Psicología Reflexiones

5 maneras de encontrarte cuando te sientes perdido

Sentirse solo de vez en cuando es natural, tener esos bajones de ánimo te hace recordar que estás vivo, que sientes y tienes necesidades. Sin embargo hay etapas en la vida en la que estos sentimientos pueden ser agudos y hasta tornarse peligrosos.

Cómo encontrarse cuando uno se siente perdido

La realidad es que en el transcurso de la vida quienes tienen más  tendencias a padecer de estos sentimientos son los adolescentes. Debido a su cambiante estado hormonal, muchas veces sienten que nadie los comprende o que el mundo entero está en su contra y literalmente se sienten pedidos.

¿Qué  puedes hacer si te sientes perdido?

Si ese es tu caso, no te inquietes, no estás solo, de hecho es más normal de lo que crees, pues es una etapa por la que todo ser humano deberá transitar una vez en la vida. Por eso cuando te sientas perdido y no sepas que hacer, comparte tus sentimientos con alguien más, de seguro esa persona te ayudará a entender esos cambios por los que estas atravesando. Muchas veces pensarás “estoy perdido en mi vida” o “me siento vacío por dentro”, pues tranquilo, pensar así de vez en cuando te ayudará a conocer mejor tus  virtudes.

Si te sientes perdido no te inquietes, esa sensación es un proceso por el que deberás pasar. Te permitirá descubrir tu potencial, y convertirte en un adulto responsable. Capaz de enfrentarte a todo lo que la vida te ponga en frente de tu camino. Encontrarse perdido en la vida solo es un síntoma del que tu vida está cambiando. Nuevos amigos, nuevo trabajo, nueva pareja o tal vez problemas serios en tu familia pueden hacerte sentir que pierdes el control. Pero la realidad es que todo eso te está preparando para la vida, que no es nada fácil.

No dejes de leer:
6 causas ocultas del estrés y cómo superarlas

Muchas personas te dirán que cuando te sientas perdido y no sepas que hacer no hagas nada, pero ese no es un buen consejo. Más bien es momento de que retomes proyectos y los reinventes, y si algo sale mal, pues comienza de nuevo. Lo bueno de llegar al fondo de tus límites es que podrás impulsarte hacia la superficie con muchas más fuerzas y con nuevos bríos.

A continuación te daré 5 consejos prácticos que te ayudarán a animarte cuando te sientas vacío y no sepas que hacer:

1. La meditación

Apartar tiempo para reflexionar en tus acciones y como podrías mejorarlas, de seguro te ayudará a tener una mejor perspectiva de tu vida. Podrás ver que no todo es tan malo como parece.

2. Recuerda, las cosas suceden por una razón

Todas las circunstancias que encontramos en nuestra vida están diseñadas para enseñarnos una lección, al menos siempre es posible aprender algo de nosotros mismos. A veces somos lo suficientemente afortunados para averiguar la lección que tenemos que aprender, mientras que otras veces, simplemente tenemos que tener fe en que detrás de esto hay una lección. Tu soledad, en este caso, aunque dolorosa, posiblemente, te pueda enseñar el autocontrol y te haga ver el poder que puedes tener al volver a dirigir tu vida hacia un punto mejor.

No dejes de leer:
Las cuatro reglas espirituales para vivir de Lao Tzu

3. Desahogarte con un amigo

Los amigos son esa familia que tú mismo puedes elegir, así que no dudes en buscar su apoyo y consejos si te sientes vacío por dentro. Un buen amigo sabrá qué decir para levantarte el ánimo, además de esa manera podrás saber que los demás también suelen estar perdidos, pero al final, siempre se encuentran motivos, sea como sea, hay miles de motivos para encaminar la vida.

4. Observar la naturaleza

Salir, respirar aire fresco, caminar, son cosas que te ayudarán a despejar la mente y alejar los sentimientos de soledad que tanto te abruman.

5. Ayudar a alguien que esté necesitado

Esto te hará sentir útil, y sentir que otros agradecen lo que haces por ellos le dará un rumbo a tu vida. Ayudar a alguien es una tarea doblemente gratificante, y puede enseñarte lo mal que lo está pasando alguien más, que incluso no eres ni serás el último al que la vida le ha dado vuelta la cara, pero siempre te dará la oportunidad de demostrarle que puedes volver a empezar.

Si pones en práctica cada uno de estos consejos lograrás encontrar el rumbo de tu vida, podrás fijarte metas y alcanzarlas y de esta manera encontrar la satisfacción verdadera.