cuenta que estás a gusto contigo mismo

9. Reconoce tus logros

Cuando prestas atención a lo que funciona en tu vida y admiras tus logros, preparas el escenario para el éxito. Esto también te permite ver qué es lo que hiciste para crear esos logros.

10. No tengas miedo de probar algo nuevo

Intentar algo nuevo puede provocar un poco de miedo. ¿La razón? Como adultos, siempre queremos evitar que nos miren mal. Pero no podemos negar lo bien que se siente aprender y dominar nuevas habilidades.

11. Ayuda a otros

Ayudar a los demás es una gran manera de ayudarte a ti mismo. Cuando ayudas a otros, tienes la experiencia de ser útil y hacer una diferencia positiva en el mundo.

12. Presta atención a tus pensamientos y sentimientos

Todos tenemos voces dentro de nosotros que nos dicen que no somos lo suficientemente buenos. Pero también tenemos la capacidad para alimentar nuestro cerebro para que nos hable cosas positivas. Esa voz finalmente corresponde a nuestros propios pensamientos, si trabajamos en los pensamientos positivos, nuestra voz será agradable y entusiasta.

Comparte esto: