permacultura

9 consejos para comenzar un huerto en casa.

huerto en casa

Para comenzar un huerto en casa es necesario contar primeramente con la necesidad de aprovechar los beneficios de un huertos y la comodidad de disponer de alimentos en nuestra propia casa. Es el principio de la autosuficiencia, pero para ello deberás seguir una serie de consejos que te ahyudaran a comenzar, ya que tener el huerto en casa será un trabajo diario.

Qué necesitamos para tener un huerto en casa

Primeramente es indispensable contar con un espacio que se pueda adaptar a las exigencia de un huerto moderado o pequeño, pero que necesita una cirta cantidad de espacio, contar con la llegada de una buena iluminación solar es otro de los puntos necesarios para comenzar el huerto en casa.

Además de estos indispensables requisitos primarios, contar con los materiales necesario, aprender sobre el tiempo de cosecha y cultivo de las diferentes plantas que tendrá nuestro huerto en casa es muy importante, para saber cómo regar, y cuales son las necesidades de cada planta.

1. Disponer de los contenedores apropiados:

Su tamaño va a depender de lo que quieras cultivar; existen muchos tipos: macetas, jardineras, mesas de cultivo, los hay también textiles… pero lo más importante es que sean ligeros para que se puedan mover fácilmente y que tengan un buen sistema de drenaje para eliminar el exceso de agua de riego.

No dejes de leer:
Cómo no afectar nuestras plantas con un riego inadecuado

2. Sol y la iluminación necesaria:

La mejor orientación para un balcón, terraza, ventana o patio es la sur, suroeste. Las plantas deben gozar de un mínimo de 8-10 horas de sol (o cuatro de luz directa) para que crezcan sanas y fuertes.

3. Planifica el espacio:

Ten presente la superficie que se va a ocupar, la capacidad y la distribución de los contenedores; se evita así, por ejemplo, sobrecargar el balcón o ventana. Coloca las plantas bajas delante de las altas para aprovechar mejor las horas de sol. De esta manera, coloca, por ejemplo, la lechuga en macetas por delante de los tomates o las judías.

4. Utiliza los sustratos adecuados:

Las hortalizas necesitan un sustrato rico en nutrientes para crecer y dar fruto. Los expertos aconsejan sustratos orgánicos ligeros porque retienen bien el agua y los nutrientes, además de servir de ‘soporte’ para el crecimiento de las plantas.

5. Escoge bien el sistema de riego:

En una terraza puedes instalar un sistema de riego automático, pero si esto no es posible, procura tener un fácil acceso a un grifo para regar sin grandes inconvenientes. La regadera de toda la vida o una goma de regar serán suficientes.

6. Frecuencia y cantidad de agua:

La frecuencia de riego y la cantidad de agua va a depender de la época del año (verano o invierno), pero ten presente que siempre es mejor mantener la humedad, es decir, regar más frecuentemente pero menor cantidad.

No dejes de leer:
Haz tu propia compostera giratoria.

7. Autoconsumo:

Para asegurar un buen rendimiento de tu huerto, lo mejor es diversificar el cultivo, en pocas cantidades y escalando las cosechas. Una de las ventajas de cultivar en casa es que podemos adecuar los cultivos a nuestras propias necesidades de consumo.

8. Combinar cultivos de distintas especies:

la variedad de cultivos es grande. Para quienes son principiantes se recomienda probar con: cebollas, ajos, espinacas, rábanos, lechuga, plantas aromáticas, por ejemplo.

9. Control de plagas:

es un aspecto importante a tener cuenta. Para todos aquellos que quieran iniciarse en esto de la ‘agricultura casera’ es recomendable que acudan a los plantones en lugar de a las semillas, porque aquellos son bastantes más resistentes a las plagas.