Salud

6 Razones poderosas para evitar la soja

6 Razones poderosas para evitar la soja

La soja es una legumbre de las consideradas transgénicas o genéticamente modificadas.
¿Qué es un transgénico? Son aquellos organismos vivos que han sido creados artificialmente al manipular sus genes. Se consigue aislando segmentos de ADN o material genético de un ser vivo para introducirlo en otro.

La soja es un alimento difícil de encasillar. Por lo que si se consume de forma moderada puede ser beneficiosa como sucede con otros muchos alimentos. Pero dado que aún no hay acuerdo sobre sus virtudes, aquí te mostramos algunas razones poderosas para evitar la soja.

1. La soja es un alimento transgénico porque se le introdujo un gen que consigue que la planta sea resistente a los efectos de los pesticidas. De tal modo que este tipo de productos pueden echarse sobre la soja sin dañarla, pero consiguiendo acabar con todas aquellas especies de plantas silvestres que bajen el rendimiento de su producción. Todo esto conlleva que se haya detectado en la soja altos niveles de pesticidas.

2.  Alergias. El maíz y la soja son dos de los alimentos de carácter vegetal que más han sufrido modificaciones en su ADN para hacerlos más resistentes a las plagas, las sequías o los herbicidas. Y estos cambios en el ADN de la planta hacen que la soja produzca intolerancia o alergia alimentaria en muchas personas sobre todo en niños.

No dejes de leer:
Nuestro año sin azúcar: una gran aventura familiar

3. Otro problema que encontramos en la soja son las isoflavonas y su alto contenido en estrógenos vegetales. Estos componentes vegetales tienen un efecto similar a las hormonas femeninas que son fundamentales durante el desarrollo de la mujer. Pero los altos niveles de estrógeno también están asociados con el desarrollo y la propagación del cáncer de mama, por lo que una mujer con cáncer podría recaer con una dieta basada en soja.
La soja es un alimento complicado, pues mientras que en unas mujeres el consumo de isoflavonas de soja es beneficiosa durante la menopausia, en otras el efecto es el contrario y empeora sus síntomas.

4. La soja puede provocar problemas hormonales en mujeres y hombres. En ellas genera alteraciones en sus ciclos menstruales y en ellos una disminución de la calidad del esperma. Tampoco es aconsejable dar leches o papillas a los niños y especialmente a las niñas que contengan soja, precisamente por el alto contenido en hormonas vegetales que presenta la soja.

5. El salvado y las cáscaras de las semillas de soja tienen un alto contenido en ácido fítico, que puede bloquear la absorción de minerales esenciales para nuestro organismo como es el caso del calcio, el hierro y el cinc, fundamentales para nuestros huesos, para evitar la anemia y para disponer de un buen sistema inmunológico respectivamente.

No dejes de leer:
Alimentos que te pueden hacer sentir más cansado

6. Déficit de atención. Además de todo esto, los productos elaborados con soja presentan más cantidad de manganeso y un exceso de éste en el organismo se relaciona directamente con el déficit de atención.

Redacción: Equipo de Vida Lúcida
Crédito de la imagen: Nicetoenv