Medicina natural Salud

6 maneras de manejar la ansiedad sin medicamentos

Hoy en día, el ritmo de vida tan acelerado ha creado una constante en la salud emocional de la gente: la ansiedad. La ansiedad es el producto de las exigencias actuales en el trabajo, en la familia, la escuela y vida en general. Lo peor de todo es que al consultar con un médico, inmediatamente te prescribirán ansiolíticos o antidepresivos para “corregir” el problema. Esto podría estar causando mucho daño y todavía seguir sufriendo de ansiedad. Manejar la ansiedad sin medicamentos es la mejor opción que puedes darle a tu salud mental y física.

manejar la ansiedad

6 maneras de manejar la ansiedad sin medicamentos

La ansiedad no es una enfermedad por deficiencia de Xanax. La mente y el cuerpo están implicados en la ansiedad, sin embargo, la ansiedad es, ante todo, un trastorno fisiológico; es decir, es un trastorno del cuerpo, no sólo la mente.

La buena noticia es que cambiar la fisiología de nuestro cuerpo es relativamente fácil de hacer.

Hay tanto que podemos hacer con la dieta y el estilo de vida para controlar la ansiedad, y gran parte de ello es más seguro y más eficaz que la medicación.

1. Mantener estable la glucemia

  • “No es una falta de respeto a la complejidad de la existencia señalar que la ansiedad es, a menudo, un bajo nivel de azúcar en la sangre y agotamiento.” – Alain de Botton
  • La dieta de hoy en día promueve una montaña rusa de azúcar en la sangre, y cada vez que estamos en el viaje hacia abajo, podemos sentir ansiedad.
  • Cuando nuestros niveles de azúcar en la sangre colapsan, nuestro cuerpo responde con una respuesta de estrés. Secretamos hormonas del estrés, el cortisol y la adrenalina, que le dicen a nuestro hígado que produzca más azúcar en la sangre para mantenernos vivos. La buena noticia: Nos quedamos con vida. La mala noticia: Esta respuesta de estrés hormonal se siente idéntica a la ansiedad.
  • Al estabilizar el azúcar en la sangre, se puede evitar esta respuesta al estrés y manejar la ansiedad disminuyéndola.

Así es como mantienes estable la glucemia:

manejar la ansiedad con aceite de coco

1. Come más proteínas y grasas saludables (por ejemplo, aceite de oliva, aceite de coco, mantequilla de animales criados en pastos).

2. Evitar el azúcar y los carbohidratos refinados.

3. Comer 3 comidas y 2 refrigerios diarios; no te saltes las comidas.

4. Toma una cucharada de aceite de coco al despertar, por la tarde y antes de acostarte; esto servirá como una red de seguridad de azúcar en la sangre  durante todo el día.

5. Siempre ten a mano un refrigerio (por ejemplo, frutos secos, huevos duros, chocolate negro, salmón salvaje, mantequilla de almendras).

No dejes de leer:
Síntomas que indican la presencia del colesterol alto

2. Haz una prueba sin cafeína

  • No hay que subestimar la relación entre la cafeína y la ansiedad.
  • Piensa en ello como esto: cuando estamos con cafeína, nuestro sistema nervioso está listo para pelear. Introduce un factor de estrés, y tendrás una respuesta de ansiedad a todo lo alto.
  • Si sufres de ansiedad, debes permanecer fuera de la cafeína.
  • Si reduces el consumo de forma gradual (café -> hal-caf (mitad cafeína mitad descafeinado) -> té negro -> té verde -> té de hierbas ) en el transcurso de una semana o dos, podrás evitar los síntomas de abstinencia. Después de unas semanas, es posible que te sorprenda ver que tu ansiedad ha disminuido, tu sueño ha mejorado, se ha estabilizado la energía, e incluso toleras mejor el estrés.
  • Si has tenido una prueba exitosa de cafeína, pero deseas volver a tener ese ritual de la mañana, considera hacer el té verde.

3. Sueño

Tener un sueño de buena calidad es tu mejor protección para manejar la ansiedad. Hay una calle de 2 vías entre la ansiedad y el sueño, la ansiedad provoca insomnio, y la falta de sueño nos hace vulnerables a la ansiedad.

La mejor manera de abordar esto es prepararnos para dormir mejor. Convenientemente, la manera de hacer esto se solapa con un enfoque general de la ansiedad. He aquí cómo:

  • Reduce o elimina la cafeína. Incluso si no tienes problemas para conciliar el sueño, la cafeína disminuye la calidad del sueño.
  • Mantén estable el azúcar en la sangre.
  • EL azúcar en la sangre interrumpe el sueño, causándote despertar por la noche.

4. Sana el intestino

manejar la ansiedad sanando intetsino

Existen estudios recientes sobre la relación entre la flora intestinal y el estado de ánimo. La bacteria en nuestro tracto digestivo tiene un profundo impacto en cómo nos sentimos y juegan un papel integral en los trastornos de ansiedad.

Aquí tienes cómo promover la flora intestinal sana y curar el intestino:

Evita lo que irrita el intestino: Alimentos: gluten, azúcar, aceites vegetales industriales, edulcorantes artificiales, alcohol. Algunos medicamentos: antiácidos, antibióticos, anticonceptivos orales (sólo realizar cambios bajo la estrecha supervisión de tu médico).

Añade lo que alivia el intestino: Alimentos fermentados: chucrut, kimchi, kvas de remolacha, pasta de miso, vinagre de manzana, kombucha, kéfir (si toleras los productos lácteos).

Tubérculos ricos en almidón: Las patatas dulces, plátano, malanga, yuca. Caldo de hueso. Suplementos: Toma un probióticos. Considera suplementos con glutamina y colágeno.

banquito squatty manejar la ansiedad

Crear las condiciones para sanar el intestino: Usar el squatty potty (banquito para defecar correctamente) para ir al baño, puede cambiar la vida. Duerme lo suficiente. Maneja el estrés con yoga, meditación, ejercicios de respiración, acupuntura, estar en la naturaleza o cualquier ejercicios que puedas hacer sin problemas.

No dejes de leer:
Masaje con ventosas y sus beneficios para la salud

Tratar las infecciones intestinales. Si sospecha que puede tener una infección crónica en el intestino, haz una evaluación con un profesional de la medicina integrativa o funcional.

5. Ejercicio

El ejercicio es la mejor medicina para manejar la ansiedad. Si luchas para hacer ejercicio con regularidad, olvida los campamentos de entrenamiento y triatlones.

Adquiere el hábito de mini entrenamientos. Haz pequeñas cantidades de ejercicio en tu sala de estar o tomar un breve paseo afuera. Sostenerlo es la clave. En general, párate más, siéntate menos, caminar siempre que sea posible.

El yoga y Tai Chi son particularmente beneficiosos para la ansiedad, pero lo más importante es encontrar algo que te guste.

6. Magnesio

El magnesio es el xanax de la madre naturaleza. Muchos de nosotros somos deficientes en magnesio, ya que nuestra comida se cultiva en suelos de magnesio empobrecido.

Se puede complementar con magnesio desde algunas maneras diferentes: Toma un baño de sales de Epsom. Toma un suplemento de magnesio quelado (por ejemplo, glicinato de magnesio). Prueba un gel tópico de magnesio.

La ansiedad tiene un impacto significativo en la calidad de vida. Mantener el azúcar en la sangre estable, reducir la cafeína, dormir lo suficiente, sanar el intestino, hacer algo de ejercicio y llenar el cuerpo con magnesio, son las tácticas de seguridad que recorren un largo camino hacia la reducción de la ansiedad.

Si manejar la ansiedad después de hacer estas recomendaciones en tu estilo de vida no te está funcionando, se recomienda tener una consulta con un profesional de salud mental calificado.

7. ¡Abraza, baila, ríe!

¿Sabías que el abrazo aumenta la oxitocina y disminuye la activación del centro del miedo en el cerebro? Si conoces a alguien de confianza que te le gusten los abrazos, ve y abrázalo. Asegúrate de que elegir a alguien que no sea reacio a tocar o abrazar, o de lo contrario se acaba de empeorar la forma de sentir.

Hay tantas maneras en que podemos fabricar químicos en nuestro cuerpo tan beneficiosos para cambiarnos el estado de ánimo, no sólo estar el abrazar, también el bailar, y el pasar un rato con alguien que siempre esté de buen humor y generando bromas que hagan reír.

Busca esos entornos, busca ese tipo de gente, verás que los resultados son sorprendentes.

Redacción de Vida Lúcida
Imagen de shutterstock