Psicología Salud emocional

6 consejos para criar un hijo rebelde en casa

Un hijo en casa siempre debe ser motivo de alegría, y más aún cuando hay buenos valores inculcados como el respeto y el amor sobre todo. Pero cuando hay un hijo rebelde, la tensión aumenta y se puede llegar a salir de control la situación. ¿Qué debes hacer si tienes un hijo rebelde en casa?, pues no te centres en lo negativo, ocúpate en lo que puedes hacer desde ya. Te mostramos 6 consejos que te ayudarán a criar un hijo rebelde de una mejor manera.

Aprendiendo a educar un hijo rebelde

¿Qué se debe tener en cuenta?

Las pautas para criar niños rebeldes y desobedientes dependen de muchos factores, sin embargo, hay una verdad para todos los casos: La atención al mal comportamiento aumenta el mal comportamiento (gritar, dar sermones, regañar, dar nalgadas y sancionar.) Estas son todas las formas de atención negativa, mientras que la atención al buen comportamiento aumenta el buen comportamiento.

Pautas para criar niños dóciles

No importa la edad de tu niño rebelde, estas pautas te ayudarán a saber cómo educar a tu hijo de 1, 2, 5 o 10 años, es decir, cualquier edad. Veamos a continuación como hacerlo.

1. Reconoce el buen comportamiento

Dentro de las pautas para criar niños obedientes la primera es reconocer el buen comportamiento y dar atención a él. Si tu hijo hace algo que te agrada y naturalmente quieres que suceda más a menudo, asegúrate de que tu hijo lo sepa. Tal vez decirle: ” estás haciendo muy bien tu tarea ¡Eso es genial!” Luego de esto, puedes acariciar a tu niño afectuosamente en señal de tu aprobación. Esto ayudará a que tu hijo repita este comportamiento positivo.

2. Educa a tus hijos sin gritos

La atención positiva al buen comportamiento puede ser una sonrisa, un toque o un el elogio, o las tres, pero hazlo de inmediato y sé específico acerca de lo que el niño ha hecho bien. Por ejemplo pudieras decir: “!Gracias por llevar tu plato al fregadero, es una gran ayuda para mí!” funciona mejor que “¡Buen trabajo!”. No cabe duda que la atención positiva le ayudará en el proceso de aprender cómo educar a un hijo sin gritos.

No dejes de leer:
10 señales de que la ley de la atracción está funcionando para ti

Sin embargo, si se da la situación de que el hijo rebelde no quiere escuchar o prefiere hacer lo que quiere en vez de hacer caso, el grito debe ser suplantado por un tono de voz firme, que denote la importancia que tiene la orden, y que sea bien específica, y con firmeza, de esa manera se puede encaminar mejor, que con gritos sueltos y sin mensaje, que solo logran alterar aún más al niño. Lo importante luego es mantener la decisión tomada por parte de los padres, a fin de hacerles entender que deben hacer caso.

Educando desde el amor y sin gritos

3. Disciplínalo en el momento

Cuando tengas que sancionarlo, hazlo a la brevedad posible y no lo retrases. Posponer el castigo solo te hará ver como un padre vulnerable y que cede a las peticiones del hijo. Claro está, no agregues castigo innecesario. Un castigo más severo no significa que sea más eficaz. Así que no aumentes el castigo, dale un tiempo prudencial para que tu hijo responda a la disciplina.

Cuando nos referimos a castigo, estamos hablando de un corrección que se le debe dar al hijo rebelde, sin necesidad de golpes ni gritos, solo cambiando la manera de proceder con nuestras órdenes y límites que imponemos, y dialogar con el niño para entablar un espacio de aprendizaje. Es importante evitar le chantaje y los juegos, ya que los niños aprenden esto como una forma de resolver sus problemas, y eso les perjudicará en su edad adulta.

No dejes de leer:
5 signos de que tu pareja no te permite alcanzar tus sueños

Para que un niño no sea desobediente, la disciplina es fundamental desde el principio. Veamos de que maneras puedes actuar dependiendo a la edad que tenga tu hijo.

4. ¿Cómo educar un niño de 4 años?

Necesitarás mantener la calma en sus rabietas. Cuando dejas de prestar atención a un comportamiento molesto, no debería haber una respuesta inmediata al niño. La primera vez que comienza a hacerlo, tu hijo puede llegar a hacer más rabietas o tirar más objetos de lo acostumbrado. Esto pasará pues está molesto porque su forma habitual de conseguir lo que quiere no está funcionando. Con el tiempo se dará cuenta que ya no le funciona, y empezará a eliminar esa conducta.

5. ¿Cómo educar un niño de 5 años?

Trasmítele entusiasmo, que  tu hijo vea lo emocionada que estás con su buen comportamiento. Esto ayudará a reafirmar en su cerebro que un buen comportamiento es más valioso que uno malo. Estudios recientes demuestran que cada niño responde de manera diferente.

6. ¿Cómo educar un hijo de 10 años?

Lo primero es reforzar el buen comportamiento. Por encima de todo, pon el consejo número 1 en práctica. Idealmente, deberás estar alabando el comportamiento positivo de tu hijo el 90 por ciento del tiempo, mientras que  el castigo sólo el 10 por ciento del tiempo. Observa el buen comportamiento de tu hijo y dale atención positiva. Cambiar tu comportamiento sin duda alguna cambiará el de tu hijo.

Sin duda, si pones en práctica estos consejos, el comportamiento de tu hijo mejorará cada día y poco a poco lo ayudarás a no convertirse en un adolescente rebelde.

Comparte esto: