Belleza

6 Consejos para conseguir un bronceado en la sombra

Muchas veces hemos oído: “tienes que acostarte bajo el sol ardiente para conseguir un buen bronceado” ¡Ese, es un pensamiento equivocado! Incluso estando “fuera del sol” puedes lograr aquel tono de piel que tanto deseas. Hacerlo no es tan difícil como muchos afirman, especialmente si sigues estos 6 consejos para tomar color en la sombra.

chica con la piel bronceada en la sombra

Con estos consejos y trucos puedes obtener un bronceado a la sombra mucho más rápido de lo que te imaginas. Destierra esa idea errónea de tener que torturarte con largas sesiones bajo el sol inclemente, exponiendo incluso tu salud. Teóricamente, también puedes sentarte a la sombra con la finalidad de obtener una piel bronceada. Para tener una mejor idea de lo que hablamos debes conocer un poco sobre el comportamiento de los rayos solares.

Los rayos del sol están todos en la tierra, sólo una fracción de ellos conforma la radiación ultravioleta (UV). Además, con fines didácticos, vamos a dividirlos en rayos UV-A y rayos UV-B. Los rayos UV-B sirven para el bronceado, mientras los rayos UV-A son los culpables del envejecimiento de la piel. Sin embargo, los rayos UV-A y UV-B no inciden directamente sobre la tierra y los seres vivos en general. Estos se rompen entre las nubes y quedan suspendidos o reflejados en el aire, haciendo posible el bronceado en sombra.

Consejos para conseguir un bronceado en la sombra y sin riesgos

El solo hecho de hacernos la idea de conseguir un bronceado a la sombra puede parecer algo ilógico al principio. Pero, como explicamos anteriormente, ciertas particularidades de los rayos solares hacen que tomar color en la sombra sea posible. Sin embargo, si quieres obtener un bronceado uniforme y saludable en la piel, debes seguir los siguientes consejos y trucos.

No dejes de leer:
6 maneras de deshacerse naturalmente de los labios oscuros

1. Encuentra un espacio libre y seguro bajo la sombra

No importa que te encuentres bajo un árbol en tu parque preferido o un parasol en una playa concurrida. A la sombra, tu cuerpo puede recibir un promedio de 30 a 40 por ciento de la radiación UV. El porcentaje dependerá de diversos factores como tu ubicación, la nubosidad y la hora del día.

Si te ubicas en un balcón rodeado de edificios de gran altura o un bosque, recibirás una menor radiación global. Así que, si quieres lograr un buen bronceado a la sombra, coloca tu sombrilla en un área libre.

2. Aprovecha el efecto de espejo del agua

Por si no lo sabías, el agua tiene la propiedad de reflejar los rayos del sol. Entonces, busca un lugar cerca de un cuerpo de agua para poder broncearte rápidamente en la sombra. ¡Mágicamente, esto también funciona si el cielo está nublado!

3. Protégete de los efectos adversos de la radiación

Aunque la radiación UV-B de bronceado en la sombra no es tan intensa, no debes olvidar que está presente. Por lo tanto, no debes subestimarla bajo ninguna circunstancia. Especialmente si tienes la piel sensible o pasas mucho tiempo sin protección, también deberías usar gafas de sol.

No dejes de leer:
Ejercicios recomendados para prevenir las várices

No es fácil de estimar la cantidad de radiación que tu piel realmente recibe en la protección de la sombra. Depende de cuántos arbustos, árboles o edificios están a tu alrededor. Por este motivo, la protección solar también es absolutamente esencial cuando se toma el sol en la sombra.

Consejo: Usa una crema solar certificada o prepárate un protector solar con ingredientes caseros. Además de proteger tu salud, estarás contrarrestando los efectos de envejecimiento por exposición a la radiación UV-A.

4. Muévete para obtener un bronceado uniforme

Si deseas obtener un bronceado en la sombra tan uniforme como sea posible, debes cambiar de posición continuamente. Por ejemplo, puedes jugar con la pelota para que la radiación UV pueda afectar todos los lados de tu cuerpo.

5. No olvides de hidratarte

Incluso si te encuentras bajo la sombra, beber agua sigue siendo importante. Al igual que con la luz solar directa, tu piel necesita humedad para mantenerse suave y flexible. Beber agua también ayuda a mantener el bronceado por más tiempo.

6. Cuida tu piel después del baño de sombra

No sólo después de tomar el sol, sino también después de broncearte en la sombra, debes mantener tu piel. Para esto puedes utilizar un hidratante rico en nutrientes o una loción para después del sol. Cuanta más humedad, menor es la probabilidad de que tu piel se pele y le digas adiós a tu bronceado.

Comparte esto: