Consejos Salud

5 razones de por qué bañarse todos los días no es buena idea

Si eres de los que piensa que bañarse todos los días es más que necesario, es posible que desees replanteártelo después de leer este artículo. Cuando eras niño, tus padres podrían haberte inculcado la práctica del baño diario, pero la verdad es que, bañarse todos los días, probablemente te está haciendo más daño que bien.

bañarse todos los días mujer tomando la ducha

5 razones de por qué bañarse todos los días no es buena idea

Por supuesto, para muchos de nosotros, es contra-intuitivo renunciar a un buen baño, sobre todo por limpieza y salubridad, pero al hacerlo, podrías no estarle haciendo un gran favor a tu cuerpo. ¿Quieres saber por qué? Aquí hay 5 razones por las que no debes ducharte todos los días:

1. Estás secando tu piel

Los jabones y el agua caliente absorben la humedad de tu cuerpo. Por lo tanto, todas esas largas, relajantes duchas calientes y baños en el invierno, son realmente añadir más sequedad a tu piel escamosa de invierno. Esto, a su vez crea más grietas en tu piel, aumentando tu riesgo de infecciones. Opta por duchas más cortas y temperaturas tibias, y después de salir de la ducha, asegúrate de reponer la humedad perdida con una loción de confianza o crema.

2. No estás tan sucio como piensas

A menos que sudes mucho por ejercicio o trabajo, no necesitas un baño diario. Según el Dr. Casey Carlos, profesor asistente de medicina en la división de dermatología de la Escuela de Medicina de la Universidad de California en San Diego, la mayoría de la gente usa jabón donde realmente no lo necesita. Dice que la piel realmente hace un gran trabajo limpiándose de sí misma, lo que significa que no es necesario lavarte de pies a cabeza. Sugiere usar el jabón en las axilas, la zona de la ingle, los pies, los genitales – en pocas palabras, los lugares que tienen un mayor potencial para oler – y saltar eventualmente el pecho, la espalda, las piernas y los brazos.

No dejes de leer:
Cómo detectar la trombosis rápidamente

3. Estás secando tu pelo y uñas

Al igual que la piel, el lavado de tu cabello todos los días, lo despoja de sus aceites de origen natural, que lo dejará seco y quebradizo. Los tricólogos (los que estudian el cabello), dicen que no debe lavarse el pelo más de una o dos veces por semana. Y ducharse muy a menudo puede arruinar tus uñas, también. El agua caliente en las uñas hace que se expandan, lo que puede hacer que se fragmenten y quiebren.

4. Elimina las bacterias

Mientras que puede parecer que bañarse todos los días aleja los gérmenes que no son bienvenidos, hacerlo así muy menudo, puede comprometer realmente el microbioma natural de tu cuerpo, que es la colección de microbios que viven adentro y en el cuerpo humano. Sin ellos, tu sistema inmunológico, la digestión y el corazón dejarían de funcionar. Dañar el microbioma, también podría conducir a la aparición de acné.

5. Estás desperdiciando agua

Además de perder tiempo y esfuerzo, ducharse todos los días, hace perder algo mucho más importante: el agua. Una familia promedio de cuatro integrantes, utiliza aproximadamente 400 galones de agua por día. No ducharse todos los días ayudará a reducir este número, y como el agua es un recurso precioso, esta es una meta importante a considerar. Los baños en tina utilizan casi tres veces más agua que las duchas, por lo que a menudo como se pueda, opta por una ducha. Sólo asegúrate de que estás usando un cabezal de ducha ahorradora, y mantén la duración de la misma, abierta por menos de diez minutos.

No dejes de leer:
Crema de ajo como antibiótico natural

Además, mantener el baño seco por más días, evita la formación del hongo, lo que hace que el baño siempre luzca sucio e insalubre. Un baño que se mantiene sin hongo, evita la contaminación del mismo en el cuerpo y evita tener que lavarlo más seguido.

Comparte esto: