Consejos Salud

5 señales de un riñón dañado y enfermo que no debes ignorar

La prevalencia del daño renal es aterrador y nuestros altos niveles de exposición a las toxinas siguen haciendo mella en el buen funcionamiento de este importante órgano. Una vez que la función renal se ve comprometida, también lo hace tu salud. Conoce los signos de un riñón dañado, y las cosas que puedes hacer para mejorar naturalmente su función.

riñón dañado

5 señales de un riñón dañado y enfermo que no debes ignorar

Cualquiera que sea el nivel en que te encuentres si padeces una enfermedad renal, tener conocimiento de ello te dará poder. Saber sobre cuáles son los posibles síntomas de un riñón dañado, puede ayudarte a conseguir el tratamiento adecuado para mejorar la salud. La mayoría de las veces son los malos hábitos que están dañando tus riñones. Si encuentras que tú a alguien cercano a ti, está teniendo uno o más de los síntomas a continuación, consulta a un médico para realizarte exámenes de sangre y orina. Aunque debes recordar que algunos síntomas pueden ser por causa de otros problemas de salud que estés pasando y no precisamente un riñón dañado. Nunca dejes de visitar al médico para despejar cualquier duda.

Dolor de espalda

Uno de los primeros y más consistentes signos de daño renal, o simplemente de riñones que están cargados, es el dolor de espalda baja.

A veces es sólo de un lado en donde se produce el dolor, y este será el lado del riñón que está teniendo más problemas. Pero en la mayoría de los casos, poco después de que es de un solo lado, el dolor se moverá a ambos lados.

Un ejemplo típico es despertar en la mañana o incluso en medio de la noche y tienes dolores en la espalda baja, en un solo lado o ambos. Vas a orinar y puede o no salir fácilmente. Entonces la espalda afloja un poco y se siente mucho mejor. Esta es una señal de advertencia temprana de daño renal, y es mucho más tratable si se aborda rápidamente.

No dejes de leer:
7 señales de advertencia de miomas uterinos

Erupciones, picazón y sequedad

Los riñones ayudan a eliminar los desechos de la sangre, así que cuando fallan, la acumulación de desechos en la sangre pueden causar erupciones, picazón severa, y sequedad.

Esto es a menudo un signo temprano de daño renal, y debe ser tomado en serio. Evita la tentación de tratar con cremas de uso tópico, que no hacen nada para solucionar el problema real.

Cambios en la función urinaria

Desde que los riñones producen orina, cuando fallan tus patrones urinarios puede cambiar sus color y consistencia. Algunos ejemplos de este cambio son:

  • La orina puede ser espumosa o burbujeante
  • Puedes empezar a levantarte más en la noche para orinar
  • Puedes orinar con más frecuencia, o en mayor cantidad de lo habitual, con orina pálida
  • Puedes orinar con menos frecuencia o en cantidades más pequeñas de lo habitual, con orina oscura
  • Puedes sentir presión o tienes dificultad para orinar
  • Tu orina puede contener sangre

Cambios preliminares en la función urinaria son signos moderados de problemas en los riñones, con el cambio de color es un signo de daño más grave que no tienes que dejar de prestarle atención.

Hinchazón en varias partes del cuerpo

Los riñones eliminan los desechos y el exceso de líquido del cuerpo, por lo que, cuando no funcionan correctamente y no son capaces de realizar esta función, el exceso de líquido se acumula. Esto a menudo provoca hinchazón en la cara, manos, piernas, tobillos y pies. En este punto, el daño renal se ha convertido en mucho más aguda y debe ser tratado inmediatamente.

No dejes de leer:
Jugos naturales para desinflamar el vientre

Fatiga y debilidad

Los riñones producen una hormona llamada eritropoyetina, que ayuda a producir glóbulos rojos que transportan oxígeno. Cuando tienes una enfermedad renal, disminuye los niveles de esta hormona, que causa disminución de los glóbulos rojos en tu cuerpo como consecuencia de la anemia.

Esta disminución de la entrega de oxígeno a las células provoca fatiga y debilidad general, y debería ser tratado rápidamente.

Causas de daño renal

Una de las principales fuentes para un riñón dañado, es a través del metal pesado cadmio, que entra al ambiente principalmente por la combustión de petróleo y carbón y la incineración de los residuos municipales. El cadmio también se encuentra en fertilizantes fosfatados que contamina nuestro suministro de alimentos.

Es importante tener en cuenta que los fumadores inhalan directamente el cadmio en los pulmones, y contienen más del doble de la cantidad de cadmio que los no fumadores.

Cómo mejorar la función renal

riñón dañado

Hay varias maneras de mejorar la función renal a través de la dieta y el estilo de vida.

En primer lugar, asegúrate de no fumar y evita los ambientes y los productos que contienen cantidades excesivas de cadmio. Asegúrate de hacer ejercicio, mantenerte hidratado y consumir jugo de arándano sin azúcar diariamente. Limpiar los riñones con perejil es muy recomendado por su poder en la curación ya que es un poderoso desintoxicante de estos órganos. Prepara té de perejil, pestos, aguas de perejil, tómalo en jugos y licuados diariamente aunado a un plan de dieta saludable.

Ten en cuenta también el apoyo de hierbas como la seda de maíz, bayas de enebro, hojas de uva ursi, hierba cola de caballo, raíz de bardana, flores vara de oro, y chancapiedra en tu tratamiento para enfermedades renales.

Redacción de Vida Lúcida
Imágenes de shutterstock