Psicología Salud emocional

7 estrategias que reducen o detienen la parálisis del sueño

Cuando te duermes, tu cerebro hace que los músculos se relajen y se mantengan quietos. En alguien que sufre de parálisis del sueño, esta sensación ocurre mientras la persona está despierta. La parálisis del sueño puede ser aterradora; puedes estar despierto, pero no puedes moverte ni hablar. Un episodio puede durar segundos o minutos, causando miedo, ansiedad e incluso alucinaciones.

persona que sufre parálisis dle sueño

7 estrategias para prevenir la parálisis del sueño

Si alguna vez has experimentado parálisis del sueño, sabes lo aterrador que puede ser. Hay varias medidas preventivas que puedes tomar para evitar otro episodio como ese. Cuando encuentres el que sea adecuado para ti, puedes evitar volver a padecer la catalepsia.

1. Descartar condiciones médicas

La causa exacta de la parálisis del sueño es desconocida. Si ha experimentado múltiples episodios, es necesario realizar la consulta con un médico para descartar cualquier posible problema médico. Trabajar con un especialista en el sueño, para comprobar las condiciones neurológicas y el control de tus niveles hormonales y niveles de vitamina, todo en conjunto puede resultar muy beneficioso en la prevención de otro ataque.

2. Minimizar las interrupciones del sueño

La investigación ha demostrado que las interrupciones del sueño están relacionadas con la parálisis del sueño. En un estudio, los investigadores fueron capaces de manipular los cerebros de voluntarios sanos para experimentar la parálisis del sueño, pero despertarlos tan pronto como entraron en el sueño REM. Los resultados sugieren que las interrupciones frecuentes durante la noche pueden desencadenar un episodio . Apaga el teléfono por la noche, bloquea la luz externa y no te quedes dormido con el televisor encendido.

No dejes de leer:
6 causas ocultas del estrés y cómo superarlas

3. Establece un programa de sueño

Aunque la causa exacta es desconocida, los investigadores especulan que la falta de un programa de sueño puede ser una de las causas de la parálisis del sueño. Si constantemente vas a la cama y sueles despertar en diferentes momentos cada día, la falta de una rutina de sueño podría estar causando episodios de parálisis del sueño.

Crear un régimen de sueño que implique ir a la cama a la misma hora cada noche y despertar a la misma hora cada mañana. Esto ayudará a tu cuerpo a reconocer la cantidad de sueño que necesitas cada noche y cómo hacer la transición a través de las fases del sueño de manera más eficiente.

4. Ajusta tu posición de reposo

En la mayoría de los casos de parálisis del sueño, las personas que experimentan un episodio están durmiendo de espaldas. Para reducir las posibilidades de tener un episodio, duerme en una posición diferente a esta, puedes optar por dormir en la posición de lado o boca hacia abajo. Los investigadores no están seguros de por qué la mayoría de los episodios ocurren mientras una persona está durmiendo sobre su espalda, pero cambiar la posición de sueño podría ayudar a evitar que suceda.

5. Reducir el estrés

La ansiedad, el trauma y la depresión pueden aumentar el riesgo de parálisis del sueño . El estrés y la sobreactivación del sistema nervioso simpático pueden estar causando estos episodios de catalepsia. Hacer ejercicio con regularidad, meditar, leer un libro o tomar un baño de antes de acostarse pueden ser aliados para reducir el estrés. Reducirlo ayudará a mejorar la calidad del sueño, así como la calidad de vida en general.

No dejes de leer:
6 conductas que tienen las personas desagradecidas

6. Dormir más

Las personas que experimentan parálisis del sueño son a menudo aquella que se ven privados de un buen descanso cada noche. Cuando no duermes lo suficiente, tu cuerpo tiene dificultades para restablecer tu ritmo circadiano. En lugar de sentirte mental y físicamente rejuvenecido por la mañana, te sentirás enfermo, lento y constantemente fatigado. Lo recomendable es dormir entre 7 a 9 horas diarias.

7. Reduce el tabaco y el consumo de alcohol

La ingestión de nicotina, cafeína o alcohol con frecuencia – especialmente antes de acostarte – puede hacer que seas más propenso a la parálisis del sueño. Abandonarlos por completo, o por lo menos abstenerse varias horas antes de acostarte es muy recomendable. Si está tomando medicamentos, también puede estar causando esos episodios. Habla con tu médico para ver si el medicamento puede estar causando la parálisis del sueño y encuentra una plan, en conjunto con el especialista, para encontrar una solución alternativa.

Comparte esto: