Salud

9 Causas del dolor de estómago

Chica dolor de estómago

¿Sufres de dolor de estómago habitualmente?

Casi todo hemos tenido un dolor de estómago en algún momento. Pero, en realidad, cualquier órgano en el abdomen podría ser el culpable, no sólo el estómago y puede tener diferentes causas cada uno de estos dolores abdominales.

Cuáles son las causas del dolor de estómago

Te invitamos a leer algunas de las causas del dolor de estómago que como mencionamos anteriormente, pueden ser diversas, sin embargo, nunca dejes de hacerte las pruebas pertinentes consultando al especialista de tu confianza para esclarecer el panorama.

Parásitos

Nadie quiere pensar que los síntomas estomacales son debido a un gusano parásito u otra criatura. Pero sucede.

Hay muchos tipos de parásitos, pero los más comúnes en norteamérica, son el Giardia y el Cryptosporidium, que se pueden obtener por nadar en piscinas o lagos contaminados o beber agua contaminada. (O en algunos brotes en sidra sin pasteurizar). La pequeño protozoario causa calambres, diarrea y náuseas alrededor de 2 a 10 días después de la exposición (por Crypto) o de 1 a 3 semanas más tarde (por Giardia). Otros tipos de parásitos se pueden recoger en la comida cocida o contaminada.

Apendicitis

La mayoría de las personas que tienen apendicitis, una inflamación del apéndice, experimentan dolor repentino que es bastante malo como para justificar un viaje a la sala de emergencias.

La apendicitis es más común en niños y adultos jóvenes (aunque puede ocurrir a los adultos mayores) y por lo general comienza con dolor en la mitad del abdomen, progresando en la parte inferior derecha del abdomen.

Si no se retira el apéndice, puede romperse, dando lugar a peritonitis potencialmente mortales.

Úlceras estomacales

La enfermedad de úlcera péptica, o úlceras en el estómago y el duodeno (la primera parte del intestino delgado), es una fuente común de dolor abdominal, dice el Dr. Alaradi.

El dolor de estómago por lo general ataca la zona abdominal medio-superior y, a veces se produce después de las comidas, añade. Las personas con úlceras duodenales pueden despertar en medio de la noche debido al dolor.

No dejes de leer:
Remedios caseros para los sabañones.

Medicamentos Antiinflamatorios No Esteroideos (NSAID) y las bacterias Helicobacter pylori (H. pylori) son las principales causas. Los antibióticos y medicamentos para suprimir el ácido se utilizan a menudo para tratar las úlceras causadas por bacterias.

Demasiado chicle sin azúcar

Si consumes demasiado sorbitol, que se encuentra en algunos productos sin azúcar, puede causar dolor y diarrea. De acuerdo con un artículo del 2008 en BMJ, una mujer de 21 años de edad, tuvo una pérdida de 11 libras de peso, dolor abdominal y diarrea (tantos como 12 deposiciones al día) por mascar unos 16 chicles al día.

Un hombre de 46 años de edad, presentaba síntomas similares después de masticar alrededor de chicles sin azúcar y comer 20 dulces que contienen sorbitol al día.

Estrés

El estrés puede causar dolores de cabeza, presión arterial alta, insomnio y, sí, problemas de abdomen. La depresión se ha relacionado con problemas digestivos (incluyendo pérdida de apetito y pérdida de peso), así como el síndrome del intestino irritable. La relación parece ir en ambos sentidos, según un estudio publicado en 2012 en la revista Gut.

En otras palabras, la depresión puede ser la causa de los dolores de estómago, pero el dolor abdominal constante puede llevar tan fácilmente a la depresión y la ansiedad.

Intoxicación alimentaria

La intoxicación alimentaria por virus o bacterias puede causar dolor abdominal, junto con diarrea y vómitos. Muchos brotes de intoxicación alimentaria se han visto en los últimos años en norteamérica, incluyendo 20 personas en 7 estados que recogieron Salmonella de la carne de vaca contaminada en 2011.

En casos raros, la intoxicación alimentaria puede ser graves y mortal. En general, los síntomas de la intoxicación alimentaria suelen durar alrededor de 1-2 días, dice el Dr. Alaradi.

Sin embargo, si tienes la gastroenteritis viral, una infección estomacal de alimentos o por otra persona, puede durar un poco más.

No dejes de leer:
Por qué nos afecta la inflamación

La enfermedad inflamatoria intestinal

La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) es una inflamación en el interior del intestino delgado o grueso, el Dr. Alaradi explica. Se incluye la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

La inflamación de la EII puede causar cicatrices y bloqueo, que puede dar lugar a dolor abdominal junto con diarrea y sangrado rectal. Los síntomas son crónicos, pero pueden estallar y desaparecer en ciclos, por lo que es a veces difícil de diagnosticar.

La EII debe ser monitoreads de cerca, ya que puede conducir a problemas más graves, incluso cáncer, más tarde en la vida.

Síndrome del intestino irritable

Síndrome del intestino irritable (IBS) no es lo mismo que la enfermedad inflamatoria intestinal. Aunque el SII también puede dar lugar a dolor abdominal crónico y cambios en las deposiciones (tales como estreñimiento y diarrea alternantes), no es una condición inflamatoria y nunca implica sangrado rectal, dice el Dr. Alaradi.

Generalmente afecta a más mujeres que hombres, se considera menos grave que la EII, y puede ser administrada a través del tratamiento de los síntomas.

Y a diferencia de la EII, el SII nunca progresa en condiciones más graves, como el cáncer, dice el Dr. Alaradi.

Cáncer

Es raro, pero el cáncer en cualquiera de los órganos ubicados en el abdomen, el hígado, el páncreas, el estómago, la vesícula biliar o los ovarios, puede causar dolor de estómago, pero por lo general sólo en las etapas posteriores, dice el Dr. Alaradi.

Y por lo general hay otros síntomas, como pérdida de apetito, pérdida de peso, vómitos persistentes, hinchazón persistente del abdomen, y los cambios recientes en los hábitos intestinales. “Si una persona va al baño una vez al día y que ha cambiado en las últimas semanas a una cada tres o cuatro días, merece atención,” dice el Dr. Alaradi.

Ver además de estas causas 9 Posibles razones de porqué te duele el estómago

Investigación y redacción: equipo de Vida Lúcida