Psicología Salud emocional

7 frases simples que desarman a la gente grosera

Cuando alguien es grosero contigo, es difícil no enojarse. Seguramente tu reacción inicial es a menudo ponerte a discutir con esa persona, pero si resistes los sentimientos de rabia y enojo, puedes responder a comentarios inapropiados y acusaciones groseras sin perder el autocontrol y con frases que dejarán “desarmada” a la otra persona. A continuación te mencionamos las frases más efectivas para conseguirlo.

Mujer contestando a una persona grosera con una frase que la desarma

Aquí hay siete frases simples que rápidamente desarman a las personas groseras

Muchas veces es mejor evitar los conflictos y deslindarnos de ellos haciendo oidos sordos, sin embargo es también válido y bueno poner en su lugar a quien ofende y es grosero, o no tiene tacto para expresarse, pero hacerlo de una manera inteligente nos ahorrará meternos en una discusión con personas necias, que muchas veces terminan desgastando o robando nuestra energía.

1. “Aprecio tu perspectiva”

Esta frase no siempre señalará el final de una conversación, pero dejará que la otra persona sepa que estás dispuesto a continuar la conversación si te tratan con respeto y consideran tus sentimientos. Si esto no funciona y la persona sigue siendo grosera, intenta con otra frase para poner fin a la conversación.

2. “¿Por qué me estás diciendo esto? ¿Qué esperas ganar?

Estas dos preguntas son eficaces en conjunto. Puedes utilizarlas cuando alguien intenta ponerte en una situación incómoda o te quiera provocar. Si contestas de manera también grosera, entrarás en un juego que es el que más les gusta a los groseros, sin embargo con estas frases le das la oportunidad de redimirse, o marcharse.

No dejes de leer:
10 Reflexiones para enfrentar la manía de querer tener todo bajo control

3. “¿Te gusta ser grosero?”

Alguien que es constantemente grosero, ni siquiera se da cuenta de que están siendo desagradable casi todo el tiempo. El uso de esta frase puede detener a una persona grosera de inmediato. Puede hacer que hagan un paso atrás y reconozcan su comportamiento descortés.

4. “Siempre tienes algo negativo que decir, ¿no?”

Esta frase funciona de manera similar a la frase anterior. Puede lograr que la otra persona se ponga a reevaluar su comportamiento y piense por qué está actuando de esa manera. También puede alentarlos a reconsiderar lo que dicen en el futuro y que aprendan a comportarse de una manera más cortés.

5. “Gracias”

Decir “gracias” suena simple, pero puede cambiar el curso de la conversación. Puede mostrar a la otra persona que no estás enojado y desarmarla ya que muchas veces ellos esperan provocar y causar rabia en sus víctimas. Las personas groseras disfrutan cuando otros se enojan y se vuelven descorteses. El permanecer cortés significa que reconoces el comportamiento grosero de la otra persona y has decidido no dejar que te afecte.

6. “Estás hiriendo mis sentimientos”

A veces la mejor manera de llegar a alguien que está siendo grosero es explicarles que te están lastimando. Hazle saber lo que no te gusta exactamente de sus palabras y por qué te ofende. Al hacer esto, serás capaz de protegerte de comentarios inapropiados y groseros en el futuro. Si la persona persiste, ya tienes la certeza de que no es buena su compañía, ni debe preocuparte si entiende o no tu frase.

7. “Creo que deberíamos detener esta conversación ahora”

Por desgracia, la gente grosera no siempre se preocupa por quien perjudica ni cómo perjudica, ya que suelen tener un comportamiento muy necio. Si le muestras tus sentimientos y lo que te ocasiona, y es no los detiene, esta frase lo hará. El uso de esta frase les hará saber que no aprecias la conversación y que no quieres ser parte de ella. Con suerte, la otra persona pensará dos veces antes de decir algo ofensivo la próxima vez.

No dejes de leer:
10 consejos para dejar ir el pasado y abrazar el futuro.