Salud Salud mental

6 señales de un ataque de nervios que no debes ignorar

El término “ataque de nervios” se utiliza para describir una situación estresante en la cual una persona es temporalmente incapaz de funcionar normalmente. Puede ocurrir cuando el estrés se vuelve física y emocionalmente abrumador. El desglose nervioso no es un término médico, pero muchas personas lo usan para describir un colapso mental causado por depresión, ansiedad o estrés. Sigue leyendo para para estar alerta de cuándo puedes tú o alguien más, estar a punto de tener un ataque nervioso, y saber qué hacer.

ataque de nervios

6señales de alerta de un ataque de nervios

El estrés a largo plazo cobra factura en nuestros cuerpos y nuestras mentes. Hay un límite a cuánto podemos soportar. Al aprender a reconocer los signos de un ataque nervioso, puede ayudarte a obtener ayuda antes de llegar al fondo del colapso. Y para ti y para alguien cercano que está padeciendo de estos síntomas, es importante que consideres que nunca se debe menospreciar este estado, puesto que puede derivar a problemas de salud mental más severos.

1. Latidos irregulares del corazón previos a un ataque de nervios

Un colapso nervioso puede ir acompañado de un latido cardíaco irregular. Puedes sentir tu corazón latir contra tu pecho y será difícil respirar. También puedes empezar a sudar. Un ataque de pánico tiene síntomas similares a un colapso nervioso. Practica respiraciones profundas con inhalaciones y exhalaciones prolongadas, y haz estiramientos para abrir el pecho.

No dejes de leer:
La capacidad anti-cancerígena del plátano maduro

2. Falta de concentración

El estrés crónico afecta tu capacidad de atención y tu capacidad de concentración. La constante falta de concentración hace que sea difícil realizar las funciones normales todos los días. En casos severos, la hormona del estrés, el cortisol, puede afectar la memoria. Es importante reconocer cuando tus niveles de estrés están llegando a un nivel alto, y hacer un esfuerzo para reducirlos.

3. Dolores de cabeza por tensión

El estrés crónico también puede causar dolores de cabeza. La retención del estrés afecta el interior y el exterior del cuerpo. Los músculos del cuello y los hombros pueden volverse rígidos, y es posible que te notes más decaído. El estrés afecta a los músculos, especialmente alrededor de la cabeza y el área del cuello. Los dolores de cabeza de tensión constante, puede ser una señal de que tu estrés se vuelve abrumador.

4. Problemas de sueño

La falta de sueño es una de las causas más comunes de estrés mental. Sin un sueño adecuado, tu cuerpo y mente no son capaces de funcionar correctamente. Los síntomas del insomnio incluyen estar acostado pero despierto por largos periodos de tiempo antes de dormirte, intervalos cortos de sueño, estar despierto durante la mayor parte de la noche y la abrumadora sensación de no haber dormido en absoluto.

No dejes de leer:
Receta para un baño desintoxicante

5. Ansiedad como antesala a un ataque de nervios

La ansiedad ocasional es común. Para una persona con un trastorno de ansiedad, no es fácil de manejarlo. En cambio, empeora con el tiempo. La ansiedad constante puede interferir con las actividades diarias como el desempeño en el trabajo y las relaciones. Haz algo para bajar tus niveles de estrés, como yoga, ejercicio o encontrar una salida creativa, puede ser capaz de ayudar con su ansiedad.

6. Depresión

La depresión puede afectar severamente los pensamientos, el comportamiento, los sentimientos y el sentido del bienestar de una persona. También puede ser la causa subyacente de una crisis nerviosa. Si te siente desesperado o deprimido, tienes pensamientos inquietos o suicidas, es importante buscar ayuda profesional. La depresión no tratada puede conducir a problemas de salud mental y física.