Psicología Reflexiones

5 signos de que tienes una personalidad intimidante

Probablemente conoces a alguien que tiene una personalidad excepcionalmente fuerte. Alguien que parece muy independiente y un poco enervante. O, tal vez esa persona eres tú. No hay nada de malo en saber lo que quieres y tener las agallas para ir detrás de eso, pero alguien con un fuerte carácter o personalidad intimidante a menudo puede llegar a parecer agresivo o grosero. Una persona fuerte puede tener el corazón más grande, pero sus elementos ásperos pueden ser intimidantes y causar una mala primera impresión.

personalidad intimidante

signos de que tienes una personalidad intimidante

Aquí hay cinco signos que tiene una personalidad fuerte que hasta podría ‘asustar’ a otros:

No toleras la ignorancia voluntaria

Para ser honesto, o bien desencadena un enojo dentro de ti (que no puedes callar), o te hace querer irte sin decir una palabra. Esto puede deberse a que la mayoría de las personas de carácter fuerte también son muy educadas. Después de hacer todo lo que pudieron para comprender tanto del mundo como sea posible (lo que requiere una apertura de mente), cuando ven a alguien que es voluntariamente ignorante o prejuicioso, simplemente no pueden manejarlo, y no lo tolerarán.

2. Las charlas cortas son molestas

Las conversaciones que invitan a la discusión intelectualmente estimulante son siempre bienvenidas, mientras que los tópicos mundanos del tiempo y qué la celebridad se está casando, pueden hacerte sentir frustrado y molesto.

No dejes de leer:
7 estrategias que reducen o detienen la parálisis del sueño

Y sí, aquellos con fuertes personalidades son propensos a decirles a otros exactamente lo que piensan. Esto es especialmente cierto cuando se están concentrando en una tarea importante y alguien interrumpe con la charla. Realmente no tienen la paciencia o el tiempo para tratar con detalles triviales.

3. Encuentras oportunidades donde otros no ven ninguna

Una de las ventajas de tener una mente abierta, es ver oportunidades donde otros ven puertas cerradas. Cualquier cosa puede suceder con la mentalidad correcta.

Este rasgo puede ayudarte a sobrevivir (y prosperar) cuando los tiempos se ponen difíciles. El único problema que pudieras encontrar si tienes una personalidad intimidante, es cuando otros muestran animosidad y celos de tu capacidad para tener éxito.

4. Te centras en soluciones, no en problemas

Las personas que tienen una personalidad fuerte son conocidas por hacer las cosas. Trabajan incansablemente para alcanzar sus metas. Cuando surge un problema, se centran en resolver el problema. Debido a este tipo de mentalidad, estas personas no toleran las excusas de los demás.

Si alguien intenta quejarse con alguien de personalidad fuerte, sin considerar solucionar sus problemas, se encontrarán solos. Las personalidades fuertes no favorecen a los individuos débiles.

5. Tu palabra es todo

Si tienes una personalidad fuerte, eres una de las pocas personas que realmente dices lo que sientes, y sientes lo que dices. Nunca has sido alguien de romper promesas, o mentir a un amigo (incluso si sabías que la verdad le haría daño), y la gente te respeta por tu honestidad. Pero tal vez no lo apreciaran en ese momento. De hecho, probablemente has tenido a alguien diciéndote que no le gustan las palabras que le dijiste, a pesar de que las dijiste con bondad y honestidad.

No dejes de leer:
6 causas ocultas del estrés y cómo superarlas

Este rasgo hace que desprecies a los mentirosos. Dicen algo que sabes es falso y de repente hay un fuego dentro de ti. Debido a esto, escogen y eligen a sus amigos sabiamente.

Comparte esto: