Salud

5 señales de un sistema inmune debilitado

Tu sistema inmunológico es el mecanismo que el cuerpo utiliza para defenderse de virus, bacterias y muchos tipos de enfermedades. A veces, tiende a volverse más débil producto de una dieta pobre, estrés o algún tipo de enfermedad que puede impedir que realice sus funciones básicas de manera normal.

señales de un sistema inmune debilitado

Cómo saber si el sistema inmune está débil

El sistema inmunológico es tu defensa, o sea, tu “respuesta inmune” a ciertos agentes externos que pueden ir dentro de ti y hacerte daño. Se compone de una red de células, tejidos y órganos que trabajan juntos para proteger el cuerpo.

Cada una de estas células protectoras son lo que son llamados leucocitos o glóbulos blancos. Ellas son los encargadas de atacar los organismos causantes de enfermedades. Estas células se encuentran en el timo, bazo y médula ósea. Se denominan “órganos linfáticos“.

Causas más frecuentes de un sistema inmune debilitado

Si por cualquier motivo tienes un reducido nivel de leucocitos en un momento dado, no serán capaces de hacer frente a aquellos elementos externos que te enferman. Por lo que es importante que estés consciente de ciertos tipos de señales para que tu médico pueda determinar inmediatamente el origen de esta debilidad y tratarlo adecuadamente. A continuación puedes conocer algunas de las señales más frecuentes que presenta un sistema inmune debilitado.

No dejes de leer:
La verdad detrás del Azúcar: el dulce ladrón de la vida. (Parte 3)

1. Frecuentes infecciones

sistema inme defendíendose

Infecciones del tracto urinario, problemas de estomago, inflamaron y experimentar frecuentemente diarrea, a menudo son ejemplos de que un sistema inmune debilitado y que no está respondiendo ante los agentes externos que entran en tu cuerpo. No está produciendo la respuesta adecuada y no puede defenderse contra ciertos virus o bacterias.

2. Fatiga

Es muy es cierto que la fatiga puede tener muchas causas. Pero cuando son continuas, cuando se despierta por la mañana por ejemplo y de inmediato comienzas a sentirte agotado, cuando terminas cansado de las cosas más pequeñas, cuando la diferencia de temperatura provoca mareos o náuseas, estas son todos los síntomas a tener en cuenta para considerar que nuestro sistema inmune puede estar funcionando de mala manera.

3. Alergias

Algunas personas con problemas relacionados al sistema inmunológico experimentan reacciones alérgicas con más frecuencia que las demás. No responder igual a cierto tipo de polen, polvo y agentes ambientales que afectan la piel o mucosas, y que inmediatamente afectan la salud, es posible que presentes alguna señal de un sistema inmune debilitado.

4. Gripe, dolor de garganta y resfriados

¿Cuántos resfriados sueles tener cada año? ¿Uno cada mes? ¿¿Siempre sufres dolores de garganta? ¿De la nada puedes enfermarte de una gripe? Lo recomendable en este caso es que consultes con un médico para que pueda hacer una prueba de tus niveles de glóbulos blancos, ya que tu sistema inmunológico puede estar debilitado.

No dejes de leer:
6 ejercicios para mejorar la postura de cuello

5. Lesiones que toman mucho tiempo para sanar

sistema inmune

Las lesiones que se producen en nuestro cuerpo, dependiendo de las causas y gravedad de las mismas, por lo general deben cicatrizar o sanar en un tiempo prudencial, pero cuando el sistema inmune está debilitado puede verse un gran retraso en la curación de las mismas, incluso ser más propensos a desarrollar infecciones o mostrar cicatrices sin terminar de sanar con forma de hematomas o moretones.

La necesidad de fortalecer el sistema inmunológico

Una buena dieta es un sinónimo de buena salud. Pero a veces sólo podemos conseguirlo cuando ya estamos experimentando un problema, cuando ya estamos enfermos o cuando nuestro sistema inmunológico ha sido afectado.

Es necesario tener variada y equilibrada nutrición en todo momento, que es rica en frutas, verduras y proteína magra y baja en alcohol, grasas y azúcar en exceso. Los cítricos son siempre un aliado de una salud excelente, así que no olvides comer naranjas, mandarinas, papaya, uvas y para tener más referencias puedes consultar esta guía para fortalecer el sistema inmunológico.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida
Imágenes: Shutterstock