Bajar de peso

5 consejos para reducir la grasa del vientre después del embarazo

El embarazo modifica el cuerpo de las mujeres mientras que el feto se desarrolla en su vientre, la grasa del vientre y el aumento de peso de algunas zonas particulares, es una de las principales modificaciones que una mujer sufre durante esta etapa. Llevar una alimentación saludable es importante para proteger la salud del bebé y la mamá, ya que la obesidad puede complicar el parto y causar diabetes al pequeño.

reducir la grasa del vientre embarazo

Reducir la grasa y recuperar la figura después del parto, a veces no es fácil, mucho menos para aquellas mujeres que han acumulado bastante grasa en su cuerpo.

Sin embargo no es imposible lograrlo, aunque se necesita determinación, ser perseverante y tener mucha fuerza de voluntad, pero deberás saber la realidad, y ésta es que tu cuerpo ya no será el mismo de siempre, obviamente habrá cambios que ya no se podrán modificar, como lo es que tu cintura y caderas serán más anchas, vientre más suave, y otros aspectos que tú misma te irás dando cuenta.

5 consejos para reducir la grasa del vientre después del embarazo

Los siguientes son algunos consejos simples que te ayudarán a iniciar tu objetivo de perder grasa del vientre que se acumula por el embarazo, pero antes de empezar, debes dejar un tiempo considerable pasar. Es necesario que le des un tiempo a tu cuerpo para recuperarse del parto, quizás una seis semanas, y si estás amamantando a tu bebé, debas esperar que tenga 2 meses antes de empezar con el objetivo de bajar de peso y reducir grasa.

Empezar una dieta demasiado pronto, puede hacer que tu recuperación se retrase y sientas cansancio. Debes darle a tu cuerpo espacio de que se recupere a su tiempo, verás que él solo hace lo suyo y sin hacer nada empezará a conseguir su forma, sólo evita, como te hemos mencionado, comer de manera poco saludable.

1. Lleva una alimentación balanceada para reducir la grasa

Es importante seleccionar bien los alimentos y crear una alimentación saludable evitando las comidas chatarras, las frituras y aquellas con grasas saturadas y aumentar el consumo de frutas y verduras. Incluye:

  • Frutas y vegetales
  • Cereales integrales
  • Proteína magra de fuente saludable (orgánica), como carnes blancas y rojas.
  • Leche, si optas por leche de vaca, que sea orgánica y sin pasteurizar, y lo mismo con los quesos, pero puedes optar por leches vegetales también, como la leche de almendra.
  • Verduras de hoja verde como la espinaca, diariamente
  • Hierro, especialmente si sufres de síntomas después del parto. Puede encontrar esto en cosas como en el jugo de ciruela, y carnes magras.
  • La vitamina C, que puede ayudar con la curación de heridas para las madres que dieron a luz por cesárea. La encuentras en naranjas, tomates y jugos de frutas naturales.
No dejes de leer:
Bebidas verdes que ayudan a quemar grasa

 Más superalimentos

Si está de humor para una merienda, piensa con cuidado antes de elegir. Mantente alejada de los paquetes de snacks, ya que están llenos de toneladas de edulcorantes artificiales. En lugar de ello, opta por snacks saludables de tu elección o elige uno de los siguientes:

  • Galletas integrales con hummus
  • Nueces (guarda algo en tu bolso en caso de que sientas un antojo sobre la marcha)
  • Una taza de cereal integral orgánico con leche de almendras.
  • Un huevo duro orgánico con algunas zanahorias
  • Queso orgánico bajo en grasa con una pieza de fruta
  • Mantequilla de maní orgánica en una manzana
  • Yogur griego natural – poner en una taza de bayas para evitar el azúcar añadida por el tipo de sabor

Se puede optar por consumir alimentos con propiedades quema grasas naturales por ejemplo, la lechuga, el tomate, el pomelo, la naranja y el vinagre de sidra de manzana entre ellos. Éste último, puedes consumirlo de varias maneras, lee nuestro artículo donde explicamos cómo usar vinagre de sidra de manzana para bajar de peso. Estos alimentos ayudarán a quemar las calorías tan sólo consumiéndolos y resultan un excelente complemento para lograr el objetivo.

No olvides pedir ayuda de un especialista en nutrición para que te oriente sobre la mejor alimentación que puedes darte para cumplir con el objetivo de recuperar tu peso y darle buenos nutrientes a través de tu leche, a tu bebé.

reducir la grasa por embarazo

2. Amamantar

La mayoría de las mujeres no saben que dar el pecho es un gran beneficio para recuperar la figura, ya que al hacerlo, se utilizan entre 300 y 500 calorías. Se puede notar que aquellas mujeres que optan por la lactancia, logran adelgazar mucho más rápido que aquellas que deciden no dar de mamar. Así es que esto es un dato muy importante para saber.

No dejes de leer:
Qué es el ayuno intermitente y sus beneficios

3. Beber abundante agua

Es importante beber agua y no remplazar el agua por zumos de frutas o refrescos, ya que no logran los beneficios de hidratación que el agua logra. Se recomienda beber al menos 2 litros de agua por día, pero aquellos que no estén acostumbradas a beber agua deberían comenzar con menos cantidad y luego ir aumentando. El agua logrará eliminar las toxinas del organismo y además se conseguirá reducir la grasa abdominal, ya que tomar agua, al mismo tiempo hace que se elimine agua y grasa retenida que pueda estar en el vientre.

4. Realizar ejercicios para reducir grasa

Antes de hacer ejercicio, debes averiguar si estás lista para comenzar a hacerlo, sobre todo si se te ha practicado cesárea. Visita el gimnasio que esté certificado para aconsejarte adecuadamente y empieza a planear en base a lo que te digan.

Si estás lista, antes deberás saber que no hay ninguna dieta milagrosa para ayudarte a bajar de peso rápida y sanamente. Las claves para eliminar a grasa y reducir el abdomen que se formó por el embarazo, es comer saludable y realizar ejercicios, principalmente ejercicios aeróbicos, los cuales son capaces de quemar grasa acumulada en la zona.

En caso de no tener tiempo para ir al gimnasio se puede elegir caminar mientras se pasea con el coche del bebé, salir a correr al parque, saltar la soga en el hogar o pasear en bicicleta aprovechando el tiempo para ir al supermercado o tiendas para comprar los productos que se necesitan a diario.

Los ejercicios para tonificar, también son necesario para eliminar la flacidez y marcar los músculos que se encuentran allí. Un ejercicio muy simple que se puede y se debe realizar diariamente, es contraer el abdomen mientras se realizan las actividades cotidianas.

5. Utilizar fajas para bajar la grasa del vientre

Para ayudar a reducir el vientre y evitar las flacidez se recomienda utilizar faja luego del parto. Estas permitirán acomodar los órganos en sus lugares correspondientes y además sostener la piel sobrante. A medida que se logre bajar de peso, el exceso de piel no se caerá, sino que se mantendrá firme y el abdomen lucirá con una excelente apariencia.

Redacción de Vida Lúcida