Psicología Reflexiones

7 cosas que hacen las personas controladoras para tenerte bajo su control

Hoy en día no es nada difícil conocer a personas controladoras en donde quiera que encuentres. Parece que siempre son los que hacen los planes, eligen lo que todos van a hacer o lo que van a comer. A menudo están dando consejos no solicitados, diciendo que hagas algo “porque quiero que lo hagas”, o que no hagas algo porque “no quiero que hagas eso”.

una persona controladora

Qué hacen las personas controladoras para tenerte bajo su control

Las personas con personalidades que controlan a menudo tienen problemas de codependencia. Confían en su habilidad para controlar a los demás, para hacerse sentir más seguros y confiados. Una vez que una persona controladora te tiene bajo su hechizo, puede ser difícil salir.

Aquí hay siete cosas que las personalidades controladoras hacen para mantenerte debajo de ellos:

1. Una persona controladora siempre te critica

Las personas que controlan nunca están satisfecha con lo que otros están haciendo. Creen que su manera es la manera correcta y ellos saben mejor. Ellos constantemente critican todo lo que haces o no haces para hacerte saber que estás equivocado. Puede ser la ropa que usas, la comida que comes, la música que escuchas o incluso el lugar donde trabajas. Nada es suficientemente bueno para ellos.

2. Se vuelven cercanos a ti, y luego crean distancia

Esta es una táctica de manipulación utilizada para obtener el control final. Una vez que conoces a una persona controladora, su relación puede moverse rápidamente. Empiezan a hablar constantemente y pasan mucho tiempo juntos. Comienzas a confiar en su afecto. Cuando una persona que controla cree que tienes sentimientos por ellos, comienza a distanciarse, sólo para hacer que voltees tu cabeza, y para que te des cuenta de que los necesitas.

No dejes de leer:
5 signos de que sufres depresión y no lo sabes

3. Se enojan cuando haces preguntas

A la persona que controla no le gusta ser cuestionada. Ellos creen que siempre tienen razón. Si les pides que expliquen sus opiniones, razones o motivos, al instante se pondrán a la defensiva y molestos. La verdad es que no tienen una buena respuesta para ti. Simplemente quieren que sigas su palabra sin cuestionar.

4. Ellos usan la culpa para manipularte

Las personalidades que controlan son manipuladores expertos. Usan frases como, “Si me amas, lo harás …” o “Me haré daño si no lo haces …” Tratan de culparte para que sigas sus órdenes y hagas las cosas a su manera. Este es un signo de una relación tóxica que puede terminar en daño emocional.

5. No toleran las ideas o las opiniones de otros

Las personas controladoras tienen una mente extremadamente estrecha. Ellos piensan que siempre tienen la razón, por lo que no hay necesidad de otras ideas, creencias u opiniones. Carecen de tolerancia para con otras personas, especialmente para aquellos que defienden sus creencias, comparten sus opiniones o discrepan con ellos. Si no estás de acuerdo con ellos, estás equivocado y eso es todo. Su incapacidad para tolerar a otros hace que tengan pocos amigos o personas que les importan.

6. Hacen reglas sobre tu vida

Dado que insisten en saber lo que es mejor para ti, una persona que controla impondrá reglas sobre tu vida. Podrían exigir saber dónde estás y con quién estás en todo momento. Podrían prohibirte salir con compañeros de trabajo o ciertos amigos, o establecen una regla que debes responder inmediatamente cuando te llaman o escriben. Si alguna de estas “reglas” te suena familiar, hay una buena probabilidad de que estés con una persona controladora en tu vida.

No dejes de leer:
7 cosas que las mujeres sabias no exigen a su pareja

7. Te hacen sentir mal por ser tú mismo

Una vez que finalmente empiezas a reconocer los comportamientos de una persona controladora y te niegas a seguir sus reglas o a tomar decisiones basadas en sus opiniones, se enojarán. Te dirán que has cambiado y no les gusta la persona en la que te has convertido. Dicen que eres desagradecido. Una vez que sientan que su poder se escapa, dirán cualquier cosa y todo para hacerte sentir culpable. La verdad es que nunca debes dejar que nadie te diga quién eres o quién debes ser. Tú eres el único que debe estar en el control de tu vida y tu felicidad.

Comparte esto: