remedios caseros Salud

15 remedios caseros para infecciones virales

Las infecciones virales pueden ser producidas por una serie de organismos que producen enfermedades desde respiratorias hasta gastrointestinales. Puedes tratarlas de manera naturales con algunos remedios caseros que pueden marcar una gran diferencia.

mujer con gripe infecciones virales

Como seres humanos, estamos expuestos a las bacterias y los virus, algunos de ellos buenos para nosotros e importantes para nuestra existencia y otros no tan buenos. Estos organismos invisibles pueden causar infecciones virales y enfermedades. Las infecciones virales y bacterianas también cambian con el tiempo y la temporada del año.

Remedios efectivos para las infecciones virales

Aunque pocas infecciones virales pueden causar y conducir a situaciones que amenazan la vida, otras son simplemente debido a los cambios de estación y la hora o la exposición al nuevo entorno. No nos es posible permanecer ocultos de estas infecciones. Pero necesitamos que no cunda el pánico, ya que puedes usar estos remedios caseros simples, eficientes y baratos que te ayudarán a tratar las infecciones virales naturalmente.

Aquí está una lista de los 15 mejores remedios caseros para el tratamiento de infecciones virales:

Resfriado común y tos:

El resfriado común puede golpear en cualquier momento durante todo el año, dependiendo de la susceptibilidad de uno mismo a la infección viral. Muchos de nosotros nos enfriamos y padecemos de tos durante el cambio de las estaciones, que se transmite por lo general de una persona a otra a través del contacto y la exposición. El resfriado común puede ser causado por muchos virus diferentes y las más comunes son el rinovirus, adenovirus y coronavirus. Dependiendo de la severidad de la infección, los síntomas de la infección viral pueden durar unos pocos días a aproximadamente unas pocas semanas. Algunos remedios caseros que se pueden utilizar para tratar el resfriado común son:

1. Beber agua tibia o bebidas calientes:

té de hierbas infecciones virales

La tos y el frío y pueden dejar tu boca y garganta fría y seca. Por lo tanto, es de suma importancia beber abundante líquido. El agua caliente o tibia, té de hierbas con miel, limón y jengibre es una buena manera de curar este dolor de garganta. Además, se puede añadir el té y el café para el alivio, pero es importante mantener un mínimo, ya que podría conducir a la deshidratación.

2. Utiliza el vapor:

La tos y el frío causan la producción excesiva de moco y conduce a la obstrucción del paso nasal y tracto respiratorio. Para obtener alivio del bloqueo y abrir las vías respiratorias, usa el vapor. Hierve un poco de agua en un recipiente poco profundo y respira lentamente el vapor y deja que te llene. También debes de sentir el calor en la cara. Ten cuidado de no quemarte con el vapor excesivo y al manipular el agua hirviendo. Después del proceso de vapor, mantente cubierto por un tiempo para dejar que el calor tenga su efecto.

3. Uso de jengibre, pimienta negra y semillas de hinojo:

Hierve el jengibre rallado, la pimienta negra y las semillas de hinojo y reduce el agua a la mitad. Deja que la mezcla se enfríe un poco, y luego bébela tibia para aliviarte. Como alternativa, también se pueden hacer gárgaras con agua caliente y una pizca de sal marina añadida a ella para aliviar el frío y el moco que bloquea la garganta.

Gripe:

Muchas personas contraen lo que se conoce como la gripe y algunas personas también se refieren a ella como influenza en algunos casos. A veces puede llegar a ser incluso peligrosa para la vida. A los niños a menudo se les da una vacuna contra la enfermedad, ya que podría dar lugar a complicaciones. Sin embargo, solo nos referiremos a la gripe común.

4. Toma una sopa:

La sopa funciona de manera efectiva para la gripe. Solo debes hacer un poco de sopa caliente en la cocina y tomarla. La sopa de pollo o cualquier sopa que te guste hacen la magia y calman la garganta irritada. También es conocida por ayudar con la infección.

No dejes de leer:
Signos de un hígado dañado

5. Ajo:

La gripe puede ser muy persistente. El ajo ayuda a cuidar de la gripe, ya que tiene propiedades anti-hongos, anti-virales y anti-bacterianas. Cocinarlo demasiado puede hacer que sea ineficaz, por lo que, lo mejor es tomar el ajo en su forma cruda. Lo que debes de hacer es cortar en cubos o rallar 2 a 3 dientes de ajo y consumirlos con agua. Si puedes aguantar, tratar de masticar los dientes en tu boca para liberar las enzimas. El ajo funciona para curar los síntomas de manera más eficaz y es un aliado para tratar las infecciones virales.

6. Vinagre de manzana:

El vinagre es conocido por ayudar en casos de gripe, ya que es de naturaleza alcalina y equilibra los niveles de alcalinidad del cuerpo, y lo alcalino no es el mejor entorno que busca un virus para crecer en el cuerpo. Por lo tanto, tener vinagre de sidra de manzana es perfecto para curar la gripe. La manera de tomar el vinagre de sidra manzana es simple. Añade una cucharada en un vaso de agua y tómalo directamente. Bébelo un par de veces al día para combatir la gripe y deshacerse de la infección viral.

7. El Saúco o jarabe de Sambucus:

El saúco o jarabe de Sambucus se utiliza comúnmente para tratar la gripe. Tiene propiedades anti-virales y anti-oxidantes. También es rico en antocianinas, que es un agente anti-inflamatorio. En el caso de la gripe, se podría experimentar problemas debido a la hinchazón. El Jarabe de saúco está fácilmente disponible para el consumo y se puede obtener desde el mercado para ponerlo en el té verde o simplemente tomar una cuchara cada mañana.

Bronquitis:

infecciones virales influenza

La bronquitis puede ser causada tanto por virus y bacterias y puede conducir a situaciones que amenazan la vida, pero aún así puede ser atendida en casa si no se ha convertido en un caso agudo de bronquitis.

8. Almendras:

Las almendras son una rica fuente de nutrientes y vitaminas. También contiene magnesio y calcio. Tienen un poder de curación increíble para enfermedades respiratorias y para reducir los efectos de las infecciones virales. Así pues, si estás sufriendo de bronquitis, ten suficientes almendras y consúmelas en cualquier forma que te guste o te sientas cómodo.

9. Las cebollas:

Las cebollas con miel pueden tratar la bronquitis en casa. Las cebollas son buenas para el flujo del moco ya que se cargan con expectorantes. La miel es un anti-biótico increíble, lo que ayuda a construir la resistencia contra las enfermedades virales. Hay dos maneras de consumir las cebollas.

  • Corta rebanadas delgadas de cebolla y cúbrelas con unas cucharadas de miel. Deja la cebolla y miel durante la noche. El objetivo es asegurar que las cebollas estén cubiertas en miel, para que las cebollas puedan absorberla correctamente. Toma una cuchara a intervalos regulares durante el día para el alivio.
  • Las cebollas en cualquier forma alternativa a esta son buenas. Pero trata de comerlas crudas las mayoría de las veces, como en sándwiches, ensaladas o incluso en productos horneados, si se puede.

10. Chiles:

Los chiles hacen sudar y la nariz escurre cuando comes muchos de ellos. La pimienta de cayena te ayudará a producir más mucosidad y limpiar todo tipo de bloqueos para ayudarte a respirar fácilmente. Por lo tanto, aumenta la ingesta de chile un poco y deshazte del moco para respirar tranquilo.

No dejes de leer:
Cómo bajar la fiebre naturalmente y sólo cuando se necesita

11. Limón:

El limón es uno de los mejores tratamientos caseros para la bronquitis. Mientras muchos recomiendan su uso junto con el té verde y la miel, también puede ser consumido rallando cáscara de limón, tomar 1 cucharadita de esto y ponerlo en agua para hacer té de limón. Hierve el agua o simplemente toma 1 taza de agua y añade rodajas de limón a la misma dejándolo hervir. Utiliza un tamiz para colarlo y consumir lo mismo. El limón es una buena manera de matar las bacterias y los virus. También mantiene la infección viral bajo control.

12. Tomillo:

El tomillo es un ingrediente eficaz que perpetúa a través de todas las cocinas del mundo. Pero, muy pocos de nosotros realmente saben que el tomillo combate las infecciones virales y ayuda a cuidar de infecciones pulmonares mediante el fortalecimiento de los pulmones. Hay 3 maneras de utilizar el tomillo para fines de curación:

  • Lo más fácil es utilizarlo como una hierba. Sazona tu comida con él y al mismo tiempo asegúrate de que estás obteniendo el suministro necesario para curar los pulmones y fortalecerlos
  • La segunda opción es tomar una taza de agua, ponerla a hervir y añadir unas hojas de tomillo, hierve correctamente, tamiza y añade la miel para consumir esta mezcla.
  • Por último, pero no menos importante, el aceite de tomillo también está disponible en el mercado en estos días. Por lo tanto, puedes utilizar el aceite de tomillo para masajes o frotar la zona del pecho para despejar la congestión nasal y conseguir un poco de calor para el alivio de todos los problemas de dolor y de respiración.

Gastroenteritis:

prevenir la diarrea con remedios caseros

Más comúnmente conocida como la gripe estomacal, ésta es la principal causa de problemas estomacales. Viene con síntomas como vómitos, diarrea y malestar estomacal con dolor y calambres severos. Uno podría querer recibir tratamiento de esta enfermedad a la mayor brevedad ya que se propaga fácilmente. La infección viral necesita ser tratada bien y a tiempo y con precaución.

13. Toma descansos y come ligero:

Evita lo que no puedas manejar dándole a tu estómago una buena cantidad de descanso. Si un bebé está sufriendo de este problema, es importante evitar los productos lácteos y los alimentos sólidos pesados, ya que podría dar lugar a aumento del problema. Permanece en casa y descansa. También, puesto que sufres de deshidratación, es importante darle a tu cuerpo una amplia cantidad de líquidos a intervalos regulares. Por lo tanto, toma suficiente agua a intervalos regulares y come ligero. Lo primero que debes tratar con este problema es evitar cualquier cosa que estrese el sistema digestivo.

14. El jengibre o té de menta:

Toma jengibre o té de menta para obtener algo de alivio ya que la menta ayudará a calmar el dolor de estómago y reducir los espasmos que causan fuertes calambres y dolor intenso. También ayuda al sistema digestivo en general y proporciona un alivio inmediato y temporal de todo el dolor. Al hacer el té puedes agregar jengibre y miel. Bebe el té para calmar el dolor de estómago y reducir la inflamación en el tracto digestivo. Si te sientes cómodo, toma un poco de jengibre, en trozos pequeños y mastica para liberar las enzimas y minerales en tu boca.

15. Usa trocitos de hielo:

La fiebre también es un acompañamiento de la gastroenteritis y se pueden usar trozos de hielo para hidratar el cuerpo y al mismo tiempo regular tu temperatura corporal. Utiliza pedazos de hielo durante todo el día, ya que también hará que tu estómago y esófago se sientan mejor con la sensación de enfriamiento.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida