Psicología Relaciones de pareja

7 diferencias entre pasión y amor verdadero

Para el ojo inexperto, el amor y la pasión parecen ser uno y el mismo. En realidad, son cosas muy diferentes. Es más, contrariamente a la creencia popular, cada uno puede existir en ausencia total del otro. Entender esto es crucial para mantener una relación saludable y duradera. En este artículo vamos a explorar 7 diferencias claves entre la pasión y el amor verdadero.

diferencia-entre-amor-verdadero-y-pasion

7 diferencias entre pasión y amor verdadero

Aunque ambos casos, pasión y amor, se sienten bien, a los dos los definen cosas muy diferentes. Los dos traen una gran diferencia en significado que muy pocos o casi nadie, sabe distinguir. Seguro querrás saber bien sus diferencias para definir mejor lo que tú quieres en una relación.

1. La pasión puede destruir tu vida, el amor sólo la construye

Hay una razón por la que se defiende mucho esta frase: “lo hice en el calor de la pasión.”

La pasión te ciega. Te hace querer lanzar golpes, tener relaciones sexuales sin protección o hacer cualquier cantidad de otras cosas irresponsables. El amor, por otro lado, te hace pensar las cosas. El amor implica buscar lo que es mejor para ti y tu pareja en lugar de simplemente sacar una ola de hormonas sin pensar en las consecuencias.

2. La pasión viene y va, el amor permanece al final

La pasión existe en las relaciones basadas en el amor verdadero. Pero la pasión casi siempre se desvanece. Puede tomar semanas – puede incluso tomar meses. Pero eventualmente, cuando la pareja entra en etapas posteriores del amor, la naturaleza ciega de la pasión desaparece.

No dejes de leer:
Conoce qué son las relaciones tóxicas y descubre si estás adentro de una

De repente, la pareja ve defectos en el otro a lo que antes habían estado ciegos. En este punto, sólo el amor verdadero puede llevarlos adelante.

3. La pasión requiere hormonas, el amor requiere principios y habilidades

Para que exista la pasión, todo lo que necesitas son hormonas como la oxitocina y la vasopresina. Tu cerebro se encarga de eso.

Para que el amor exista, por otro lado, necesitas principios y habilidades como respeto, honestidad, comunicación y empatía. Es más, estos directores tienen que ser compatibles entre la pareja.

4. La pasión es inmediata, el amor toma tiempo para desarrollarse

La pasión – o “enamoramiento”- puede aparecer en momentos de conocer a alguien. Conoces a un chico o chica atractiva y de repente, no quieres nada más que pasar cada momento despertando con ellos. Es posible que incluso quieras lanzar la frase “te amo” en esos momentos.

Pero no te equivoques, no estás enamorado. Verás, el amor es algo que desarrollas mutuamente con alguien durante un período de tiempo lleno de desafíos y de conversaciones difíciles.

5. La pasión te hace querer mostrar, el amor niega la opinión de los demás

La pasión te ha estado haciendo pensar constantemente “¿esto es real?” Esto te hace querer buscar la aprobación y la validación de cualquier persona que te lo dé. En exhibiciones públicas exageradas de afecto, los interminableeeees selfies en las redes sociales mostrando tu “amor eterno.”

No dejes de leer:
Estudio revela reacción del cuerpo humano ante emociones

Sin embargo, cuando realmente estás enamorado, no necesitas ninguna validación. Has pasado por lo suficiente con tu pareja para reconocer que lo que tienes, es real.

amor-verdadero

6. La pasión se basa en la perfección, el amor se basa en la aceptación

La pasión es lo que sientes cuando estás saliendo con lo que parece ser la persona más perfecta que jamás hayas conocido. El amor es lo que sientes cuando todavía estás loco por esa persona después de descubrir que no son tan impecables – cuando sus verrugas (literales o figurativas) aparecen, por así decirlo.

7. La pasión puede existir con cualquier número de personas, el amor requiere una persona muy específica

Si deseas encontrar la pasión, sólo ve a un bar y busca la persona más atractiva de tu sexo preferido. Puedes hacer eso en cualquier ciudad o país y “tener éxito.” El amor, por supuesto, es mucho más difícil de conseguir.

La persona por la que desarrollas amor, tendrá cualidades y valores muy específicos. Su experiencia de vida será compatible con la tuya. Será débil en las áreas en las que eres fuerte, y viceversa.