Investigaciones Salud

5 razones para no tomar agua embotellada

agua embotellada

Los problemas de beber agua embotellada son varios, partiendo desde el primer punto, donde se hace evidente que hablemos sobre el contenido de estas botellas que es agua pero incluso esta agua puede ser menos saludable que la del grifo (con un buen sistema de filtro).

Para decirlo de un modo más entendible, el agua embotellada es un negocio que al día de hoy hace entre 60 y 120 millones del dólares al año. Sólo mira estas estadísticas; Estados Unidos es el mayor consumidor de agua embotellada en el mundo, seguido de México, China y Brasil.

Pero es necesario ahora que evaluemos el envase; ¿Realmente el agua al estar en contacto con un plástico muchas veces de muy mala calidad, puede seguir siendo algo saludable?

Los envases de plástico no son una buena idea para aportarle al agua un lugar donde permanecer saludable, y este es otro de los puntos negativos. Pero tenemos más y los detallaremos a continuación.

Las razones para no tomar agua embotellada

El agua embotellada no fue sino hasta la década de 1990, cuando se convirtió en una botella H2o, y pasó a ser un símbolo de nuestro deseo cultural hacia la aptitud y la “salud conciencia“. Incluso los entusiastas de la salud hoy en día afirman que beber agua embotellada a menudo ayuda a “desintoxicar y estimular el metabolismo

1. La calidad del agua embotellada no tiene muchas regulaciones

Hay relativamente pocas regulaciones sobre lo que contiene el agua embotellada.Estudio científico del Consejo de Defensa de Recursos Naturales mostró que más de un tercio de las marcas analizadas contienen contaminantes como el arsénico y compuestos cancerígenos. 

Los científicos acordaron sin embargo que los contaminantes eran cantidades insignificantes y toda el agua embotellada era segura para beber, pero importante, el estudio mostró claramente cómo “la pureza del agua embotellada” puede ser una estrategia engañosa.

 En la página web de la Organización Mundial de la Salud (OMS), alegaron que muchos europeos creen que las aguas minerales naturales tienen propiedades medicinales o son de beneficio para la salud aunque la OMS no encontró evidencia para apoyar los beneficios del agua mineral embotellada. 

Muchos investigadores concluyen que los beneficios del agua embotellada se basan principalmente en un error común. La gran mayoría de los consumidores beben agua embotellada, ya que creen que tiene mejores beneficios para la salud, así como un mejor sabor. Curiosamente informó la Red de Noticias del Medio Ambiente, en el programa de televisión Good Morning America, una prueba de sabor reveló que el agua del grifo de Nueva York fue elegido como el favorito sobre las marcas de agua embotellada más famosas.

2. El plástico de las botellas supone un riesgo para la salud

tomando agua embotellada

No dejes de leer:
Comprobado: Los antibióticos son inservibles para sinusitis aguda.

Las investigaciones recientes sugieren que podría ser motivo de preocupación, y que el tema debe ser estudiado de cerca. Los estudios han demostrado que los productos químicos llamados ftalatos, que son conocidos para interrumpir la testosterona y otras hormonas, pueden filtrarse en el agua embotellada con el tiempo.

Un estudio encontró que el agua que se había almacenado durante 10 semanas en plástico y en botellas de vidrio contenía ftalatos, lo que sugiere que los productos químicos podrían venir de la tapa de plástico o revestimientos. Aunque existen normas reglamentarias que limitan los ftalatos en el agua del grifo, no existen límites legales para los ftalatos en el agua embotellada. La industria del agua embotellada libró una exitosa campaña oponiéndose a la propuesta de la FDA para fijar un límite legal para estos productos químicos.

3. No se embotella el agua más saludable

NRDC realizó una revisión de cuatro años de la industria del agua embotellada y las normas de seguridad que lo rigen, incluyendo una comparación de las normas nacionales de agua embotellada con las normas de agua del grifo nacional, y las pruebas independientes de más de 1.000 botellas de agua. 

La conclusión es que no hay seguridad de que sólo porque el agua sale de una botella es más segura que el agua del grifo. Y, de hecho, se estima que el 25% o más de agua embotellada en realidad es sólo el agua del grifo en una botella.

No dejes de leer:
Avena, lavanda y manzanilla para la piel seca

4. Las botellas de plástico no son productos sostenibles

Las botellas de plástico son unos de los principales residuos que está contaminando los ríos y mares y no son de fácil descomposición, además del daño que producen en los ecosistemas

A pesar del esfuerzo por el reciclaje de estas botellas de plástico, el creciente aumento de la producción hace que la batalla por reducir la cantidad de basura sea cada vez más costosa. Esta es otra de las razones por las que no es aconsejable seguir consumiendo el agua embotellada, a pesar de que no ayudará a reducir el mercado que tu dejes de usarlas, es un trabajo en conjunto desarrollar la consciencia para comenzar a buscar soluciones más sostenibles y saludables.

5. El agua embotellada puede contener toxinas

El agua se almacena en una botella de plástico, que puede ser muy peligroso para nuestra salud. Como sabemos, la mayoría de las compañías de agua embotellada están utilizando plástico libre de BPA (BPA significa Bisfenol A, una sustancia química sintética usada en materiales plásticos). Pero lo que no sabemos es que estas botellas contienen algunos otros productos químicos que pueden fluir cuando se expone al calor, o permanecen sin abrir durante mucho tiempo.

Una solución al agua embotellada

La verdadera solución a largo plazo es hacer el agua del grifo segura para todos. Sin embargo, si sabes que tienes una mala calidad de agua, o deseas tomar precauciones adicionales, debes comprar filtros certificados por NSF International

Estos filtros designan que los contaminantes se eliminan, y puedes buscar uno que elimina los contaminantes de interés especial, como el parásito Cryptosporidium. Dicha certificación no es necesariamente una garantía de seguridad, pero es mejor que no tener la certificación en absoluto. Es muy importante que se mantengan todos los filtros en buenas condiciones y sean reemplazados por lo menos con la frecuencia recomendada por el fabricante, o podrían empeorar el problema.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida
Imágenes: shutterstock