Belleza Psicología Salud emocional

3 métodos para eliminar las emociones negativas y las toxinas

emociones negativas

Con algunos hábitos diarios se pueden eliminar las toxinas físicas y emociones negativas fácilmente. Aire, agua y un cepillo son el trío mágico para animar un cuerpo sano, eliminando sus toxinas y equilibrándolo emocionalmente.

Métodos para eliminar las emociones negativas y las toxinas

La desintoxicación no tiene que ser algo que temer ni una prueba costosa, complicada y agotadora. Puedes eliminar las toxinas acumuladas en el cuerpo y eliminar las emociones negativas de las siguientes maneras. Es fácil y accesible y contribuye mucho al bienestar de tu cuerpo.

Respirar

Respirar por lo general no es algo que pensamos, ya que viene de forma natural. Pero la mayoría de la gente realmente no respira correctamente, especialmente en nuestro mundo acelerado. La respiración tiende a ser estrecha, poco profunda y estresada. Este estilo de respiración nos priva del potencial de oxígeno que podemos tomar y esto contribuye a nublar el cerebro, al cansancio y la acumulación de toxinas. Pero este problema se resuelve fácilmente con un poco de conocimiento, intención y una técnica de respiración llamada kapalabhati – “mente brillante” en sánscrito. Se trata de cultivar una conciencia sobre la respiración. La mayoría de las personas sólo respiran con la parte superior de los pulmones, pero realmente necesitamos hacerlo con el diafragma para extraer el aire plenamente. Tómate unos minutos durante el día para respirar profundamente. Al tomar más oxígeno, los tejidos se van desintoxicado, la mente se aclara y el sistema nervioso se calma (lo que conduce a estados emocionales positivos). A continuación lee el siguiente ejercicio con la práctica kapalabhati:

No dejes de leer:
Cómo hacer un baño portátil en 5 minutos para viajes o campamentos

Siéntate en una posición cómoda, con la columna vertebral erguida. Respira normalmente durante aproximadamente un minuto. Luego comienza con una respiración enfocada en la exhalación. La inhalación debe ser espontánea y sin esfuerzo; sólo debe acentuarse suavemente la exhalación. Al espirar, contrae súbitamente los músculos abdominales con tal rapidez que el aire sea expelido ruidosamente por la nariz, como un fuelle. No te enfoques en la inhalación. Será automática y pasiva. Este ejercicio debe hacerse en tres rondas, cada una consta de 11 respiraciones (para los principiantes).

Hidratación

Beber agua parece una acción básica y simple, sin embargo, la deshidratación es común. Beber aproximadamente 2.2 litros de agua (aproximadamente nueve tazas) al día aayuda a eliminar las toxinas acumuladas durante la jornada (ayuda a aliviar la tensión puesta sobre los riñones y el hígado). Es especialmente importante beber abundante agua a primera hora de la mañana ya que las toxinas se han acumulado durante la noche. Agregar el jugo de medio limón es aún mejor, ya que ayuda a limpiar el hígado. La medicina china cree que el hígado es el asiento de la ira, mientras que los riñones se asocian con el miedo (el equilibrio de estos órganos es importante para la salud emocional). El agua purificada es fundamental, de lo contrario estamos simplemente cambiando una toxina para otra.

No dejes de leer:
Cómo limpiar fácil y naturalmente el filtro de ventilación de la estufa.

Cepillado

El cepillado en la piel seca es otra forma económica y fácil de desintoxicarse. Las células muertas se desprenden, los sistemas linfático e inmunitario se estimulan mientras que las toxinas que se albergan en la celulitis se reducen. Un cepillo de mango largo de cerdas naturales es todo lo que se necesita. Comienza con la piel seca y moviendo el cepillo ascendente hacia el corazón. Los pies son un buen lugar para comenzar. Cepilla las piernas, los brazos, la espalda y el abdomen. Se tarda sólo 5-10 minutos en cepillar todo el cuerpo. Asegúrate de disfrutar de una ducha caliente después, beber un gran vaso de agua y respirar profundamente. Su cuerpo purificado felizmente te lo agradecerá.

Investigación y Redacción: Vida Lúcida