Bajar de peso

Maneras de bajar de peso sin hacer ejercicio

Maneras de bajar de peso sin hacer ejercicio

La batalla para perder peso tiene muchos frentes y casi todos son muy duros y difíciles, implican sacrificadas dietas y muchos ejercicios. Pero hay otros caminos que nos pueden ayudar a bajar de peso gradualmente sin mucho esfuerzo. Conozcamos 8 maneras de bajar de peso sin hacer ejercicio.

Con este artículo no pretendemos indicar que se deba evitar la actividad física y las rutinas de ejercicios para lograr bajar de peso, sino que se está mencionando cuáles son los factores que permiten bajar de peso que no están ligados al ejercicio y muchas veces, los desconocemos o empleamos de manera errónea.

Maneras de bajar de peso sin hacer ejercicio

Bajar las luces
Un reciente estudio de la Universidad de Cornell, descubrió que muchos hábitos alimenticios están relacionados con la intensidad de la luz; las personas puestas a prueba en este estudio consumieron más calorías con las luces más fuertes, en cambio los que tenían luz tenue consumían menos calorías. Los estudiosos coinciden que las luces fluorescentes fuertes incitan a comer de más.

Bebe en vasos rectos
Aunque suene extraño, un estudio realizado en Gran Bretaña, descubrió que las personas que beben en vasos curvilíneos beben hasta 60% más alcohol, jugos y bebidas azucaradas (gaseosas y energizantes), que los que lo hacen en vasos rectos. Al parecer la forma del vaso invita al subconsciente a seguir bebiendo.

No dejes de leer:
Porqué el vinagre de manzana ayuda a perder peso

Dormir más (las horas necesarias)
No es secreto que los hábitos al dormir afectan nuestra alimentación. Un reciente estudio de la Clínica Mayo, descubrió que las personas que dormían tan solo 6 horas consumían más de 500 calorías al día de las que dormían 8 horas. La falta de sueño aumenta los niveles de la grelina, conocida como la hormona del apetito.

Más maneras de bajar de peso sin hacer ejercicio

No decir “No puedo”
Aunque suene contradictorio decir que no queremos comer nos hará comer más de la cuenta. Un reciente estudio descubrió que el 64% de los del “no puedo”, terminaron comiendo. Si usted ve el comer como un castigo y dice que no lo puede hacer, lo más seguro es que termine comiendo algo que no es saludable.

No pensar como “flaco”
Cuando empezamos una dieta para perder peso, pensamos casi siempre en el sobre peso y que estamos gordos. La psicóloga Susan Albers, de la Clínica Cleveland, autora de “Eating mindfully and 50 ways” (“50 formas de comer conscientemente”), explica que la mentalidad juega un papel muy importante en nuestra alimentación y que si pensamos como flacos nos predisponemos a serlo.

No mirar el azúcar
Dicen que la comida entra por los ojos, y es verdad. Ya son varios los estudios que establecen que si observamos la comida hacemos una suerte de escáner cerebral que nos incita a comer más. Sin embargo si evadimos de ver comidas apetitosas (hasta en fotografía), seremos menos vulnerables a los antojos. Aquí cabría la frase: “Ojos que no ven, estómago que no siente”.

No dejes de leer:
Limpiar el hígado para bajar de peso

Beber agua
Este es otro de los trucos más populares para no comer más de la cuenta. Beber agua antes de cada comida nos dará la sensación de satisfacción, pero lo que es mejor evitará que comamos alimentos ricos en grasas. Maneras adecuadas de tomar agua.

No pensar en comida
Si fantaseamos con la comida y pensamos en lo que vamos a almorzar, lo único que lograremos es despertar la hormona grelina (hormona del apetito), lo que indudablemente nos hará comer mucho más. Evita pensar en comida y en lo que vas a comer, puedes trabajar en tu autoestima, o enfocarte en las metas que quieras alcanzar para conseguir enfocar tu mente en algo aparte de la comida.