Enfermedades Salud

6 signos de que padeces la enfermedad de Hashimoto o tiroiditis crónica

La enfermedad de Hashimoto o también conocida como tiroiditis de Hashimoto es una enfermedad autoinmune, un trastorno donde el sistema inmunológico se vuelve contra los propios tejidos del cuerpo. En las personas con Hashimoto, el sistema inmunológico ataca la tiroides. Esto puede llevar a sufrir de hipotiroidismo a quien la padece, una condición en la cual la tiroides no produce suficientes hormonas para las necesidades del cuerpo.

Mujer que padece la enfermedad de hashimoto

La glándula de la tiroides produce hormonas que controlan el metabolismo. Esto incluye la frecuencia cardíaca y la rapidez con que tu cuerpo procesa los alimentos que comes.

Causas de la tiroiditis de Hashimoto

La causa exacta de la tiroiditis de Hashimoto no se conoce, pero se cree que muchos factores desempeñan un papel muy importante en su aparición, estos son:

Los genes:

Las personas que padecen de la enfermedad de Hashimoto a menudo tienen miembros de la familia que sufren de la tiroides u otras enfermedades autoinmunes. Lo cual da a entender que existe cierta predisposición genética en la aparición de la tiroiditis autoinmune. La enfermedad de Hashimoto afecta aproximadamente siete veces más a mujeres que hombres, lo cual indica que las hormonas sexuales también pueden desempeñar un papel importante.

Además, algunas mujeres tienen problemas de tiroides durante el primer año después de tener un bebé. Aunque el problema generalmente desaparece, el 20% de estas mujeres podrá desarrollar con los años la enfermedad de Hashimoto.

Exceso de yodo:

Ciertas investigaciones sugieren que algunas drogas, además del exceso de yodo (un oligoelemento requerido por su cuerpo para producir hormonas tiroideas) pueden desencadenar la enfermedad de la tiroides en personas susceptibles.

No dejes de leer:
Leche de ajo: remedio efectivo para calmar la ciática

Exposición a la radiación:

Se han reportado incrementos de casos de la tiroiditis autoinmune en personas expuestas a radiación, por ejemplo, las bombas atómicas en Japón, el accidente nuclear de Chernobyl o el tratamiento de radiación para una forma de cáncer en la sangre llamada enfermedad de Hodgkin.

Síntomas de la tiroiditis de Hashimoto

Mujer con  tiroiditis crónica e inflamación en la zona de la garganta

Model.

Los síntomas de la enfermedad de Hashimoto pueden ser leves al principio, de hecho podrías tardar años en desarrollarlos. El primer signo de la enfermedad es a menudo una tiroides agrandada, llamada bocio. El bocio puede hacer que el frente de tu cuello se vea hinchado. Un bocio grande puede dificultarte la deglución o dicho en otras palabras el ingerir los alimentos o bebidas correctamente.

Si deseas saber si padeces de esta enfermedad, te sería muy útil leer estos 6 signos de la tiroiditis crónica:

  1. Aumento de peso
  2. Fatiga y cansancio crónico
  3. Dolor articular y muscular
  4. Estreñimiento
  5. Dificultad para quedar embarazada
  6. Períodos menstruales irregulares

Debido a que los síntomas de la tiroiditis de Hashimoto pueden ser similares a los de otras enfermedades, es importante consultar a tu médico para un diagnóstico acertado.

Complicaciones de la enfermedad de Hashimoto

Cuanto esta problemática no es debidamente tratada, puede traer aparejada una serie de complicaciones, como las mencionadas a continuación:

  • Agrandamiento de la glándula tiroides. En casos severos, la garganta se puede inflamar de tal manera que parece como si hubiera una pelota dentro. Ocasionalmente, un bocio grande puede interferir con la respiración o la deglución de los alimentos.
  • Problemas emocionales – Los bajos niveles de tiroides puede aumentar el riesgo de problemas de depresión y libido, como la reducción del deseo sexual.
  • Condiciones cardiacas – Los niveles bajos de las hormonas tiroideas permiten que los niveles de colesterol “malo” aumenten. Esto puede aumentar el riesgo de enfermedades del corazón, incluyendo ataques al corazón. En algunos casos, la enfermedad de Hashimoto causa otras afecciones cardiacas, como el agrandamiento del corazón o la insuficiencia cardíaca.
  • Defectos congénitos – El bebé de una mujer que no ha se tratado la enfermedad de Hashimoto corre el riesgo de varios defectos congénitos incluyendo paladar hendido y malformaciones cardíacas, renales o cerebrales.
No dejes de leer:
Cómo despejar los senos paranasales con la lengua y el pulgar en 20 segundos

Tratamientos para la tiroiditis de Hashimoto

No hay cura para la enfermedad de Hashimoto, pero la sustitución de hormonas con medicamentos puede regular tus niveles hormonales y restaurar tu metabolismo normal. El medicamento está disponible en varias dosis diferentes. La dosis exacta que tu médico te recete dependerá de varios factores, a saber:

  • Edad
  • Peso
  • Severidad del hipotiroidismo
  • Otros problemas de salud
  • Otros medicamentos que pueden interactuar con las hormonas tiroideas sintéticas

Recomendaciones

Una vez que inicies el tratamiento, tu médico te pedirá una prueba de laboratorio llamada prueba de hormona estimulante de la tiroides (TSH). Para monitorear la función tiroidea y poder asegurarse de que estás recibiendo la dosis correcta. Las hormonas tiroideas actúan muy lentamente en el cuerpo, pudiendo tomar unos meses para que los síntomas desaparezcan y tu bocio se contraiga. Sin embargo, si existen quistes grandes que no mejoran puede ser necesario quitar la glándula de la tiroides por completo.

Comparte esto: