Alimentación Salud

5 formas de usar el ajo para tratar la hipertensión

hipertensión Ajo seco

El ajo, es un alimento que no puede faltar en la cocina dado que es de los que más beneficios traen para nuestro organismo, ya que además de ser un antibiótico natural, es de gran ayuda como remedio natural contra la hipertensión, por ser poseedor de una enzima llamada alicina que ofrece grandes beneficios para el corazón. Ya en la antigüedad, las culturas más avanzadas como la romana y griega lo usaban para tratar esos problemas y otros.

Pero, ¿qué nos ofrece esta vía natural para tratar la hipertensión? La respuesta a esta pregunta es la causa de los posibles efectos secundarios de los fármacos antihipertensivos más utilizados. Comparativamente, la terapia natural para el control de la presión arterial usando ajo y otras hierbas, se puede utilizar con bastante seguridad con efectos secundarios casi insignificantes. Además, ciertos antihipertensivos son ineficaces por sí mismos y el ajo se puede usar para mejorar su eficacia, esto significa que incluso si estás con un anti-hipertensivo, agregando el ajo podría ayudar con un mejor control y en menor dosis del fármaco.

Si eres de los que no comen ajo o lo haces de manera muy limitada, hay varias maneras en que puedes incluir el ajo en tu menú diario de comidas. Si tienes problemas de presión arterial alta, será de gran apoyo tenerlas en cuenta, y no sólo para la salud cardiaca, sino para la salud en general.

5 formas de usar el ajo para tratar la hipertensión

hipertensión Sal de ajo

Sal de ajo

La sal de ajo, es básicamente el ajo en polvo. Algunas presentaciones contienen sal, pero revisa los ingredientes de nuestra receta diseñada especialmente para nuestro acometido contra la hipertensión:

Ingredientes

Procedimiento

  • Lo que tienes que hacer es sofreír el ajo ligeramente cortado en rebanadas con el aceite de coco, hasta que quede doradito pero no quemado (haz la cantidad de tu elección).
  • Una vez que ya están tostaditos, sacarlos del aceite y ponerlos a enfriar.
  • Guárdalos en un bote de frasco de vidrio y ve sacando cuando ocupes.
  • Necesitarás pasar por rallador al ajo para convertirlo en polvo y usarlo en tus alimentos.
No dejes de leer:
Cómo la naturaleza nos hace más felices y más saludables.

Jugo de ajo

hipertensión jugo de ajo

El jugo de ajo es una forma en la que podemos consumir más ajo de forma eficaz. Incluso para personas que están tratando de bajar de peso, esta forma es muy disfrutable, rica y eficaz, debido a un fitoquímico en el ajo llamado alicina que es de apoyo en la reducción de los niveles de grasa corporal, además de que aumenta el colesterol bueno y reduce la presión arterial.

Ingredientes

  • 1 diente de ajo mediano a grande
  • 3 zanahorias medianas
  • 1 pulgada de jengibre
  • 1 manzana mediana
  • 1 puñado de perejil

Procedimiento

Pasar todo por el estractor (menos el perejil) y luego moler en licuadora con el perejil.

Comer ajo en ayunas

Ajo2

Comer ajo en ayunas es un método beneficioso para desintoxicar el organismo. Si se consume el ajo de esta manera regularmente y a largo plazo es posible que resulte de prevención para algunos tipos de cáncer, algunos problemas con los nervios y depresión y también para la diabetes.

Cómo comerlo

Dos cucharaditas de ajo finamente picado es suficiente cada mañana al levantarte después de tomarte un jugo para desintoxicar natural que sea de tu gusto y elección y que esté recién hecho para aprovechar sus nutrientes al máximo. Deja pasar de media hora a 45 minutos para luego tomar tu desayuno. Un tip de salud es que, cuando lo peles y cortes, resérvalos unos 10 minutos antes de comerlo, esto potencia aún más sus propiedades.

Té de ajo

hipertensión Té de ajo

El té de ajo es excelente como remedio para la hipertensión, reúne en una bebida caliente los beneficios del ajo y otros ingredientes que se potencian unos a otros trayendo como resultado una bebida medicinal apropiada también para resfriados y gripes. Prepara este té y disfruta de los beneficios del ajo de esta manera.

No dejes de leer:
Crema de ajo como antibiótico natural

Ingredientes

  • 4 tazas de agua hervida
  • 5 dientes de ajo medianos, machacados
  • jugo de 1 limón, recién exprimido
  • 1 cucharadita de jengibre crudo, rallado

Preparación

  1. Hierve 4 tazas de agua y apagar.
  2. Añadir al agua los dientes de ajo machacados, el jugo de limón, jengibre crudo rallado, y mezclar.
  3. Cubrir y dejar reposar durante 20 minutos.
  4. Colar y beber 4 tazas durante el día por cerca de 7 días para el tratamiento de enfermedades respiratorias. Para otras enfermedades como la hipertensión beber regularmente con el estómago vacío, en ayunas y en la tarde.
  5. Bebe caliente o frío. Se puede conservar a fuego muy bajo para mantenerlo caliente o se puede volver a calentar. Se mantiene así en el refrigerador durante 24 horas.

Ajo macerado

hipertensión ajos en conserva

El ajo macerado ha sido un elemento de cocina muy usado desde la antigüedad. Es excelente ya que se mantiene el ajo bajo tratamiento con otros ingredientes para lograr ablandarlo y darle condimento para que nuestras comidas nos ofrezcan un sabor más delicioso.

Ingredientes

  • 10 dientes de ajo enteros, triturados
  • Aceite de oliva necesario
  • 1/2 cucharadita de hojuelas de pimiento rojo
  • 1/2 cucharadita de tomillo seco
  • 1 hoja de laurel seca

Combinar todos los ingredientes en un frasco de vidrio para cerrar a presión. Llenar con aceite de oliva. Dejar reposando en un lugar fresco por una semana para que todos los ingredientes absorban el sabor y el ajo se ablande. Servir untado con pan integral, galletas o en tus alimentos, o simplemente solo como un aperitivo, para eso, puedes agregar a esta receta aceitunas, así lo acompañas mejor.

Una investigación y redacción de Vida Lúcida
Imágenes de shutterstock