Psicología

4 consejos para impulsar tu poder mental

En la antigüedad, el más fuerte físicamente, es el que dominaba realmente. Era un mundo más salvaje, un mundo de supervivencia, y aunque seguimos en el mismo mundo, al que muchos le llaman “jungla”, ahora, la supervivencia del más fuerte no sólo es cuestión física, sino también de poder mental.

poder mental

4 consejos para impulsar tu poder mental

La importancia de la fuerza mental, hoy por hoy está por encima de cualquier capacidad física que se puede poseer. El mantra de la mente sobre el cuerpo es cierto – puedes hacer cualquier cosa si enfocas tu mente en ello. Los siguientes, son algunos consejos para ayudarte a construir la fortaleza mental.

1. Centrarse en sí mismo primero

Ser consiente de sí mismo es un lugar para empezar a construir lo que se llama “mente inmejorable.” Una mayor conciencia de sí mismo nos ayudará a evitar cometer los mismos errores una y otra vez, y nos permite alinearnos para un siguiente momento más serio.

Un diario es un buen lugar para establecer la auto-conciencia. Incluso si son sólo 10 minutos al día, encuentra un lugar tranquilo donde puedas evitar interrupciones. Haz un poco de respiración profunda para buscar tu centro, pasa algún tiempo con franqueza reflexionando sobre quién eres y dónde estás en tu vida. Haz esto todos los días y constrúyelo en un hábito confiable, como cepillarse los dientes.

2. Averigua tu propósito

He aquí algunas preguntas que debes hacerte para ayudar a determinar si estás en el camino correcto o equivocado:

No dejes de leer:
Descubre el poder que tienen tus palabras
  • ¿Cuáles son tus pensamientos condicionados sobre lo que se supone debes hacer con tu vida?
  • ¿Qué es lo que crees que debes realmente hacer con tu vida?
  • ¿Qué es lo que sientes que debes realmente hacer con tu vida?
  • ¿Hay alguna voz que te hace dudar en lo profundo de ti sugiriendo que estás en el camino equivocado?
  • ¿Es la misma voz que te empuja con la sensación de que estás en el camino correcto?
  • ¿Cuál es esa cosa por la que piensas que estás aquí? ¿En qué cosa te enfocarías si no tuvieras nada que te detiene?
  • ¿Qué harías diferente si supieras que tienes un año de vida?

Entonces, ¿qué haces con las ideas que le siguen? Esta puede ser una poderosa auto-realización que puede hasta motivarte a abandonar una carrera que quizás te está comiendo vivo, por ejemplo. Preguntarte a tí mismo estas preguntas, proporciona orientación y habilita la búsqueda de lo que era tu verdadero sueño, si es que tenías realmente otro.

3. Determina tu camino

El desarrollo de habilidades como la disciplina, la dedicación y la adquisición de una capacidad que requiere alto rendimiento, por ejemplo, requiere en primer lugar de sintonía con tu verdadero ser. Un camino con corazón será auténtico con tu verdadero yo. No una versión confusa de lo que otros piensan que es mejor para ti, sino lo que es.

No dejes de leer:
Las 10 costumbres que tienen las parejas felices

Comienza con las preguntas que aparecen arriba y ve hacia dónde te llevan.

4. Apoya a su nuevo propósito con un estilo de vida saludable y el apoyo de los demás

Para muchos, si la vida está en el camino equivocado, no te dará la energía para hacer un programa de acondicionamiento físico, por ejemplo, como parte de tu vida diaria, o para alimentarte con una dieta saludable y energizante. Una consecuencia de la mala conciencia de sí mismo, es que la rutina la vida te reclamará tu salud espiritual, mental y física.

Una plataforma de auto-conciencia que lleva a un renovado propósito en la vida, en última instancia requiere que tomes el cuidado de tu cuerpo de una manera gratuita. ¿Las buenas noticias? Estarás tan entusiasmado por estar en tu camino cierto, que la energía ya no será un problema. La clave está en aprovechar esta energía y comprometerse con un estilo de vida saludable (ejercicio y nutrición).

Si esta es un área problemática para ti, no lo hagas solo. Encuentra un grupo de personas de ideas afines para que te apoyen. Esta es la forma de no sólo tomar el camino, sino mantenerse en el mismo.

Investigación y redacción de Vida Lúcida
Imagen de shutterstock