Psicología Relaciones de pareja

5 señales de que eres una opción y no una prioridad para tu pareja

Una de las lecciones más difíciles que alguna vez se tienen que aprender en la vida es que las personas no siempre son tan genuinas como dicen ser, y que tú puedes no eres tan importante o una prioridad para tu pareja como te gustaría pensar que eres. Existen unas señales muy claras para identificar cuando hemos pasado a ser una opción y no una prioridad para nuestra pareja, y te las contamos a continuación.

Reconocer que no eres una prioridad

¿Alguna vez te has encontrado constantemente dando y dando, sólo por tus buenas obras y acciones sin ser correspondido? Tener una pareja así en nuestras vidas es un drenaje muy poco saludable. No se trata de ser el mundo para esa persona, pero si de formar parte de sus prioridades, tal como lo sea para nosotros, ya que tampoco podemos ser dependientes ni exigir atención a nadie, siempre debe haber equilibrio y espacio en nuestras relaciones, pero cuando para la otra persona nosotros ocupamos un lugar secundario, o un papel de poco peso, quizás esté demostrándonos que no somos realmente importantes para su vida.

Señales de que eres una opción y no una prioridad

Aquí hay 5 señales de que estás siendo puesta en un segundo plano por alguien que no te ve como una prioridad, pero quizás tú lo hayas puesto en lugar de tus sueños y hayas suplantado por él tus propias necesidades.

1. Sus planes no te incluyen directamente

Siempre invita a otras personas a grandes eventos y reuniones, y es capaz incluso de poner excusas para dejarte de lado si el considera que eso le quitará estatus a su reunión o peor aún, arruinará su imagen. Otras de las situaciones es que a menudo, para poder lograr hacer algo juntos como pareja, los planes siempre se terminan haciendo a última hora y se hacen de manera forzada.

No dejes de leer:
Cuando el corazón no llora, llora el cuerpo en su lugar

2. No formas parte de los aspectos importantes de su vida

Cuando hace una revisión a su vida y debe mencionar aspectos importante, quizás ante la pregunta de un amigo o en una reunión, suele no mencionarte, y de hacerlo, le da muy poco valor a tu presencia como parte de su vida. Es aquí donde se puede apreciar que realmente en sus planes y forma de ver su vida, tu no eres una prioridad realmente.

3. No interactúan ni responden mensajes

Ellos de repente pueden dejar de responder a mensajes de texto, respondiendo cuando es conveniente para ellos y muchas veces de manera forzada, con simples respuesta negativas o positivas, sin dar más detalles ni permitir una interacción.

Muchas veces las cuestiones laborales, el estrés diario y el ritmo vertiginoso de la vida puede hacernos más “cortantes” y no nos de tiempo para estar muy atentos a las interacciones, pero cuando se trata de la pareja, una señal de que no se considera una prioridad la otra persona, es cuando esta conducta se vuelve rutinaria y las respuestas o interacciones cada vez tienden más a desaparecer.

4. La relación se mantiene en pie solo gracias a ti

Una relación de pareja se debe construir y edificar en base a dos personas, y ambos deben formar parte de la construcción de los aspectos fundamentales que la mantengan en pie. Cuando uno de los integrantes de la pareja es el que siente el peso, la carga y debe esforzarse por que la relación no se rompa, esto es una señal de que en la pareja no hay igualdad, y que no se ha formado una base sólida.

No dejes de leer:
Cómo convertirte en una persona más inteligente entrenando el cerebro

Si sientes que la relación sólo existe debido a la cantidad de esfuerzo que pones en ella, es muy probable que estés tomando decisiones y cargues con responsabilidades que no te corresponden solo a ti, y esto deja en descubierto que a tu pareja le importa poco en realidad construir algo sólido, o quizás estés en un plano de sus prioridades en la que no es importante forjar una relación más sólida.

5. Debes poner excusas para salvar a tu pareja

Esta suele ser una situación muy común, cuando uno de los integrantes de la pareja debe dar excusas a los demás por su mal comportamiento o su forma de actuar. Muchas veces suelen dejarte en ridículo sus comportamientos y para que no se agrande el problema, sueles excusarlo, argumentando a su favor, para que no sea tan evidente que le importa muy poco como te hagan sentir sus acciones. Pero aunque no lo creas, esto es lo primero que se nota desde afuera, cuando una persona menosprecia a su pareja, es muy evidente y no tiene porqué ser excusado.

Si le has dejado en claro que cosas son las que no toleras, y en cuales se puede trabajar para que ambos se sientan libres y no se falten el respeto, pero sin embargo el sigue como si nada hubiese pasado, es probable que no seas realmente una prioridad, sino más bien una opción.

 

Comparte esto: