Psicología Salud emocional

5 cosas que los narcisistas hacen para ser el centro de atención

Los narcisistas son personas tóxicas con las cuales no es posible llevar una relación sana. Se vanagloriarán, se jactarán y contarán historias exageradas sobre sí mismos para hacerse ver brillantes y ser el centro de atención. Con frecuencia mezclan mentiras con verdades o medias verdades que pueden dificultar el distinguirlas. Vida Lúcida se ha encargado de enumerar para ti 5 cosas que comúnmente este tipo de personas hacen, para que puedas ser capaz de distinguirlos y saber cómo tomar tu distancia si te los cruzas en el camino.

ser el centro de atención

Participar en una conversación con un narcisista, puede dejar a alguien sintiéndose como si golpeara su cabeza contra una pared de ladrillo. Esto puede sonar como una exageración, pero, en verdad, una pared de ladrillo puede poseer los mismos niveles de empatía, comprensión y validación que un narcisista.

¿Por qué? Porque a estas personas no les importa nada más lo que están diciendo ellos. No importa la lógica o el significado detrás de tu diálogo previsto.

Conversar con un narcisista puede describirse de cuatro maneras: confuso, vertiginoso, irritante y sin sentido. En cuanto a los efectos de tales conversaciones, las personas narcisistas poseen el “don” innato de trasladar cualquier sentido de su propia inseguridad e indignidad, a cualquiera que escuche.

Al parecer, las frecuentes repercusiones de una conversación con un narcisista, deja a la víctima sintiéndose mucho peor que haberse involucrado en la conversación, en primer lugar. Otro “talento” de los narcisistas es evocar un sentido de culpa, duda e incertidumbre, todos objetivos primordiales de un individuo mentiroso y manipulador.

No cometen errores. Los narcisistas saben exactamente lo que están haciendo. No sólo están al tanto de sus ambiciones, sino que los narcisistas también experimentan un elevado sentido de superioridad e invencibilidad por haber engañado a alguien más.

Un rasgo subyacente de casi todos los narcisistas, es la necesidad de estar en el centro de la atención. El término psicológico para esta necesidad insaciable es “suministro narcisista”, o la necesidad de una continua reafirmación del valor autopercibido.

No dejes de leer:
Este rasgo de la paternidad hace niños narcisistas

5 cosas que los narcisistas hacen para ser el centro de atención

En este artículo, reducimos el foco a la conversación. Más específicamente, discutiremos algunos signos reveladores del narcisismo desde una perspectiva conversacional. En particular, discutiremos algunos comportamientos comúnmente expuestos o narcisistas que ilustran sus deseos irracionales de estar en el centro de atención.

Aquí hay 5 comportamientos que los narcisistas muestran para convertirse en el centro de atención:

1. Proyección inversa

Antes de saber que estamos en compañía de un narcisista, nos relacionamos con la persona como si éstos fueran seres humanos racionales. Como no engañamos o manipulamos a las personas intencionalmente, confiamos en que los demás reciproquen esas cualidades.

Sin embargo, cuando se viola esta confianza, a menudo nos sentimos confundidos, heridos y, en cierto modo, responsables del comportamiento del narcisista. Lo horrible, es que esto es exactamente lo que la gente narcisista quiere.

Sin una cautela diligente, un narcisista puede rápidamente “retorcer la conversación”, haciéndote asumir la carga de la culpa. Mientras tanto, el narcisista sutilmente invierte la realidad de la situación, y asume el papel de una víctima inocente. En otras palabras, invierten papeles para quedar como al que se le está afectando y de nuevo ser el centro de atención. Son expertos en esto, así es que, no caigas en su trampa.

2. Culpabilidad incesante

Los narcisistas cambiarán atentamente los temas sensibles (por ejemplo, las responsabilidades del trabajo) para desviar tu atención. Lo hacen para ponerte en una posición defensiva, sin importar el mérito detrás de tales tácticas. Interrogarán, enfocándose en cualquiera y todos los fallos reales o percibidos.

A su vez, tú justamente te defenderás. Mientras tanto, el narcisista continuará insistiendo en su noción inconcebible sobre que tú “estás equivocado.” Al mismo tiempo, rechazarán cualquier responsabilidad sobre su comportamiento y te dejarán en un estado resistivo. Todo el tiempo, ellos justificarán su “juego de la culpa” señalándote con el dedo por haber creado drama o problemas en la relación.

3. Conmoción y temor para luego ser el centro de atención

Cuando un narcisista aparentemente muestra cólera o rabia, es su intención de intimidarte hasta la sumisión. Este es un enigma, ya que los narcisistas típicamente no exhiben tales comportamientos vocales o físicos.

La intención aquí es confundir e intimidar a su víctima. Las personas racionales, especialmente aquellas que no suelen acostumbrarse a tales arrebatos, pueden confundirse e intimidarse. Como resultado, la víctima puede dejar escapar sus defensas y ser susceptible a la sugestión.

Un estado debilitado es lo que el narcisista quiere, ya que te deja vulnerable a su insaciable necesidad de control y dominio lo que lo hace el centro de atención.

4. Jugando a la víctima para ser el centro de atención

La gente engañosa ama jugar a la víctima, y los narcisistas ciertamente caen en esta categoría. Los narcisistas logran esto ganando una pena inmerecida. La tragedia es que esta táctica manipuladora se ejecuta a expensas de otra – la persona que es a menudo el merecido receptor de la buena voluntad de otros.

No dejes de leer:
5 Pasos para terminar una relación con un narcicista

Aunque los narcisistas son un grupo emocionalmente neutral, comprenden agudamente el poder de la empatía humana. Este conocimiento se utiliza para contrarrestar cualquier “amenaza” real o percibida a su nivel superior auto-maquillado. En el caso de que lastimen a alguien, tomarán una posición de defensa – ten cuidado porque esto a menudo implica la manipulación emocional de los que están cerca de ti.

5. Interrupción

Los narcisistas tienen un deseo insaciable de ser el centro de atención en todo momento. Cuando el tema en cuestión no los involucra, interrumpirán rápidamente el diálogo e intentarán reenfocar la conversación de nuevo a sí mismos.

Si alguien intercede vehementemente, tratando de redirigir la conversación, son rápidamente neutralizados por el narcisista y rendidos al silencio. Este es el resultado óptimo de un narcisista. En caso de que tal intento maligno fracase, el individuo será colocado inmediatamente en la “lista mala” del narcisista – una amenaza percibida para lidiar con ella, según la opinión distorsionada del narcisista, en la que la verdad más importante es ellos y solamente ellos.

Comparte esto:
Vida Lúcida en pinterest