Psicología Salud emocional

5 situaciones que están destruyendo tu cordura

Estas situaciones son fáciles de detectar mirando desde el exterior, pero tal vez no tanto si los miramos más internamente. Llevar una vida donde no se es muy consciente de los límites acerca de lo malo y lo bueno para nuestra vida, puede estar cobrando factura a nuestra cordura o salud mental sin darnos cuenta. Si, al leer este artículo, te identificas con alguna de estas situaciones, inmediatamente revisa de qué manera puede eso estarte afectando y cambiálo inmediatamente.,

perder la cordura

Realidades que podrían estar destruyendo tu cordura

Estás son cinco banderas rojas que podrían estarte dando un aviso al que debes prestar atención, ya que podrían ser la razón de que tu salud mental o cordura, pueden estar en peligro.

1. Tu pareja es abusiva

Esta es una situación difícil de ver debido a la cuestión delicada en el asunto, y la posible negación de que, realmente está sucediendo. Una persona típicamente no es capaz de ver que, una determinada persona no es buena para ella, y necesita caminar en la dirección opuesta. Naturalmente te acostumbras a los comportamientos particulares y se convierte en la norma para ti.

En la posibilidad de que la persona vea la situación, no está dispuesta a admitirlo por sí misma. La situación requiere que te defiendas de la manera adecuada para que nadie salga lastimado, especialmente tú. Recurre a ayuda si no puedes hacerlo por tú misma/o, debes anteponer primero tu bienestar antes que el de tu pareja en este tipo de situaciones.

2. Alguien te acosa

Aunque los “bullies” (acosadores/abusadores), como se les conoce popularmente, están asociados con niños en la escuela, pueden ser cualquier persona, en cualquier lugar y pueden golpearte física y psicológicamente en cualquier momento. Con alguien así en tu vida, no es fácil mantener la salud mental y por lo menos te causará alguna lucha. Sabes quién es esta persona y es sólo cuestión de defenderte de la manera más apropiada para que deje de molestarte y tu vida vuelva a la cordura. Un acosador es algo realmente de cuidado, porque no sólo tu salud mental está en peligro, sino también, puede ser hasta tu vida.

3. No hay interacción cara a cara con nadie

Hoy en día, el Snapchat, los tweets, el Instagram, el Facebook, todo esto nada tiene que ver con una conversación en persona. La falta de relaciones sociales te va reduciendo la autoestima y va haciendo que pierdas la capacidad de relacionarte cada vez más. Recuerda que somos seres que necesitamos socializar para mantener una salud mental equilibrada. Hoy en día, hasta está comprobado que, precisamente situaciones antisociales o de aislamiento en una persona, pueden generar a largo plazo, problemas mentales como la enfermedad del Alzheimer.

cordura

Nunca olvides que nuestra naturaleza como humanos, es estar integrados con nuestros iguales, puede ser un grupo que no precisamente deba ser diferente en ideas a ti, sino un grupo donde puedas socializar más fácilmente con ellos por tener ideas afines y te lleve a enriquecer más tu mente y emociones, proyectándote a una vida más plena.

4. Estas siempre cabizbajo

¿Te ha tocado ver a personas que siempre andan cabizbajos aun y sin ninguna razón para estarlo? Pues bueno, algunas veces puede ser una actitud de personalidad fabricada como mecanismo de defensa por una realidad que no pueden manejar, o bien puede ser una conducta debido a algún desequilibrio bioquímico (que debe ser tratado de maneras naturales), pero la realidad es que, existen muchos agachados allá afuera, que ya parecen “Quasimodos” de tanto encorvarse hacia abajo, como con ganas de esconderse de la realidad.

Si eres uno de ellos, recupera tu cordura. Levántate y siéntate derecho. Tener la cabeza y los hombros tocando el suelo hace que los pensamientos negativos estén rigiendo tu pensamiento. Así que, los hombros hacia atrás, el pecho hacia adelante, la cabeza hacia arriba, toma varias respiraciones profundas y agradece por cada segundo de vida.

No dejes de leer:
6 pensamientos negativos que te impiden ser feliz

5. Eres un indeciso

Aplazar es un problema constante para ti porque no tienes ganas de hacer nada cuando tienes tiempo para hacer lo que hay que hacer. Sin embargo, una vez que la hora undécima golpea, estás siempre en apuros para conseguir acabar todo a tiempo. Empieza a “tomar al toro por los cuernos” y comprométete a hacer las cosas a tiempo. Consigue tener todas tus tareas en orden para así poder realmente gozar de tu vida haciendo las cosas que amas con tiempo para disfrutarlas.

Comparte esto: