Cocina Recetas

7 mantequillas saludables para disfrutar tus comidas

La mantequilla es un aditivo que ayuda a mejorar el sabor y la elaboración de los alimentos. Pero desde hace años su cuestionada fabricación ha mantenido el debate si su consumo es saludable o no, principalmente por la elevada cantidad de calorías. Esta última afirmación es verídica, pero se ha demostrado que el consumo moderado de estas mantequillas saludables no supone riesgos al aumento de peso, y además pueden contribuir en mejorar la salud.

deliciosas mantequillas saludables

Las mejores mantequillas saludables

Existen diversas mantequillas saludables para disfrutar tus comidas y aun así mantener una salud  óptima. La mantequilla más utilizada es la que se fabrica a partir de la leche cruda de la vaca, pero las alternativas que se presentan a continuación son igualmente deliciosas y saludables, incluso aportan más beneficios a la salud.

Mantequilla de coco

El uso de los beneficios del coco a ganado notoriedad en estos últimos años, como un sustituto perfecto de las grasas vegetas que lo único que hacen en aumentar los triglicéridos en el organismo. El sabor de la mantequilla de coco es agradable y suele ser perfecta para cualquier tipo de receta que requiera mantequilla. Es abundante en ácidos grasos de cadena ligera y por tanto son sencillos de degradar.

Ingredientes y preparación

Se necesita 4 tazas de coco deshidratado, 200 gramos son suficientes. Se empieza introduciendo el coco en la licuadora. Seguidamente se empieza a batir durante unos 10 minutos hasta que se vea una crema consistente. El producto listo se agrega a un recipiente y se deja en el refrigerador para su conservación y listo, puede ser utilizada cuando se desee.

Mantequilla de avellanas

Una mantequilla saludable que puede ser utiliza en las comidas y darle un sabor exquisito. Contiene vitamina E, hidratos y proteínas, minerales como fósforo, hierro y potasio. Además de vitaminas de tipo B, B2, B3, B6 y B9.

mantequilla de avellanas

Ingredientes y  preparación

Se requiere 1 taza de avellanas tostadas, máximo 130 gramos. El primer paso es introducir la avellana en una licuadora, batir por unos 10 minutos hasta que quede como una crema. Para que el proceso de licuar sea más sencillo conviene hacer pausas cortas. El producto final se deja en un recipiente de vidrio en el refrigerador, se puede conservar hasta por cuatro semanas.

No dejes de leer:
Receta casera para preparar mermelada de aloe vera

Mantequilla de maní

Este tipo de mantequilla ya se ha ganado la aceptación en la mayoría de países, y no es para menos, se trata de una elección sana y nutritiva. Contiene antioxidantes, ácidos grasos esenciales omega 3 y vitaminas, todas estas propiedades efectivas para reducir el estrés oxidativo.

mantequilla de maní

Ingredientes y preparación

El único ingrediente es 450 o 500 gramos de maní natural y también se le pueden añadir otros ingredientes, como sal marina y miel de abeja. Para su elaboración se introduce el maní en el batidor y por diez minutos se mezcla hasta obtener una crema libre de grumos. Al finalizar se resguarda en un frasco de vidrio y se almacena a temperatura ambiente para que se utilice cuando sea necesario. Puedes consultar aquí una receta más elaborada de mantequilla de maní y conocer todos sus beneficios.

Mantequilla de almendras

Las propiedades y beneficios de las almendras no podría faltar en el listado de mantequillas saludables. Las almendras son frutos secos que complementan la dieta gracias a su cantidad de antioxidantes que combaten los radicales libres. Su sencillez en elaboración y efectividad en salud la convierten en una opción más que aceptable.

mantequilla de almendras

Cómo elaborar esta mantequilla saludable

310 gramos de almendras y 1 pizca de sal. Se empieza precalentando el horno a 200 °C, seguidamente se colocan las almendras sobre una bandeja y se lleva al horno y se dejan allí hasta que queden bien doradas. Ahora se dejan enfriar y se llevan al procesador de alimentos, en este proceso se les agrega sal y se bate de 5 a 15 minutos hasta obtener la mantequilla. Finalmente se vierte en un recipiente y se deja en el refrigerador hasta su consumo. Te invitamos a consultar también esta otra receta de mantequilla de almendras.

Mantequilla de calabaza

Además de ser una hortaliza deliciosa, es rica en vitaminas, minerales y antioxidantes que ayudan a fortalecer las defensas el cuerpo. La mantequilla de calabaza se fabrica a partir de su pulpa y esto la hace nutritiva, sana y baja en grasas, ideal para combinar con los alimentos.

No dejes de leer:
Cómo hacer malvaviscos de manera saludable

saludable mantequilla de calabaza

Preparación de la mantequilla

Se necesita 200 gramos de puré de calabaza, 200 gramos de mantequilla de maní casera, sin azúcar o sal. 2 cucharadas de especias (canela, nuez moscada, jengibre, clavo de olor) y 4 cucharadas de miel pura.

Se inicia introduciendo todos los ingredientes en una licuadora y se bate por unos 10 minutos hasta que se obtenga una mezcla libre de bocados. En este punto ya está lista, ahora se deja en un recipiente de vidrio y se mete al refrigerador para que dure por más tiempo. Puedes consultar aquí como elaborar mantequilla de calaba casera.

Mantequilla de anacardo

mantequilla de anacardo

Es una de las mantequillas saludables más ricas y de sabor relativamente dulce. Para su preparación se necesita 250 gramos de anacardos. Se empieza agregando los anacardos en la licuadora y se mezcla por dos o tres minutos, se detiene un minuto y se vuelve a mezclar por otros tres minutos. Se repite el proceso unas cuatro veces hasta que quede una crema espesa. En este punto ya se puede degustar, si se desea se puede conservar en el refrigerador.

Mantequilla de ajo

mantequilla de ajo

El ajo contiene manganeso, vitamina C y B6, además de selenio y fibra, ideales para mantener un metabolismo rápido. Su sabor es agradable y puede usarse para bocadillos, sándwich y panecillos. Para su preparación se requiere 4 dientes de ajo, sal marina, pimienta blanca molida y una cucharada de limón. En un recipiente se agrega el ajo pelado, la sal, el limón y la pimienta y se mezclan hasta tener una crema suave. Se resguarda en el refrigerador para conservarla.

Otras alternativas saludables

Redacción: Equipo de Vida Lúcida
Imágenes: Shutterstock